Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A BC MARTES 17 D E O C T U B R E D E 1933. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 3 También se averiguó que la niña víctima de este extraño suceso se llamaba Carmen Ramírez Díaz. Hasta la fecha no ha sido posible dar con los desconocidos, que l a con dujeron al Hospital. mente el arma contra sí y disparándose un tiro en la cabeza. Entre varios transeúntes y otras personas que acudieron al ruido de las detonaciones trasladaron a los dos heridos al E q u i po Quirúrgico el Centro y a la casa de M a d r i d al día socorro del distrito de Palacio, donde amUna jornada fecunda en disertaciones fué bos ingresaron cadáveres. la del domingo. En el cine del Callao fué Según los datos que hemos podido adquisolemnemente inaugurada la Semana Social, rir, parece ser que el matador debía sufrir y en su primera sesión pronunció un hermohace algún tiempo algún trastorno mental, so discurso el Dr. Eijo, obispo de la dióceproducido por la falta de trabajo, a pesar sis. En el Monumental Cinema se celebró de hacer tiempo que había terminado l a cauna conferencia política para derechas y rrera de arquitecto. disertó brillantemente el Sr. Gil Robles, y Dos choferes taxistas, con los números terminado el acto surgieron algunos inci 27.544 y 23.909, Miguel Tines y Miguel dentes callejeros, provocados por algunos Castañeda, testigos presenciales del hech Í, ciudadanos Nerones, de los que defienden la han declarado lo que dejamos dicho en anlibertad de los que piensen como ellos; si teriores párrafos. E l revólver fué recogido no, no. en el lugar del suceso por agentes de la auEn el Cine de la Opera dirigió la palabra toridad. d los conservadores republicanos D. Miguel Don Manuel Martínez Hoyueles, hijo- del Maura, que, como el progresista de marras, señor Martínez Ángel, ha manifestado que usó del ¡Unámonos, unámonos! para que- el agresor había pedido en distintas veces mar conventos y suspender Ayuntamientos. trabajo a su padre, sin que éste se lo pudieConsumieron elocuencia asambleísta los fera dar y que su padre había sido presidente derales por un lado, y los asañistas por otro. del Colegio de Arquitectos de M a d r i d y voEn otro orden de ideas abrió sus sesiones cal en un concurso del Ayuntamiento. Este la Asamblea, Nacional Farmacéutica, celeconcurso, según versiones que hemos pobróse un mitin de inquilinos, ¡uno más! y dido recoger, aunque no oficialmente, ha deotro los obreros del ramo de construcción en bido ser el origen del suceso de hoy, pues favor de los parados en las obras subterrásegún parece el Sr. L i l l o suponía que no neas de la Castellana, sistema, Prieto. había obtenido la plaza concursada por culPor ser el tiempo todo lo espléndido que pa del muerto y debió en su extravío conDios manda al otoño madrileño, la gente docebir la idea de la venganza. minguera disfrutó lo imponderable escalan D o n Manuel L i l l o vivía, como hemos d i do la cercana Sierra, o irrumpiendo en parcho antes, en Barquillo número 39 en unión ques y paseos, o asistiendo por la mañana de su madre y una hermana llamada E m i al Parral, donde los sevillanos pudieron a lia. Esta señorita ha manifestado que su los madrileños en un encuentro balompédico, hermano estaba desde hace tiempo preocuy por la tarde al campo de Valle cas, y en pado, lamentándose de no encontrar trabaotro partido, que dejó empatados al Madrid jo, a pesar del tiempo que. hacía de haber y al Athletic; o, en fin, asistiendo a una coterminado la carrera. Su preocupación era rrida, en la que los hermanos Bienvenida constante y recuerda que h a muy pocos días merecieron bien de la clientela. esta preocupación llegó a inquietarla, pue? Nota trágica dmninical, la de una niña oyó a su hermano decir que todo el mund: atropellada, por una camioneta en el Retiro. parecía que se había confabulado contra él Doblemente trágica fué la de ayer, puesto y en términos poco tranquilizadores. que al asesinato siguió él suicidio del mataE l Juzgado de guardia se personó en el dor. La víctima era persona honorable y lugar del suceso y en los dos centros benéprestigiosa, arquitecto de profesión, y tamficos realizó las diligencias oportunas, ordebién arquitecto y joven perturbado, el crinando el traslado de los cadáveres al Depóminal sito judicial. Madrid estrenó gobernador civil. Le dieron posesión sus jerárquicos superiores, y U n o s d e s c o n o c i d o s dejan mediaron los obligados discursos de rúbrica. Asamblea del día: la de Unificación del el cadáver d e u n a niña e n Derecho Penal y la del partido de Acción Republicana. el H o s p i t a l y d e s a p a r e c e n De política, la electoral; aumenta la fiebre. E l domingo último, cuando. pasaba por el De la vida artística, un concierto de múpaseo de la Chopera el tanque 15 del servisica de cámara en la Comedia para la Asocio de riegos del Ayuntamiento, alcanzó con ciación de Cultura Musical. una de las aletas a una niña que en aquel Estrenos, ya se sabe, y más siendo himomento intentaba cruzar el paseo. Seguipes, en los cines. damente el conductor del vehículo, Germán La noche, piropeada por, serepps y trasPezuela, y el manguero Francisco Mencía, nochadores. -AEMECE. que le acompañaba, se apresuraron a recoger a la pequeña, apreciándole una herida U n a r q u i t e c t o mata a o t r o en la cara y otra en una pierna, que juzgaron no ser de gravedad. S i n embargo, amy se s u i c i d a bos se dispusieron a conducir a la niña a la casa de socorro del distrito, pero en tal M a d r i d 16, 3 tarde. Esta mañana, en la momento se presentaron en el lugar del suplaza de España, se ha desarrollado un sanceso unos desconocidos, los cuales se hiciegriento suceso, del que han sido víctimas ron cargo de ella, llevándosela en un taxi. dos conocidos arquitectos de M a d r i d Germán y Francisco, que en un princiA las diez y media próximamente, don pio creyeron que los citados desconocidos Manuel Martínez Ángel, de sesenta y siete eran familiares de la niña atropellada, tuaños, de Madrid, director de la Compañía vieron luego la sospecha de que se tratara de. Asturiana de Miuas y domiciliado en l a plaalgunos maleantes, porque comenzaron a llaza de España número 7, se hallaba esperanmar a diversas clínicas y casas de socorro, do en la parada de los autobuses, cuando lleen ninguna de las cuales se les pudo dar gó el arquitecto D Manuel L i l l o Callejo i, razón de la niña herida. Entonces decidiede treinta y dos años, domiciliado cu Ba. ron poner el hecho en conocimiento de la quüío número 39. Este último, sin mediar Policía, la cual logró averiguar que la repalabra, disparó por la espalda un tiro soferida niña, ya cadáver, había sido dejada en bre el primero, que le hizo caer a tierra; cuando se hallaba de rodillas, el agresor le el Hospital General por unos desconocidos. feparó dos tiros más, wlyi dq nmediat que- luego- desaparecieron JNFORMAC 1 ONES DE MADRID 1 i LA ASAMBLEA D E A C CIÓN REPUBLICANA llrí discurso del señor Azaña M a d r i d 17. A y e r tarde prosiguió en el teatro María Guerrero l a Asamblea del partido de Acción Republicana, acto en el cual pronunció un discurso D M a n u d Azaña. Con tal motivo el teatro se vio ocupado por los correligionarios de M a d r i d y provincias que asisten a la Asamblea. E l Sr. Azaña habló largamente, definiendo, según su tendencia favorita, conceptos generales de derecho público, conio Estado, nación, República, etc. Y explicó ampliamente cuál es la misión de l a República, en relación con el espíritu español, al cual debe dar profundidad, toda vez que está yerto, y obligando al ciudadano a tomar la vida ea serio. Declaró que l a política no se hace para una persona, n i para dos, n i para un corro, n i para una muchedumbre, sino para el pueblo. L a nación es el sujeto de la vida política española, y también el objeto. Nadie debe sentirse distanciado de su nación, aunque sus caracteres personales luchen contra el ambiente, debiendo todos comprender que el que triunfe en cualquier aspecto de l a vida se lo debe a su pueblo, sin el cual no hubiera sido nada. Calificó a España de país mesianista, que confunde a los héroes con los mandones, pues a juicio del orador el héroe no es el que subyuga a los demás, sino aquel que acierte a introducir en los valores del mando un valor español, que hace siglos no se produce. S u pasión es que vuelva a cruzar J a His- i toria un rayo de l a civilización española. Después de discurrir largamente sobre te- mas parecidos, pasó a tratar de otros más concretos, diciendo que el Gobierno que presidió tuvo un recio carácter, no conformista, pues entiende que la necesidad exige Gobiernos tajantes, rigurosos, emprendedores, honrados, etc. Y que todo lo que no sea mantener ese espíritu, es monarquismo, aun admitiendo que éste, como opinión política responsable, es lícito. L o que el señor Azaña considera peligroso es el monarquismo de quienes lo padecen- -según su criter i o- -y no lo saben. Se trata- -dijo- -de esos espíritus corroídos por la política, que son fatales para l a República. Declaró que l a disolución del Parlamento ha venido en el peor momento para sV partido y los de su tipo. Sólo admite el hundimiento de l a República de tres maneras: P o r un golpe de fuerza, por suave deslizamiento y por el voto de las urnas. S i n examinar los dos primeros aspectos, dijo que el tercero no comprende porqué puede ser un temor, pues está en la r ano de los republicanos acudir a las urnas. S i dejan de hacerlo, será porque les hayan convencido los contrarios. Deduce que lo que está en peligro es l a línea original de la República, que es la verdadera República, y aconseja que terminen las rencillas de Comités y d é l o s partidosde izquierda. Cree que si se hubiera constituido en la Cámara una reserva de izquierdas para gobernar, como él aconsejó en Santander, con socialistas o sin ellos, el Parlamento no hubiera sido di. suelto. Se lamentó de que pueda perderse J a gran obra realizada por su Gobierno. H i z o una llamada a la juventud y terminó alentando a la lucha electoral a todos los republicanos de. izquierda, r- r- t 7 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla