Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 24 D E O C T U B R E D E 1933. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 24. EL CES GOBIERNO LA CÁMARA FRAN EN DERROTADO Aunque la derrota del Gabinete Daladier tenga, como causas inmediatas, la cuestión financiera, mejor dicho: presupuestaria, la causa lejana es política. Porque política, mala política, es la doctrina del Estado providencial del Estado que debe alimentar a una parte muy considerable de sus liijos, sin pensar que la riqueza del Estado no es inagotable, ni puede existir sin la riqueza individual de los ciudadanos. Política, mala política, es que parte de la clientela electoral paga menos contribuciones de lo que podría y debería pagar. Finalmente política, y mala política, es la resistencia del partido radical- socialdsta, contra la cooperación con los partidos burgueses y su, ilusión de reconstituir él cartel de las izquierdas con los socialistas. En una coalición burguesa, el partido de Herriot y Daladier, con sus ciento sesenta votos, sería realmente el eje de la situación, mientras que hasta ahora dependía de la voluntad de los socialistas, y ni siquiera de todos ellos, sino del grupo que sigue fiel a León Blum. Profimdo error, explicable únicamente por un viejo prejuicio de que no hay adversario en la izquierda y de que las derechas no son propiamente dicho republicanas. Daladier ha dimitido, pero es menester que sea substituido lo antes posible (o él mismo reforme el Gabinete) so pena de que peligre seriamente la. estabilidad del franco. Aunque las reservas de oro del Banco de Francia asciendan a más de dieciséis mil millones de pesetas oro (siete veces más que las del Banco de España) cuando la gente pierde confianza, poco cuentan las cifras. Cada día que pase sin solución, aumentará la venta de francos: numerosos poseedores de moneda francesa la cambiarán contra libras, florines, holandeses, etc. Afortunadamente para el franco, Inglaterra no tiene interés en que la libra suba a costa de la moneda francesa. Resultaría difícil pronosticar, acerca de la formación del nuevo Gobierno. La coalición que derribó al Gabinete Daladier es demasiado heterogénea para encargarse del Poder. Para conseguir mayoría- -desde luego sin los socialistas ortodoxos- -sería menester un programa financiero, que en vez de aumentar las contribuciones disminuyera los gastos públicos, acabando antes de todo con la hipertrofia burocrática del Estado providencial. 1 re cartelistas- -y a la promesa de aliviar la carga de los impuestos suceden otros nuevos. Y el clamor de la protesta del país es unánime. Pero como también forman parte de la masa los funcionarios y están éstos sindicados, son la espada de Damocles del Gobierno, y éste titubea en reducirles los sueldos. Daladier dijo hace quince días e: i Vichy que si no se aprobaban globalmen e los proyectos del Gobierno, dimitiría. Maí sus cabildeos repetidos con los socialistas- -precisamente para evitar la caída- -le valieron ayer dos días más de vida, el de ayer y el de hoy, al suspenderse la sesión antes de la hora de l a cena. Desde luego, de continuar ayer el debate algunas horas más el Gobierno hubiera caí do anoche mismo. Esta mañana el boletín médico no era, sin embargo, más optimista. L a salud de l a situación seguía en manos de los socialistas, que continuaban su batalla en derredor de la cuestión de los sueldos de los funcionarios. U n a batalla fatricida por demás entre los blums y antiblums re presentados numéricamente por. 46 contra 45 E l pueblo, el buen pueblo, ante tal espectáculo ejj horas de tanta gravedad, no es posible que se mostrara indiferente. Y el clamor se ha tornado hoy en protesta ÍQ ma! y para la sesión de la tarde de hoy el Palacio Borbón ha aparecido defendido m i litarmente. E l lujo de fuerzas de Policía y militares h a sido extraordinario. ¿Esperábase algo más que la protesta de los Sindicatos de transportes por automóvil y de los contribuyentes que ha sido evitada por las cargas de la Policía en los alrededores de la Cámara? L o cierto es que se mostraba palpablemente su impopularidad. Pero el desorden no ha estallado en la calle: el desorden, como ha dicho alguien, está en el hemiciclo. E l cuadro callejero ha recordado los días apasionados, trágicos de la caída de Herriot y del franco en 1926. E n la sesión de la tarde de hoy el impuesto sobre cupones al crédito, con excepción de las rentas francesas (llámase impuesto del precomité) ha sido aprobado c- amo se suponía por ser partidarios del m i s m o l o s socialistas S. F I. O. Y en la sesión de esta noche, comenzada a. las nueve treinta, se ha pasado a discutir el famoso artículo 37 sobre rebaj a de sueldos a los funcionarios, cuyos Sindicatos hállanse reunidos en sesión permanente. P o r el canard socialista he aquí a los dueños y señores del Estado a quien dicí servir. una aplaudida intervención, que causó pá sajera impresión de que la myoría se re constituía, reprochó la doblez de Jos socialistas- -de los socialistas de Blurn, de la i n tervención de Renaudel- que mientras negociaban con el Gobierno lo tenían ya sentenciado. Refutando insinuaciones de Leórí Blum, en virtud de las cuales el Gobierno! había cedido a ciertas influencias para la! elaboración de los proyectos financieros, Da ladiez le contestó con este certero directo i N o tengo capitales n i capitalistas que de- fender. Daladier fué adamadísimo pero al pesar de esta momentánea reacción, la sal- vación del Gobierno ya no era posible. P ú sose, eran ya las dos de la madrugada, a vo- tación el artículo 37 sobre reducción ele sueldos a los funcionarios, y el Gobierno ha si- do derrotado por 329 votos, contra 241. I Mientras tanto en la calle, a media noche, cundía la protesta de los taxímetros, coincidiendo con la salida de la Opera; se maniíestaron por centenares contra el impuesto de la gasolina, llamando la atención con sus bocinazos e impidiendo la circulación en l a capital por las vías céntricas que dan a la plaza de la Opera. L a Policía logró la circulación tras de largos trabajos. Esta nueva crisis, si sólo fuese ministerial, no significaría más que otra crisis cualquiera. L a fragilidad del Poder es notoria A Gobierno muerto, Gobierno puesto. Pero una crisis como ésta, crisis de la finanza y del crédito público en estas horas solemnes y henchidas de inquietud aparece plena de incertidutr. bre. Daladier, que fué sometiéndose a la servidumbre de los revolucionarios, ha perecido bajo su tiranía. Pero por su parte el partido socialista- S. F I. O. ha quedado roto, escisionado, maltrecho en el hemiciclio, después del duelo sostenido con gran saña por los líderes B l u m y Renaudel, U n a nueva incógnita se cierne sobre laj política francesa, sobre l a política de izquierdas, y esta madrugada se citan como pósi bles futuros jefes del nuevo Gobierno a Sa- rraut y a Bonnet, ministros, respectivamente de Marina y Hacienda, atribuyéndose a l primero más facilidades parlamentarias. 1 1 LA HUELGA EN GENERAL SANTIAGO E n! a ciudad hay víveres abundantes. Estalla una b o m b a Santiago 23, 11 mañana. L a huelga continúa con la misma intensidad que en los días anteriores. Ayer celebraron los huelguistas reuniones para examinar la fórmula propuesta por el gobernador civil, pero no se llegó a ningún acuerdo, aplazando para hoy el continuar, estudiando aquélla. Las autoridades cuidan del abastecimien. to dé la ciudad, habiendo víveres abundantes. Continúa el comercio abierto- Anoche estalló una bomba, causando destrozos, en el domicilio del panadero Antonio Puentes Brochena, que surte de pan a la Casa de Beneficencia, atribuyéndose a esto el atentado. Las impresiones son de que la huelga llega a su fin. A B C en París E l plan financiero del G o b i e r n o en Ja Cámara París 23, 2 tarde. (Crónica telefónica. L a Cámara inició ayer domingo la discusión del plan financiero del Gobierno y sobre su conjunto no recayó el veto de la co misión de Hacienda, como habíase hecho tradicional. Su presidente, Malvy, lo evitó porque la oposición apuntábase el triunfo. Por éste procedimiento inesperado ha pasado a segundo término la cuestión internacional. E n la tarde de ayer, el ministro de Hacienda habló del drama de tesorería y del viaje que parecía iniciar el metal amar i l l o- -l a hemorragia del oro acusóse ya e! mismo sábado- 210 millones de francos oro habían salido de las arcas del Banco de Francia. E l ministro Bonnet proclamó ln necesidad de equilibrar el presupuesto y de contener la inflación, vínica manera de evitar que el franco rodara otra vez verticalmente. L o s propósitos gubernamentales son siempre buenos, p e r a los Gobiernos es lo cierto que les suceden coqueteos de los grupos a espaldas del país- -ahí están esos aman 0 Daladier resuelve presentar la d i misión París 24, 2 madrugada. L a Cámara de los Diputados ha derrotado al Gobierno al votarse la cuestión de confianza. E n consecuencia el Sr. Daladier resolvió presentar la dimisión. -United Press. L o s socialista de B l u n contra el G o b i e r n o Intervención aplaudida de Daladier París 24, 3 madrugada. (Crónica telefónica. Después de varias intervenciones, Daladier subió a la tribuna haciendo un llamamiento apasionado a la mayoría republicana. Aplaudido sólo por una tercera parte del hemiciclo, dióse la impresión de que no podía salvarse esta noche. Blum, en una v i gorosa intervención, ha reprochado que el Gobierno le pusiera en una crítica alternativa de derribarle por desaprobar los proyectos financieros cuando los socialistas comparten la política exterior del Gobierno. Renaudel intervino, y aunque hizo algunas reservas, dijo que su grupo votaría por el Gobierno, por crer que éste interpreta aceptablemente los deseos del proletariado francés. y o l y i ó a ¡subir, a la tribuna Daladier, y. en T e r m i n a la huelga. Libertad de Jos detenidos Santiago de Compostela 23, 7 tarde. Los obreros, reunidos en asamblea; lian acordado aceptar las proposiciones dé solución con l i gegras variaciones para resolver la huelga que se ha dado por terminada, y mañana se reanudará el trabajo. H a n sido puestos libertad los huelguistas detenidos. a
 // Cambio Nodo4-Sevilla