Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
i A B C V I E R N E S 3 D E- N O V I E M B R E D E 1933. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A O 27. INFORMACIONES Y NOTICIAS VARIAS D E M A D R I D M a d r i d al día. Banquete homenaje a! periodista Simón V a l d i v i e s o V a r i o s sucesos. M a d r i d aJ día Si todos los sanios en el día de su fiesta trajeron la alegría del sol, los fieles difuntos, en el de su conmemoración nos regalaron con el sol de la alegría; total, lo misino. A ver si a fuerza de cielo despejado pierde noviembre su fama de mes triste. Y nuestros lectores y nosotros que lo veamos para dar fe de ello. Que lo veamos, sí, porque sin duda hay aaienes sienten deseo de aumentar el número de los ayer conmemorados, y a ese fin contrató en el vecino Aravaca una expedición de carne vacuna, pero en tales condiciones, que fué destruida la mercancía. Hay que defenderse contra esos atracadores; no son pistoleros, pero no les van en. saga en punto a intenciones. De este desdichado descubrimiento se habló en el patio de cristales de la Casa de la Villa. Se murmuró un poco de lo que le ocurre al alcalde, Sr. Rico, que dicen que se hace radical, desengañado de los que fueron sus correligionarios y de los tiranuelos socialistas que mandaron en jefe sobre él. Los ministros se reunieron en Consejo, del que dieron luego una extensa referencia) oficiosa. Otras reuniones políticas fueron la de la Comisión Permanente de las Cortes y la del Tribunal de Garantías Constitucionales. Política: la electoral. Largaron al fin los radicales La lista grande de sus candidatos. La autoridad detuvo a algunos jóvenes entregados a la faena de arrancar de las paredes candidaturas derechistas. De los detenidos sólo se sabe que no se resignaban a ¿er obreros parados, jii a que pueda dudarse de que formemos mía República de Trabajadores. De la vida cultural, una conferencia cien tífica en la Casa Valenciana y una fiesta viusical en el Ateneo, para solemnizar la apertura del curso artístico. En el historial de la- noche culminó el banquete- homenaje, al periodista Valdivieso. De la huelga de la Construcción se dijo que había entrado nuevamente en vías de probable arreglo. Apremian también el hambre y el aburrimiento. -AEMECE. E l Sr. Torquemada leyó, entre otras adhesiones, las de los señores Goicochea, García Sanchiz, Delgado Barreto, marqués de Lúea de Tena, P r i m o de Rivera (D José Antonio) Sánchez Masar, conde de Cerrajería, Matesanz, Blanco (D Julián) San Germán, Ocaña y Camprito de Cáceres. Ofreció el banquete D César González Ruano, quien leyó una primorosa cuartilla, en la que dijo, que con el banquete Valdivieso quedaba autorizado para ingresar como guardia marina en lia nave de nuestro año auténticamente nacional. L e da la bienvenida y dice que con su gesto se demuestra que en su estilográfica no hay sangre de judío, ni de hereje, n i de socialista. Bienvenido- -d i c e- -al campo de la decepción que todo converso ha de tener al conocer aún cerca de, nosotros a aquellos señores sin señorío, que aún puede suponer que luchamos por l a defensa de sus intereses mezquinos y al de la esperanza, porque sobre nosotros se cierra la luz de vísperas de imperio en la que se recortan las horas de los dos Poderes del neogótico: la Iglesia y el Estado. Bienvenido aquí, donde se le ofrece sacrificio y no ventaja, humildad, y no soberbia, razón y no razones. Y enhorabuena a quien perdiendo lo menos gana lo más en la conciencia y en la próxima batalla. Habló después, muy elocuentemente, el Sr. Pradera, para destacar que lo hecho por Valdivieso sienten deseo de hacerlo otros muchos, pero no tienen el valor de llegar a la conclusión. T o d o nace de, que vivimos una época de confusión, y hay que desvanecerla. Y si sé ha llegado a esta situación es porque muchos hombres de inteligencia no sentían lo que decían y engañaban a la Patria por no declararlo. Vjalcíivielso ha abierto l a puerta de la redención, y así como hablan de la esclavitud del obrero, exciten lo de la inteligencia, que es más terrible, ya que muchos plutócratas se consideran dueños de las plumas ajenas. L a infracción de las leyes naturales ños ha dado por resultado que no existe la tan decantada libertad. L a ley, de l a alpargata se ha impuesto a todos nosotros, y nosotros somos sus esclavos. L o s señores de la inteligencia tienen l a gran misión de salvar a l a Patria! con la inteligencia, la razón en l a calle, y con esa bandera, si la razón no basta, hay que i m ponerse a l a fuerza. E l Sr. Giménez Caballero habló después de su convivencia con Valdivieso en el periódico que abandonaron, y, después de unas consideraciones sobre su peculiar ideología, hizo un caluroso elogio del general Primo de Rivera, cuya figura- se agiganta cada día que pasa. P o r último habló el agasajado. D i o a todos las gracias. Nada- bastará para borrar l a vergüenza monstruosa de m i pasado político. L a contribución que puse al éxito del régimen imperante, me produce hondo remordimiento. Y no he sido n i un oportunista n i un posibilista como L a r g o Caballero, que actuó por ios dos lados: por el de la República y el de la Dictadura. Como no quiero ser cómplice de cuánto, ocurre, me he ido. Esta República democrática es una cosa triste. L a inepcia está aliada con los negocios turbios. Imaginad si estaré arrepentido de cuanto hice, pues equivalió a entregar a mi madre en manos de unos tra- ficantes de blancas. Y o quisiera poder Borrar mi culpa como se borra un encerado, y orocuraré borrar mi pasado, no sólo con artículos, sino en l a calle, para encontrarme con Indalecio Prieto, personaje del Tenoorio, que habla de levantar muertos, o con el pedagogo de baratillo Fernando de los Ríos, que utiliza frases de la Marina, o con M a r celino Domingo, que g r i t a N o pasaránj no pasarán. L a economía nacional está deshecha; el crédito exterior, disminuido; l a unidad de l a Patria, vendida por unos votos de quorum. Ese es el ¡panorama actual. Y o no podía ser, espectador de esto. N o podría convivir con personas burdas de entendimiento e intención. Quiero algo más que el bienestar de u n sector y una clase. Quiero el bienestar de todas, y aunque me dicen que me pasé a las derechas, yo digo que no me paso a ningún lado. M e fui de e n ellos, y estaré con quien de buena fe vaya en busca de ese bienestar de mi Patria. S i jno lo encuentro, me quedaré solo, agarrado a la cruz, que forma mi fe eti Dios y mi fe en los destinos de m i P a t r i a Todos los oradores fueron aplaudidos entusiásticamente, y el Sr. Valdivieso, al final, recibió muchas felicitaciones. Varios sucesos U n r o b o p o r valor de siete mií trescientas pesetas Don Abel Martín Echevarría, domiciliado en la calle de Alcalá número 169, denuncio que, violentando la puerta y muebles dé su casa, le han sustraído 1.350 pesetas en metálico y alhajas por valor de 6.000. U n r o b o accidentado en ia calle de la Pasa. U n o de Jos ladrones se abre paso con una pistola y otro se ar ója p o r un balcón A primeras horas de la noche de ayer, laí portera de la casa de la calle de la Pasa número 6 advirtió que en el piso que habita D Rafael María Fernández, que a la sazón se hallaba ausente con su familia, habían penetrado personas extrañas, suponiendo, des, de luego, que se trataba de un intento de robo. Los ladrones, que a su vez se dieron cuenta también de que habían sido descubiertos, se dispusieron a escapar, para lo cual uno de ellos, esgrimiendo una pistola, consiguió abrirse paso a través de las personas que, avisadas por- la portera, intentaron detenerle. E l otro sujeto, menos dispuesto, se encontró acorralado por, los guardias y el público que acudió al lugar del suceso, decidiendo entonces arrojarse por un balcón para ponerse a salvo. Este individuo, al caer, sufrió un fuerte golpe, no obstante lo cual logró rehacerse y emprender la fuga. Poco después fué detenido por la Policía en la travesía del Almendro un sujeto que presentaba una extensa herida en la cara, y que resultó ser el mismo que se arrojó por el balcón en la calle de, la Pasa, llamado Santiago A l v a r o García, de veintinueve años. Como quiera que las lesiones que padece fueron calificadas de pronóstico reservado, el detenido pasó al Hospital provincial, donde quedó convenientemente vigilado. E n el domicilio del Sr. Fernández sólo se ha notado la falta de cuarenta y siete pesetas en metálico. L a Policía continúa Jas gestiones para dar con el paradero del delincuente que líseró escapar, Banquete homenaje aJ periodista señor V a l d i v i e s o M a d r i d 3, 2 madrugada. Anoche, en l a terraza del restaurante Bilbaíno se celebró ia cena española én honor del distinguido periodista madrileño D José Simón V a l d i vieso, organizada por un grupo de amigos para festejar su gesto reciente de abandonar el cargo de redactor- jefe de Heraldo de Madrid, por entender equivocada y perjudicial la campaña del citado diario. Con el agasajado ocuparon la presidencia D Víctor P r a d e r a el ilustre periodista director de Informaciones, D Juan P u j o l el conde de Santa Engracia, D José María Carretero, R u i z de Alda, Marín Lázaro, González Ruano y Giménez Cabello. Concurrieron un centenar de comensales, entre los cuales figuraban los concejales madrileños señores Zunzunegui, Regúíez. y. R o drigo (D Manuel) el marqués de Pelayo, el conde de Vilena, doctores Zaragoza, G i labert y Calderín, Colom Cardany, W a l k e n Ledesma. Ramos,
 // Cambio Nodo4-Sevilla