Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. S Á B A D O 4 D E N O V I E M B R E D E 1933. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A PACr. 21, D O N 1 UAN M A R C H S E E V A D E D E L A PRISIÓN D E A L C A L Á D E H E N A R E S S I N O U E HASTA ESTA M A D R U G A D A SU PARADERO El s e ñ o r M a r c h d e b i ó salir SE CONOZCA E s t a mañana se e n c o n t r ó la c e l d a v a c í a d e A l c a l á e n a u t o m ó v i l E l jefe s u p e r i o r d e P o l i c í a n o sabía n a d a d e l a f u g a C ó m o se e n t e r ó el G o b i e r n o d e la e v a s i ó n d e l s e ñ o r M a r c h E l p r e s i d e n t e d e l C o n s e j o manifiesta q u e t o d o s l o s q u e h a y a n i n t e r v e n i d o e n Ja f u g a a u n q u e sea i n d i r e c t a m e n t e serán s a n c i o n a d o s E x plicación de! señor M a r c h d e su salida d e Ja cárcel y de España. U l t i m a s noticias oficiales. nario Sr. Fernández cuando sé dirigió i ¡estanco para comprar tabaco. y. Añadió, sin embargo, que en esos monien- t 09 le pareció oír por l a parte trasera de 14 prisión el ruido del motor de un automóvil También por dicha parte trasera de lai prisión, que da a la calle de. Carmen Des- calza, existe una garita, donde se hallaba! de centinela el soldado Manuel Bustos, quien! dice que vio llegar un automóvil, al oua í tuvoque dar por dos veces el alto para c o n seguir que se parara. Dentro del coche ibarí dos personas, además del chofer. Este preguntó al centinela que dirección había dé tomar. para llegar a la Hostería del E s t u diante. E l centinela di jóle que la contraria a la que llevaba, y entonces retrocedió e l coche y desapareció de la vista del soldado Manuel Bustos. Estos detalles han hecho suponer que en! el coche de referencia iban el señor Marchl y el oficial encargado de su custodia, D E u genio Vargas, que, como ya decimos, ha des- aparecido también. 1 1 1 El Sr. March llevaba preso más de dieciM a r c h Ordinas. A l penetrar en su habitaL a instrucción d e varios e x p e d i e n siete meses. En ese año y medio no ha conción se encontraron con que se hallaba i n seguido que se le acuse y se le juzgue. Sutacto el lecho e inmediatamente el jefe de t e s A c t ú a el J u z g a d o puesto reo de un delito de cohecho- -que el servicio que les acompañaba do cuenta de i Tribunal Supremo no estimó probado- el ello al director de l a prisión. A la vez los P o r orden del director de Prisiones, se Sr. March pendía de los acuerdos de la cocriados telefonearon a la esposa del señor han comenzado a instruir diversos expedienmisión de Responsabilidades. Ni siquiera se March. L a noticia hubo de sorprenderla, ortes, a fin de esclarecer los hechos que se le había hecho notificación de cargos, y ¿denándoles que regresasen inmediatamente. relacionan con la evasión del señor Marcha última hora, cuando faltaban pocas horas D e esta misión han sido encargados los para que apareciese en la Gaceta el deinspectores del Cuerpo de Prisiones señorea creto disolviendo las Cortes y, en conse- E l jefe d e n o c h e a b r i ó l a p u e r t a Navas y L a s Heras, quienes han dado ya ¡cuencia, aquella- Comisión, fué suscrita una d e la cárcel p a r a q u e s a l i e r a e l s e comienzo a la labor que se les ha encomenacta acusatoria. No logró el Sr. March con dado. ñor M a r c h la- alegación probada de sus quebrantos físiE l juez que entiende en este asunto, secos la libertad provisional, y prolongado el Como quiera que los turnos de funciona- ñor Serrano Salvador, después, de las p r i encarcelamiento, con dilaciones que realmeras diligencias practicadas apenas se perrios se relevan a las nueve de la mañana y mente nadie puede justificar, cumplía ya una sonó en la cárcel de A k a l á volvió a visitar los salientes habían entregado el establecipena de prisión correccional casi en el graal oficial detenido, señor Arnáiz, con objeto miento sin novedad alguna, el director del do medio. Pensó ahora que, por ser vocal de ampliarle la declaración! Dicho oficial, mismo, D Leopoldo Calleja, ordenó se llaelecto del Tribunal de Garantías y haber según se asegura tornó a confesarse cómplimase a todos los que habían salido de serdesaparecido la comisión de Responsabilice de la evasión del señor March, a quien! vicio, entre ellos al jefe D Martín Hernáiz, dades, la suya, prevista, habría de sustanciarfacilitó la fuga en el momento en que fuese quien desde el primer momento declaró que por tabaco a un estanco próximo. la ese mismo Tribunal. El aplazamiento, uno a las diez de la noche hubo de llamarle el y otro día, de su recurso, y, por lo que se Sr. March, diciéndole que era injusta su presume, la triste evidencia de que de un permanencia en el penal y que debía dejarle modo o de otro proseguiría su detención, E l jefe s u p e r i o r d e P o l i c í a n p salir a la calle. unida a lo claudicante de su salud, le han E l Sr. Hernáiz accedió a l a petición del sabía n a d a d e l a f u g a decidido a poner término al encierro. CuanSr. M a r c h y le abrió la puerta priricipal. do se le acusó por vez primera, hallándose Cerca de medio día comenzó a circulaij él en Francia, vino apresuradamente a prepor Madrid la noticia de l a fuga del señor; sentarse. Las otras veces en que se le hizo L a p u e r t a p r i n c i p a l d e Ja p r i s i ó n March, a la que no se daba crédito. objeto de requerimiento se puso igualmente Los periodistas se avistaron con el jefe p o r d o n d e salió el e x d i p u t a d o a disposición de los jueces. No fué remiso ni superior de Policía, Sr. Vázquez, al cuál se hurtó a las actuaciones de la Justicia, con p o r B a l e a r e s L o s c e n t i n e l a s y la interrogaron sobre los rumores que circulala persuadan de su inculpabilidad. Esperaban por Madrid, referentes a la fuga de don P o l i c í a n o a d v i r t i e r o n n a d a d e Jo ba serenamente el fallo. Pero el fallo no veJuan M a r c h de la cárcel de Alcalá. E l senía nunca, ni siquiera se columbraba su cero c u r r i d o E l señor M a r c h d e b i ó ñor Vázquez manifestó a los informadores! canía, y ha decidido no esperar más entre que oficialmente no había ninguna noticia! salir d e A l c a l á en automóvil hs paredes de una celda, donde los que no sobre este asunto. son reos condenados nunca permanecerían N o es extraño que no se diese nadie cuen- -Únicamente puedo decirles a ustedes- -meses y. meses si en los procesos usuales y ta de la fuga, toda vez que a diario recibía dijo- -que se me pregunta sobre este asunto) en los extraordinarios, como éste, se hiciera visitas numerosas, y que salían del penal a desde todos los lugares de M a d r i d y he rehonor al espíritu de la ley de Enjuicialas nueve y media o diez de la noche. Ayer cibido también preguntas, telefónicas de gomiento. mismo recibió muchas visitas y parece habernadores de provincias. Asimismo se m i berse dado la circunstancia de que saliendo ha preguntado por teléfono desde la subseLa faga del Sr. March no puede interpretodos los automóviles de los visitantes quecretaría de Gobernación y de la Dirección tare de otro modo, porque había prodigado dase uno en las cercanías de la Hostería del General de Prisiones. Con objeto de inforsu resignación y su entereza bajo la confian- Estudiante, al que se vo emprender la mari mar a los que me interrogaban traté de ad- za de demostrar su inocencia. Y lo más excha después de las diez de la noche. quirir datos del propio director general de! traordinario es que al evadirse no se sabe qué Seguridad, pero cuando fui a verle a stí jurisdicción puede reclamarle, porque la Jundespacho supe que el Sr. V a l d i v i a había saL o q u e d i c e n los centinelas J u l i o ta permanente del Congreso es tan sólo depolido rápidamente para el ministerio, de G o sitaría de unas diligencias. El caso ofrece, del C a s t i l l o y M a n u e l B u s t o s bernación, donde se halla a estas horas (dos por más de un aspecto, características siny treinta de la tarde) reunido con la Junta Alcalá de Henares 3, -5 tarde. L a guardia gidares. encargada del traspaso de servicios a la G e exterior de la prisión la prestaban, como de neralidad, por lo cual no he podido conjprocostumbre, fuerzas del regimiento de CabaE s t a mañana se e n c o n t r ó la c e l d a bar la noticia de l a fuga. llería de guarnición en Alcalá de Henares, y vacía frente al rastrillo de entrada, de nueve a U n periodista dijo al Sr. Vázquez: once- -horas en que se cree que debió lle- ¿N o ha tomado entonces l a Policía n i n Alcalá de Henares 3, 4 tarde. A las once varse a cabo la evasión- -estaba de centineguna medida con motivo de este asunto? ¡de la mañana llegaron al penal de esta pola el soldado de dicho regimiento Julio del- -Desde luego, por mi conducto, no. Yol blación los criados que a diario vienen de Castillo, quien manifiesta que no observó no sé si el Sr. V a l d i v i a habrá dado órdenes Madrid para cuidar la habitación que en nada anormal hasta que yió salir al funciodirectamente. el mismo ocupaba el ex diputado D Juan 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla