Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO 4 D E N O V I E M B R E D E 1933. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G fl este Seto de rebeldía; a quienes en el T r i bunal de Garantías sostienen l a legitimidad de m i derecho; a quienes en l a comisión de- Responsabilidades hicieron oír voces da justicia y de humanidad entre el criterio encrespado de mis verdugos; a quienes en la Prensa han puesto sus plumas al noble servicio de m i causa justa; en suma, a todos aquellos que en l a medida, de sus fuerzas han pretendido que se me hiciera justicia, sin olvidar a esa gran masa de opinión indignada ante l a campaña. Vosotros, haciéndoos cargo de que m i resistencia física tocaba a su fin, sabréis disculpar m i gesto rebelde, y ello será suficiente para m i tranquilidad. E l juicio de los demás no me importa: sé que aullarán como canes famélicos a los que se arrebata una codiciada presa; sé que temen muchos de ellos que con m i libertad venga la revelación de sus impudicias; pero me es igual. N o pudieron consumar su obra. Y cuando, tras de las próximas elecciones, E s paña sea un país habitable, en el que no constituyan, un mito los derechos individuales de los ciudadanos, me faltará tiempo para correr hacia m i patria, con los brazos abiertos, en busca de ustedes. Mientras tanto, trataré de recobrar las fuerzas perdidas, y cuando ahí se administre la justicia por el Poder al que legítimamente corresponde tal función en los pueblos civilizados, no se hará esperar mi repatriación para que muchos respondan de sus actos. P a r a ellos no quiero l a pena del Talión; sólo deseo que se les haga justicia... ¡y ya es bastante! Un fuerte abrazo para todos ustedes de su verdadero amigo, Juan March. En la madrugada del viernes 3 de noviembre de 1933. obedecía al propósito de visitar a D Juan March, con quien le unía una antigua amistad. Al darle cuenta los periodistas de la evasión el general Burguete se mostró muy extrañado. También estuvieron en l a prisión el subsecretario del ministerio de Justicia, a las cuatro menos veinte, y poco después, el d i rector general dé Prisiones. Como los periodistas han encontrado a l gunas dificultades para realizar, su cometido, lo hicieron resaltar al subsecretario de Justicia, quien les prometió, antes de regresar a Madrid, facilitarles noticias relacionadas con el suceso. Según ha manifestado el personal de la prisión, parece que el oficial encargado ano che de la guardia del rastrillo que conduce a l a calle, D Santiago Fernández Agudo, abandonó unos minutos el servicio, porque el j e f e d e noche, D Martín Arnáiz Marco, ie rogó fuera por tabaco, y aunque faltando a su deber, por obedecer al jefe, Santiago Fernández Agudo cometió esta infracción, por l a cual ha sido igualmente detenido. En el ministerio d e la G o bernación d e P o r t u g a l no se tienen noticias d e q u e el señor M a r c h haya pasado Ja frontera Lisboa 4, 3 madrugada. Habiendo llegado a algunos periódicos lisboetas l a noticia de que el ex diputado y banquero español Sr. March, fugado anoche del correccional de Alcalá de Henares, se había refugiado en la cercana villa de E s t o n l el representante de l a Agencia Havas. se trasladó i n mediatametne a dicha localidad, donde, después de varias y detenidas pesquisas, pudo asegurarse de que dicho señor no se encontraba en. ninguno de los hoteles de la ciudad, ni se había señalado su llegada a ella. PÍ r otra parte, varios refugiados españoles, de los que se fugaron de V i l l a Cisneros, con los que ha hablado el representante de dicha Agencia, le han indicado que no tenían ninguna noticia respecto al paradero del Sr. March. Hasta el momento, dos de la madrugada, ni el ministerio de l a Gobernación, n i l a P o licía internacional, tenían l a menor noticia que hiciera suponer que el banquero español había entrado en territorio portugués. FA. BRA. Comentarios del señor i Pradera Al margen d e l suceso Llega el general Burguete. F u n cionarios detenidos Alcalá de Henares 3, 10 noche. Nuevos detalles relacionados con l a fuga del señor March, reconstituyen el suceso en los términos siguientes: Esta mañana, a las once y media, como de costumbre, llegó a l a prisión de Alcalá de Henares un criado de confianza de D Juan M a r c h siendo portador de algunas ropas y encargos. También y como de costumbre, le acompañó hasta l a celda un oficial que, de manera exclusiva, estaba al servicio del señor March, advirtiéndose en este momento la evasión. Inmediatamente e la prisión se produjo el revuelo que es de suponer y se d i o cuenta a la superioridad. E l director de l a prisión comenzó a interrogar a los oficiales de l a misma, y entre ellos al jefe del servicio de noche, D Martín Arnáiz Marco, que, estrechado a preguntas acabó por confesar su participación en l a evasión. Según parece, el Sr. Martín Arnáiz confesó que anoche, a las diez, dejó escapar al señor March, porque- -dijo- -después de una conversación con él mantenida, le llevó al convencimiento de que constituía una injusticia el tenerle en prisión. Inmediatamente se dio cuenta de l a evasión al Juzgado de Alcalá de Henares, que se personó en l a prisión, donde ha estado practicando diligencias toda l a mañana, hasta las dos de l a tarde. A las dos y media de la tarde, con las precauciones de rigor, se ha verificado el traslado del jefe de noche de l a prisión, don Martín Arnáiz Marco, a l a prisión provincial, donde se encuentra. A las tres de l a tarde llegó a l a puerta de la prisión de Alcalá el general Burguete. Al verle los periodistas le rodearon, preguntándole a qué obedecía su presencia allí. El general. Burguete respondió que su viaje n El vocal del Tribunal de Garantías Constitucionales D Víctor Pradera ha hecho a l gunas interesantes declaraciones relacionadas con la repercusión que el acto realizado por el Sr. M a r c h pudiera tener en la actitud del citado Tribunal. -Es m i opinión- -dijo- -que el acto realizado por D Juan M a r c h no puede influir nada en el estudio y resolución de su expediente en el Tribunal de Garantías Constitucionales. Este Tribunal, que ha de actuar en el asunto del citado expediente, lo ha de hacer sin apasionamiento, examinando con detenimiento si existe o no motivo para la incapacitación. Añadió el ilustre abogado que por otra parte, si existía delito, estaba cometido después de su elección de vocal del Tribunal de Garantías y su fuero como tal obligaba a esta alta magistratura a juzgarlo, viendo si el delito tenía o ño fuerza para la inhabilitación. El Sr. March estaba bajo la jurisdicción de l a comisión de Responsabilidades, que lo tenía recluido con arreglo a su criterio; pero estando en prisión o en libertad, o dentro o fuera de España D Juan March, el T r i bunal de Garantías ha de examinar y resolver su expediente en justicia, con lo que de él resulte, sin que puedan influir para nada en su actuación los hechos que el Sr. March haya realizado o realice después de su elección de vocal del citado Tribunal de Garantías Constitucionales. Así- -terminó, diciendo el Sr. Pradera- yo estimo que el acto realizado por D Juan M a r c h no tiene repercusión ninguna, n i puede tenerla, en el Tribunal de Garantías, n i debe influir para nada en el estudio desapasionado y resolución justa que este organismo debe dar al expediente que se ha instruido. Este es m i criterio. Y naturalmente, no sé cuál será el de mis compañeros del Tribunal de Garantías. 1) 1 SOBRE PARA DEL La EL PLEBISCITO VASCO LAAPROBACIÓN ESTATUTO actitud de Jos partidos Bilbao 3, 4 tarde. Con referencia a los incidentes de Orduña parece que el asunto está ya liquidado. A s í lo ha dicho el gobernador, quien afirmó que reina tranquilidad y que no parece apuntar por ahora el peligro de que vuelva a alterarse l a normalidad. En relación con el Estatuto, que provocó los sucesos de Orduña y otros, parece que en Acción Republicana hay cierto revuelo, porque en el manifiesta que se publicó ayer, suscrito por ios socialistas, radicales- socialistas independientes y Acción Republicana, no debió contarse con el asentimiento de esta última fracción, según nos dijeron en el Ayuntamiento, donde la minoría de Acción Republicana se mostraba un tanto inquieta. Esta tarde celebra asamblea el partido para resolver sobre esto, y nada tendría de particular que en la asamblea se desautorizase a los que suscribieron el manifiesto. También se han pronunciado en contra del Estatuto los comunistas. A n t e la proximidad del p l e b i s c i to. L o s servicios de vigilancia e información Bilbao 4, 2 madrugada. Y a 110 faltan más que unas horas para la celebración del plebiscito y la calma en Bilbao y la provincia sigue siendo por fortuna total. S i n embargo, las autoridades no están dispuestas a dejarse sorprender, y por ello el gobernador ha convocado para hoy a una reunión de todos los jefes de las fuerzas dependientes de su jurisdicción, a fin de organizar el servicio de vigilancia y previsión en toda la provincia. Por su parte el presidente de l a Gestora ultima también el servicio de información necesario para que en la Diputación se tengan detalles del resultado de la votación en la capital y los pueblos tan pronto como se haya hecho en los colegios el recuento de s u fragias. F a j a 3 cauctioaama ¡entalladas! Casa Barea. Francos, 46. El Relicario película española y sevillana Lee usted BLANDO í NEfifíO es i mejor de las revistas
 // Cambio Nodo4-Sevilla