Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AE C. M A R T E S 7 D E N O V I E M B R E D E 1933. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 21. nado por los periódicos oficiosos del Gobierno ante la agricultura empobrecida, ante la amenaza del separatismo, había cientos de miles de ciudadanos de buena fe, pero sin responsabilidad, que se preguntaban todos los días unos a otros: ¿Pero qué hace Sanjurjo? Y Sanjurjo, uno de los generales más gloriosos del Ejército español, que había derramado su sangre muchas veces por España en los campos de batalla; el que había oído sin pestañear cómo silbaban las balas al pasar junto a su cabeza, no pudo resistir en sus oídos aquella pregunta machacona que se le hacía insoportable, y Sanjurjo fué a Sevilla, tremolando como airón de españolismo su fajín de general, y en presidio le tenéis, mientras continúan paseándose por las calles aquellos ciudadanos que tanto interés tenían en saber lo que hacía Sanjurjo. (Enorme ovación. Y termina el orador diciendo: L a s representaciones de los partidos políticos que figuran en l a coalición: las de los propietarios, agricultores y del comercio, l a de dos periodistas que hemos hecho con sacrificios cuanto hemos podido en beneficio de l a causa común, nos dirigimos al pueblo de M a drid y solicitamos sus votos, para que los españoles puedan seguir educando a sus hijos en los colegios de religiosos, para l a defensa de la economía nacional, por el florecimiento de l a agricultura y por l a libertad de prestigiosos generales, jefes y oficiales del Ejército español. (E l marqués de Lúea de Tena es aclamado por el público, puesto en pie, dándose muchos vivas a Sanjurjo y al A B C. E l señor G o i c o c c h e a Es recibido con una prolongada ovación. Comienza diciendo que se haíe cargo de la hora que es; pero que tiene el deber de hablar, porque recuerda aquel consejo de San Agustín, que decía: Desgraciados los que hablan. Y o pienso: Desgraciados también de los que callan, cuando deben hablar. E s ésta- -sigue el orador- -la primera vez de las ocasiones en que va a ser nuestra voz oída por España entera: E s necesario que la aprovechemos, hasta agotarla, y ya. habréis advertido que desde que l a radio se dedica a l a propaganda política, será ésta la primera vez en que hay, no una retransmisión, sino una transmisión. P o r primera vez v a a ser oída una voz auténticamente nacional, no la interposición de un ruido lejano y extraño, acaso procedente en su último origen de Amsterdam o de Moscú. (M u y bien. Desde que se ha esparcido el rumor- -continuó el Si Goicoechea- -de un posible triunfo de las derechas, todo son alharacas y amenazas para el día en que eso acontezca. -Un día dice el S r L a r g o Caballero que, si triunfa l a reacción, estallará l a revolución; otro día dice el Sr. L e r r o u x que, si triunfa l a reacción, se lanzará a l a calle. Con tales anuncios, el día del triunfo de la reacción, la calle se v a a ver muy concurrida. (Grandes risas. Comprendemos bien que tengan precisión de lanzarse a la calle los que tienen su morada en casas viejas; pero no, los que lo dicen habitan casas nuevas y confortables. (Ovación. ¿Por qué? E s que el Sr. Lerroux, insigne obrero parado de l a República (grandes risas) que tiende alternativamente las manos a las derechas, para que le sostengan, y a las izquierdas, para que le dejen vivir, sacha siempre entre el recuerdo de su pasado y las exigencias de su présente. Y así es como formula ese programa de equilibrio, que consiste en decir que será conservador frente a l a anarquía y revolucionario frente a l a reacción. Frase de equilibrio que ¿sabéis cómo interpreta l a opinión? Pues nada más que de este modo: Pensando que todos portaoi como uniforme el mismo mandil, que todos llevan impresa sobre l a espalda una marca triangular de candente sierra, que denota l a pertenencia a un solo amo. (Ovación. L a denominación de antimarxistas que hemos dado a la candidatura, no ha sido un capricho. E l marxismo representa estas cuatro cosas: su anticatolicismo, su antipatriotismo, la abolición de la propiedad y l a l u cha de clases. Anticatolicismo, porque fueron los socialistas los primeros que hablaron de la necesidad de una movilización de l a escuela contra l a Iglesia. Antipatriotismo, estereotipado en. esos dos artículos de l a Constitución que proclaman l a renuncia a la guerra como instrumento de l a política nacional, y aquel otro en que se dice que a los niños se, les enseñará l a exaltación del trabajo y los ideales de solidaridad humana, sin una palabra para l a Patria. Guerra de clases. H a y algo que establecerá cuáles han de ser los títulos de legitimidad de todo régimen, y es l a proclamación de que es necesario roer, extirpar l a lucha de clases. (Ovación. Nosotros no nos hemos lanzado a esta cruzada nacional sólo por nuestras diferencias ideológicas con el socialismo; en l a consecuencia inmediata y necesaria de una triste, de una dolorosa experiencia. L o s dos años que han pasado, yo no los califico, porque sería hacerles demasiado honor, de años i n dignos yo digo que son años de vileza y de oprobio, durante los cuales España no ha sido Olimpo de dioses, sino patria de monipodios, en el que Rinconete y Cortadillo se disputaban l a parte congrúa del botín y devoraban afanosamente las últimas migajas de nuestra pobreza. (Gran ovación. Esos hombres del bienio no se verán en ninguna parte reconocidos, porque son como aquellos personajes dantescos que, sepultados en la laguna Estigia, no podían conseguir que nadie divisase su fisonomía, porque lo i m pedía l a capa de lodo que les cubría. (Ovación. Sobre el fraccionamiento de España háj! que decir que esa ha sido la mayor, la más! dolorosa de las tristezas que han caído so- bre nuestra Patria. Se decía que, aprobando el Estatuto catalán se acabaría el separaüs- f mo. Y yo no puedo menos de acordarme de que hace poco el presidente, de l a Generalidad afirmaba que Cataluña, del brazo del Valencia, y al lado de Francia, conquistará sus i- bertades y también me acordaba de que leí en el diario oficial de la República francesa, cómo sin negociación previa con eí Gobierno español se concede a Cataluña qué durante el cuarto trimestre de este año el go por 100 de las legumbres frescas que enl Francia se importan, serán precisamente alcachofas de las producidas en Cataluña. Y yo digo: Y a está con el Estatuto com- i pletada la obra del pacto de San Sebastián. España no es más que un país semisoberanq, una zona de influencia, en donde a cambio de las adulaciones que se reciben sé conceden éstos o los otros beneficios. (Grandes aplausos. Y cuando mi corazón, ansioso de afanes patrióticos, quería completar l a descripción de esta obra de desnacionalización, yo me acordaba de los enlaces ferroviarios. (Risas. Porque no creáis que losí enlaces ferroviarios son sólo el producto de la megalomanía de un hombre, a quien m u chos califican de genio, ignorante, cuando no es en realidad más que un ignorante de mal genio. Los enlaces ferroviarios son el cumplimiento estricto de convenios militares! para transporte de tropas concertados con Francia. (Sensación. Son el r e s u l t a d o quiere que se oiga bien- -de convenios- militares concertados con Francia antes dé que la República española se instaurase, como fueron los contratos de petróleos, cumplimiento de promesas hechas en idénticos t é r minos a la República soviética. (Murmullos. A l lado del fraccionamiento de España figura una inmoralidad administrativa que no se ha conocido jamás. U n a multiplicación fastuosa de empleos, que algunos hacen elevar a l a cifra de 12.000. E s a elevación d e l Pasa el orador a, tratar de las calamidades que en España ha producido el bienio. presupuesto mismo de las Cortes de seis m i L a primera- -dice- -la persecución religiosa, llones a diez, para que todos los diputados pudieran percibir también su parte congrua y con l a persecución reigiosa, la ruina moral. Y todavía hay quien diciendo pertenedel botín. Hasta el señalamiento de las cecer a l propio campo de l a derecha, afirma que santías a los ex ¡miinistrosjie l a República, en no ha habido en España persecución religioel cual ha concurrido laT siguiente circunssa. Con esa persecución vino l a ruina moral. tancia las cesantías por su Estatuto de C l a Aquella quema de conventos del 11 de mayo ses pasivas, dictado por los hombres de la! de 1031 era sólo u símbolo del incendio Dictadura, se elevaron hasta l a cifra de diez? voraz que amenazó reducir a pavesas todo mil pesetas. Pues bien; de toda l a obra lelo que había de más noble y de más grande gislativa de l a Dictadura 110 ha quedado eri en el alma española. (Grandes aplausos. pie nada, pero el Bstauto de Clases pasivas sigue en vigor, y merced a él cobran las A l lado de la ruina moral, el desastre diez m i l pesetas todos los ex ministros de l a financiero. E l presupuesto de gastos en E s paña en 1930 importaba 3.618 millones de República española. (Ovación. pesetas. E n 1933, importa 4.271 millones. Nosotros atribuímos el papel destacado y Este aumento, sin una nueva mejora, sin un principal de las responsabilidades contraíferrocarril, sin un alivio para los contribudas al socialismo, porque él ha ejercido en yentes. España durante este tiempo, no una función colaboradora, sino una función direc- L a s cifras son más elocuentes que las palabras. E l año 1900 se hacía por un hombre tiva. Pero esto no quiere decir que sea sóloj competente un inventarío de lo que represenirresponsable el vecindario. H a y coautores, taba la riqueza española en todos los órdecómplices y encubridores. L a tiranía s o d a nes y evaluaba en l a cifra de 135.000 millolista se ha fundado en el mantenimiento dé nes. E l año IQ 29 se volvió a hacer idénti- un cordón umbilical que unía l a Casa del co inventario. A r r o j a b a entonces 300.000 Pueblo con el Ayuntamiento. L a Casa del millones de pesetas. ¿Qué es lo que queda Pueblo era el cerebro; el Ayuntamiento era en pie? S i en esa evaluación figuraba con el brazo. L a Casa del Pueblo era l a inspira 200.000 millones la riqueza agrícola, ¿qué dora; el Ayuntamiento, el ejecutor. L a Casa cuenta han dado de ella? Y basta con que del Pueblo era el amó; el Ayuntamiento y os asoméis a las cotizaciones de Bolsa para los concejales, los criados. Y o pregunto: que os deis cuenta del inmenso cambio en l a ¿Quién facilitó al cerebro el instrumento economía nacional. (Ovación. de que podía tan eficazmente disponer? I Quién fué el autor de la entrega de los Ayuntamientos a las Casas del ¡Pueblo? (Voces: M a u r a (Voces: ¡A b a j o Maura! Y o no digo abajo; yo digo sólo una cosa, acaba de publicar una novela: A v e n que es muy triste que un apellido esclareturas del caballero Rogelio de A m a cido e ilustre se haya visto unido a los dos! ral que es una sátira social, moral y hechos de liquidación más vergonzosa y de polídea, d é l a Españ á de hoy, ñ pesetas. más grave importancia gue en Esgañai ham 1 1 n 1 Feímámcl Flojeas
 // Cambio Nodo4-Sevilla