Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Arenas. Y si alguien tuvo el triunfo casi Español, 4; Donostia, o en sus manos, ese fué el Arenas. Barcelona 5. E n t r ó en serenidad el E s L o que en el primer tiempo era i m posible, parecía facilísimo en el segundo. pañol. Pasó l a tormenta- -parece- -del cam ¡A h si Higuera acierta en aquellas dos peonato de Cataluña. Renace la calma, y como torna, Iriondo empieza a jugar. H o y se ocasiones en que sólo ante el goal tuvo el ha asomado varias veces el jugador que llepartido en sus manos o en sus pies! va dentro, dormido, esperando la ducha técTodo lo que de incoloro había tenido el nica que le- despeje del todo. Pero ha salido, primer tiempo, lo tuvo de emocionante el decimos, varias veces y no lo ha hecho m a l segundo. Así, un partido de muy relativa buenos cambios de juego y alguno que otro calidad, fué a más, gracias a l a codicia del pase, acertando a recoger también algunos Arenas, que en una jugada llena de codicia, de los balones que le servían. Y a para Irion de afán de triunfo, vio pasar el balón a la do la pelota empieza a ser redonda. Empered de Zamora, jugada que Steimborn. anuló zamos a ver difícil su traspaso a otro club. por considerar que había existido un fould Con Iriondo así y Edelmiro como siemde Yermo a Zamora, antes de- que el delanpre- -jugador cronómetro y delineante del tero centro del Arenas arrebatara el balón fútbol- -y Prat un ¡poco mejor y Edelmiro de las manos a Ricardo en una de esas p i II superándose muy de prisa y Bosch, vivo ruetas características de- Yermo. E l escáne inquieto, y zigzagueante, el Donostia fué dalo que se armó no es para descrito. batido en l a primera parte por tres- cero, loE l Arenas del secundo tiempo b o r r ó al del grando los dos primeros en un minuto de primero. A u n con todo, la línea delantera juego electrizante, marca Casa Rabia en l a quedó rota con 3 a desdichada actuación de manera y algo norteños- ¡Iriondo! -en el Ortiz de la Torre. Pero pudo mucho el empuje y decisión rematadora. amor propio de los rojinegros. Ellos faciliA los quince minutos quedó resuelto el taron el juego del M a d r i d en l a primera match, consiguiendo Iriondo el primer tanparte, como luego lo redujeron casi a la to en una combinación Prat- Edelmiro. B e nada en la segunda. P o r codicia- más que ristain repelió el disparo, que, por fuerte, por técnica, hasta no poder más. no pudo blocar, además de que no creemos H e aquí cómo fueron los goals: que. sea un maestro precisamente en la esE l Madrid ha ido siempre por delante. pecialidad. Ancho y magnífico siempre ante E n un shot cruzado de Eugenio, a los veinla boca del goal el repetido delantero centro tinueve minutos, logró el primer goal. volvió a rematar y las mallas subieron un U n a de las pocas buenas jugadas del A r e metro sobre el nivel del mar, digo del marnas vale el empate. Centro de Urquiza, que co. Se hincha el marco cuando entran los Yermo remata, preparándose bien, cuando disparos de Iriondo, que, con una tonelada han transcurrido treinta y ocho minutos. de defectos, es muy grande en lo suyo. L a iniciación del segundo tiempo sorSiguió atacando el Español, porque el Doprende al Arenas, pues apenas se llevan j u nostia no acertó a salir bien y al volver a gado! cincuenta segundos, Regueiro pasa a encontrar otra vez encima- a l a delantera Eugenio, centra éste y Olivares, de cabeza, blanquiazul, sin esperarla tan pronto, desmarca el segundo goal. concertáronse las partes defensivas del once. E l nuevo empate proviene de un comer, Bosch llevó el ataque y sirvió un espléndido lanzado por Elguera. E l balón va a los pies pase, del que brotaron tres remates. ¿T r e s de Pérez, quien tira al marco, rodeado a ú n remates en un pase? Sí, porque una vez de jugadores, y Zamora no puede hacer nada el palo y dos Beristain devolvieron! l a pepor evitar el goal. Doce minutos. lota, porque los postes no saben blocar y Beristain tampoco, y a la tercera se venció el Poco después, Olivares t i r a a goal, rechagoal, lográndolo Edelmiro en una jugada zando Egusquiza, que no despeja la situainteligente de Iriondo, que supo dejarle el ción. Luisito Regueiro se apodera de la peremate y no estorbar. ¡También ha aprendilota y obtiene el tercer tanto. do esto... E l tercero y último goal del Arenas es obra de Urquiza, en un pase- adelantado de Los incondicionales españolistas se acorOrtiz de la Torre, a los treinta minutos. daron entonces con pena del ex que ahora Después, y en plena furia, el Arenas tiene luce su equipo- -ex campeones de Cataluña- algunas ocasiones de marcar. T a m b i é n hay, lamentando aquellas derrotas del principio otra de Emilín, que desprecia, con olímpico- de l a segunda vuelta. Pero los jugadores desdén. ya han olvidado esto y, dispuestos a matar Se produce el goal a que antes he aludid- el partido con tal de asegurarse l a victoria, lograron el tercer goal en jugada iniciada que para m í era goal. Pero Steimborn, con por Prat. E l meta donostiarra, peocupado por quien he hablado en l a caseta, dice que antes ele entrar el balón en el marco había silbado la presencia de Iriondo, salió mal- -otro defecto de Beristain en este partido- y Edelun foul de Yermo a Zamora. Luego, no hay goal anulado. Creo que tampoco había foul. miro, tranquilo y limpiamente, marcó el tanto, Iriondo no hizo m á s que hinchar el peDel Arenas han destacado Calvo, Yermo, cho y resoplar y el compañero entró el tanUrquiza y Rivero. Estos tres últimos en el to. Manera de ser eficaz, sin jugar. ¿N o es segundo tiempo. D e l Madrid, Villanueva en único Iriondo en su clase en E s p a ñ a? el primer tiempo y algunas buenas cosas de Luis Regueiro y Quincoces; Zamora, de Muerto dejó ya el Español el partido, porquien no se puede dejar de hablar nunca, que sin la indecisión del. reultado, l a emoción muy flojo. remontó el vuelo y se fué a Oviedo, desde Steimborn retornó a la caseta entre dedonde nos mandaba frecuentes noticias del match Oviedo- Vantolrá, que supimos estanuestos. Para el público, él había escamoteado l a victoria al Arenas. Pero si de algo ba dos- cero, y luego empezó a subir el score contra los. azulgranas, y Miranda sufría la sirven sus excusas, repetiré sus palabras: lesión que ha entristecido esta primera jor Antes de entrar el balón en l a red, señalé nada liguera. l a falta de Y e r m o luego no se puede hablar t! e un goal- anulado. E n l a segunda parte el Donostia no se A h o r a allá los sevillanos. dejó sorprender más por l a rapidez de l a delantera blanquiazul y el temor a Iriondo Equipos. Arenas: Egusquiza; Egusquiaguirre, A r r i e t a Calvo, Urresti, P é r e z E l- bajó, no dejándole rematar con tanta frecuencia. Igualóse el juego, aunque siempre guera, Rivero, Yermo, Ortiz de la Torre y brillando la mejor técnica de los locales, conÚrquizu. tra la labor notable e incansable de A r a n a y M a d r i d Zamora; Quesada, Quincoces; Marculeta, el tesón de Á y e s t a r á n y- los g r i Regueiro, Viilanueva, Leoncito; Eugenio, ÍQ á Amadeo, gug es lástima gue no pueda Regueiro. Olivares. H i l a r i o Emilin. acompañar con el ejemplo, como Marculeta, auténtico animador del once. N o nombramos a l a delantera donostiarra, porque n ó l a v i mos. De Ipiña fueron los pocos remates qua hubo en la primera parte, dando uno en el poste. Pero es que las líneas media y defensa del Español jugaron un gran, partido, sobresaliendo Pérez y Cristiá. P o r esto no hubo ataque donostiarra. Este segundo tiempo debió terminar cerocero, porque el cuarto goal del Español, m a r cado a los veinticinco minutos por Iriondo, era cff- side. E l partido, limpio y bien hecho, se arbitraba solo, peyó tuyo el arbitro en el señor, Sanchiz Orduña, formándolos a s í E s p a ñ o l Florenza; Arater, P é r e z Solé, Layóla, C r i s t i á Prat, Edelmiro, Iriondo, Edelmiro II y Bosch. Donostia: Beristain; Goyeneche, A r a n a Amadeo, Áyestarán, Marduleta; Insausti, Áklazábal, Chivero, Ipiña y Tolete. -ORS, V a l e n c i a 2; A t h l e t i c d e B i l b a o 2 Valencia. Con una gran entrada se celebró en Mestalla este partido, que resultó interesantísimo, entre los campeones de E s paña y el Valencia. E l mal estado del terreno no impidió que se realizara un juego r á pido y bello. E l empate a dos tantos fué justo. Mientras los delanteros del Athletic fueron francamente superiores a los del V a lencia, las líneas defensivas de este equipo tuvieron un mayor acierto que sus contrarios. Dos a uno a favor del Athletic terminó la; primera parte. Marcó primeramente Iraragorri con un tiró de cerca, esquinado. E m pató Vilanova, rematando un centro de T ¡Tabancos duró poco l a igualada; l a deshizo Iraragorri, poniendo fin con certero tiro a un avance de toda l a delantera. E l novel jugador valencianista Cervera dio ocasión a Trabancos para fusilar el goal del definitivo empate a dos. Arbitró bien Melcón, cuya gestión fué facilitada por los propios jugadores, que hin cieron una pelea correcta, aunque fuerte, O v i e d o y; B a r c e l o n a 3 Oviedo 6, 10 mañana. Llueve. E l campd es un lago. Sin embargo, en todas las localidades hay abundancia de público. Saltó e l Barcelona, y se alinea a s í No- g u é s Zabalo, A l c o r i z a Santos, Salas, Arnau; Vantolrá, Goiburu, Morera, Ramos y Miranda. E l Oviedo presenta el siguiente equipo: Osear; Caliche, S i ó n Mugarra, Sirio, C h u s Emilín, Herrerita, L á n g a r a Gallart y C a suco. Comienza el primer tiempo, y es el B a r celona el que saca y hace un avance por el centro, que corta la defensa oviedista. E l Oviedo llega por el ala izquierda, y Zabalo hace su primera intervención, de cabeza. Una incursión del Barcelona. Gallart entra por medios y defensas y le cortan el avance. U n a mano del Barcelona. E l dominio es alterno. Cásuco hace una preciosa jugada, que obliga a Alcoriza a hacer el primer comer contra el Barcelona. Miranda, el extremo izquierda del Barcelona, comienza a manifestarse como la figura más interesante de l a línea de ataque catalana. H a llegado el balón hasta los pies de Vantolrá, que c h u t ó el poste que para, Vantolrá que repite y primer goal para el Barcelona. Osear había salido y se descolocó. H a b í a n transcurrido diez minutos. El Oviedo está jugando, sin embargo, de un modo flue hace ¡esperar, e l desquite rápido,