Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
conmocionado, y entonces, en un fuerte empujón gálico, León chuta y Pacheco despeja flojamente, aprovechando Chacho para rematar y Ordóñez para salvar ante el marco con la mano. Y el penalty inevitable lo lanza Diz, y. es el nuevo goal coruñés. Reanudado el juego, el Deportivo se lanza un ataque, más que impetuoso, violento. E l público se indigna, protesta unas veces y otra reparte sus gritos entre los coruñeses, durísimos, y el arbitro, demasiado transigente. H a y faltas, dentro y fuera del área, que complican el espectáculo, y los athléticos responden en el mismo tono a las embestidas, con lo cual el juego es de l a peor calidad y l a caza es un entretenido ejercicio en el que por turno todos salen perjudicados. A los cuarenta minutos, en un buen cendro de Marín, Elícegui, a toda carrera, a l canza el esférico y logra un remate impecable, con la cabeza, que es el tercero y ultimo tanto. Y nada más interesante, n i mucho menos preciable futbolísticamente. Figuras y equipos: -En el Coruña se desdibujó Chacho, tal vez por no ser esa clase de juego violento l a más apropiada para sus condiciones. Resaltaron, en cambio, los extremos, Torres y D i z éste sobre todo, que fué el mejor de su grupo. Entre los athléticos, apagado Arocha y torpe Elícegui. Buiría fué el conductor de la línea, con su movilidad peculiar. Medios y defensas estuvieron acertados, y el portero, decidido, tuvo una feliz actuación. N o así Arribas, el arbitro catalán, que al torcerse el partido, por las violencias de unos y otros, flotó a merced de los golpes y las pasiones de los jugadores y l a exaltación del público. -J. D Los equipos se alinearon a s í Deportivo: Rodrigo; Simón, Alejandro; Alvaro, Esparza, Reboredo; Torres, Lele, León, Chacho y D i z Athletic: Pacheco; Olaso, Mendaro; Rey, Ordóñez, Feliciano; Marín, Buiría, Elícegui, Arocha y A m u n á r r i z Notas d e u n escéptico Coruña langa contra el adversario. Alejan dro realiza el hurto en el momento de colo car el balón para la patada. Afortunadamente el Athletic de Madrid se dio cuenta de la falacia y confió a Elícegui el trabajo de que Alejandro fracasara en Agrimensura. Porque Elícegui siempre, es el más entusiasta y el que pone más calor, en todo. El juego mudo más interesante del partida estuvo a cargo de los extremos gallegos, Torres y Diz. El juego hablado más interesante- -el más temperamental, por lo menos- -es tuvo a cargo del athlctico Rey. Con ese fútbol miniatura de pases cortos. sin necesidad, y con ese fútbol de retener el balón todo el tiempo que haga falta para que el contrario se quede con él, no se va nunc. a muy lejos. Si m- íster Pentlaad no dijo en la caseta al final del partido que así no puede ser, es que no es míster Pentland. Decididamente tenemos que protestar del poco respeto que hay para boina. La boina es una cosa seria y, sobre todo, es tina cosa sobria. Los porteros y acomodadores del campo de Vaüecas, con un inexplicable desprecio a la tradición espartana de toda una región, exhiben el higo bicolor que todos conocéis. El hecho de que algunos jugadores bailen en el campo no es una rasan para que el personal de un Club nos quiera- hacer creer que se ha organizado un cotillón. ¡Ah, un día llegará a Vallecas un nativo de Tolosa! Lo advertimos a tiempo: el empezar a tiros... Un empate del Coruña ¡y hasta una victoria del Coruña hubiera sorprendido a mu- cha gente. Los jugadores del Coruña jugarían exacA la que vio el partido, tamente igual- -igual de bien, por ejemplo- -Por mucho que se empeñe, a nosotros nó si dejasen que la- tela del pantalón les cunos engañará nunca: Arribas es un arbitro briera un poco más de muslo. de rugby. Hace tiempo ¡hay! que pasaron los tiemEsto no es ningún defecto, porque en Vapos en que la indumentaria de tremendo llecas el domingo lo que se necesitaba era impresionaba al enemigo. un arbitro de rugby. El Coruña tiene un jugador- -Alejandro- -El error fué que no le ayudara en su dia quien él equipo confia la misión de sustraer fícil misión un arbitro de pancracio. dos o tres metros en cada free- kick que el Los foulds que cuelmi más, por lo visto, I fiolefliOAte ofrecanu e tAi a d e p r o t e g a i u! a e lo O U l SKUBorps I s t f o r s s 3 no racatten hoy ¡isnto t a J u isrcrremo w LEGITIMO APARATO FOTOGÜ SRCG. 4 X 6 i oéto IA) EN ULTIMA PALABRA FOTOGRAFÍA q u a pemúto obtener C M ía m a y o r ¡siriSJez PI 05 Í! 3 t o 9 f d j l 4 Xfe -tic b o n o f i i s f i e s i s o u n a oíontsea ha cefcks! pieíeatoda. D o b l e d i a f r a g m a O b j e t i v o R U B g K G gr o íu ¡THnCSÍ ¿S J- O b t u r a d o JTKtestánom y p o s s s gradttobJcs. V i a o t p e r f e c c i o n a d o C o n c n a tclú o p o r s eten l a cémar qettáo e n f o c a d a a l infinito y e l visor a b i e r t o í a c a b a d o ss III I, -i r 1 perfecto y ntora mente ganuit Ztdo. to embsíado, contra reoa cíeo do 35 Péselas sdasmeoia Envío todat portes stuy cuidado L, I F R A N C O D E PORTES y DE E M B A L A J E O c i a paroto a a e o a t p a A c d o d ya íitftmsciona d opfew, stuy n d H e i y a (aieojsoa d tercies. MANDE MO, SU PEDIDO H O y M E RECOMENDÁNDOSE O E EST 5 PEKÓ 01 CO, A UNION Fi CATALOGO GENERAL, GRATIS FACILIDADES DE PAGO Las mujeres fueron las primeras que descubrieron, en el M e d i o d í a de F r a n cia, en donde se elaboran los perfumes, las propiedades asombrosas que para blanquear la piel posee esta cera pura, cremosa y virgen, que proviene de lab flores. E n una sola noche transforma con frecuencia una piel tosca, á s p e r a y obscura en una piel suave, clara, de un blanco natural. Pruebe usted e s t á misma noche esta Cera Aseptina B a ñ o m á g i c o de Belleza E n tanto que l a substancia cremosa y blanca penetra suavemente en l a piel, la capa. rugosa exterior se ablanda y se separa en finas p a r t í c u l a s durante el s u e ñ o de usted. P o r la m a ñ a n a esas feas y rugosas escamas de l a piel caen por sí solas con el mero hecho de lavarse. Desaparecen las espinillas y las i m perfecciones de la tez. Ante los ojos de usted a p a r e c e r á la clara y. fresca belleza de l a nueva piel, hasta entonces oculta. P ó n g a s e asimismo, Cera Aseptina en toda la cara y en el cuello, a s í como en los hombros, brazos y manos. De no hacerlo a s í el contraste con la fresca y blanca tez del rostro se n o t a r í a demasiado. Pida usted hoy la pura Cera Aseptina al proveedor que acostumbre. T ibo de ensayo: Para que pueda usted apreciar por s í misma el extraordinario valor de este producto parisiense, r e m í t a n o s 50 c é n t i m o s en sellos, e inmediatamente se le enviará una muestra. Dirección. Productos T. K S e c c i ó n 1- W. Vía Diagonal, 3 SS, Barcelona. créeme
 // Cambio Nodo4-Sevilla