Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Inauguración del Año Jurídico del Tribunal de ta Sagrada Rota, Gmpo de oidores y de abogados. obedeciendo al vivo deseo de su alma de hombre de ciencia y de Mecenas generoso. L a sala de consultas, que contiene cerca de 60.000 volúmenes, fué fundada por León X I I I y organizada por el padre Ehrle, ahora cardenal bibliotecario. E n diciembre de 1930 se derrumbó. Pero otra vez vuelve a su antigua y severa belleza. Aparece ahora más luminosa, pues los ventanales se han ampliado enormemente por la parte del patio del Belvedere. Según diseño trazado por el Padre. Santo en 1930, la estantería se ha renovado sobre nuevas bases, es decir, se ha construido, según la técnica más moderna, con elementos de hierro, con el fin de que todos puedan coger los volúmenes sin necesidad de banquillos o escaleras. E n las paredes interiores la fila de estantes es doble. L a estantería ocupa, pues, allí doble altura, pero está dividida a la mitad por una balaustrada espaciosa y ligera de hierro barnizado. El- mismo sistema de estantería se ha implantado en la tercera sala, que une la biblioteca con el archivo. L o s estudiosos tienen ahora las mayores comodidades para el estudio y la consulta. E n la primera sala se han colocado veintrés espaciosas mesas, mientras en. la segunda se han colocado los catálogos en ficheros modernísimos, intercalados con pupitres, para colocar sobre ellos los volúmenes que se han de consultar. Debajo de. los, pupitres y de los ficheros se ordenan los volúmenes de gran tamaño, los cuales pueden manejarse fácilmente juntamente con los catálogos del M u seo Británico, de la Biblioteca Nacional de París y el Gcsamtkatalog prusiano. U n moderno sistema de calefacción y de iluminación, con todas, las defensas contra La Sala Sixfñ a de la Biblioteca Vaticana, después de la restauración. (Fotos FeHci incendios, completa el equipó de la Biblioteca. L a serie de cardenales bibliotecarios, expuesta sobre las, paredes, demuestra, incluso á quien se empeñe en no creerlo, lo mucho que la Iglesia ha protegido siempre a la ciencia y la ha ayudado en su incesante desenvolvimiento. FRAHCESC- O T U R C H I
 // Cambio Nodo4-Sevilla