Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS SEMBRADORES DE IDEAS Aunque aparezcan estas lineas con retraso, quiero ante todo manifestar aquí mi gratitud a Federico García Sanchiz y a M a nuel Bueno. Porque, tanto el genial charlist a como el admirado literato, han tenido la bondad de mencionar mi nombre entre los escritores que, a juicio de ellos, debieron figurar en la candidatura de derechas para las próximas elecciones. S i se tratara sólo de una afectuosa alusión personal, yo me hubiera limitado a darles las gracias particularmente. Pero el tema ha sido comentado en otros periódicos, y, gracias a esas dos firmas prestigiosas, se ha hecho ahora la debida reparación de un olvido injusto en las listas electorales. Porque, como dicen con razón Manuel Bueno y García Sanchiz, no sé podían desdeñar ni desconocer, a la hora de la lucha, los servicios prestados por este núcleo de intelectuales en sus patrióticas campañas contra la oligarquía de Casas V i e jas. H o y los tiempos han cambiado, y ya no es posible, como antaño, el repartir las actas entre los parientes y los tertulianos de un cacique influyente. E l país entero abomina de aquellas mayorías en que los jefes de grupo o los oradores aplaudidos sacrificaban 3 a cantidad a la calidad, a fin de sólo contar con incondicionales E l país anhela otros hombres nuevos que los abrumados por la responsabilidad de las leyes sectarias votadas en las Constituyentes. Y no puede perdonar esos votos de confianza otorgados a un Gobierno despótico y cruel. P o r eso presiente que en las próximas elecciones se ventila el porvenir de España o bien volvemos a caer bajo la dictadura demagógica, o bien resplandecerá en el horizonte ennegrecido el alba del resurgimiento nacional. Reconozcamos, sin embargo, que algo se ha hecho para darle a ciertas listas de candidatos un alto interés patriótico. E n la de Madrid, por ejemplo, los escritores antirre- volucionarios vemos figurar con orgullo los nombres de Luca de Tena y de Juan Pujol. No se vea en esto el menor desaire hacia los otros candidatos, merecedores todos de respeto y algunos de general aprobación. Aquí hablamos sólo de escritores. Y a ningún lector de A B C se le oculta lo que Juan I g nacio, digno heredero de su padre, ha arriesgado en sus campañas al servicio de la P a tria, padeciendo feroces persecuciones en su persona y en sus intereses. E n cuanto a Juan Pujol, el ilustre director de Informaciones, ha sido un verdadero acierto el reforzar l a candidatura con su nombre prestigioso. Porque en Pujo! se reúnen condiciones relevantes de inteligencia, de cultura, de valor cívico y probidad intelectual. Y asimismo aplaudiremos la designación del director de La Nación, aunque no sea por Madrid, ya que pocos han hecho lo que. él en su batallador diario para acabar con la dictadura socialenchufista y las desprestigiadas Constituyentes. Pero esto era forzoso, dada la lección de táctica que nos proporcionaron antes los mismos revolucionarios. Pues se recordará que en sus filas perturbadoras había sido lo suficiente e! escribir unos cuantos articulos contra- el antiguo régimen para tener un acta por derecho propio en las Cortes Constituyentes. Esa vanguardia revolucionaria la formaron los intelectuales periodistas, que, con sus campanas de agitación, hicieran así posible el advenimiento de la República. Por algo, una vez derribada la Monarquía, los caudillos de la revolución premiaron sus servicios con Embajadas, dietas y enchufes. Y este fenómeno que hemos comprobado aquí, es decir, los efectos de la semilla disolvente sobre el espíritu ciudadano, ofrece las mismas características en otras revoluciones de la Historia. Sin los pensadores de la Enciclopedia no hubiese habido Revolución francesa, y el hundimiento del Imperio de los Zares lo. prepararon muy de antemano los discípulos rusos de M a r x en el destierro. E l propio Lenin fué la mayor parte de su vida de emigrado un laborioso estudiante cíe problemas sociales y económicos y un fecundo publicista, que exponía sus audaces teorías mientras se presentara la ocasión oportuna de llevarlas a la práctica. Siempre es el pensamiento del intelectual el que inspira al futuro tribuno, al conductor de masas. A veces la etapa transitoria de la teoría a la acción se opera en un mismo individuo. E l caso de Lenin, se repite en Mussolir. i, qu 2 crea y propaga el fascismo en sus vibrantes campañas patrióticas de 11 Popólo d ltalia... ¿A qué seguir? Bastaría, para los que pretenden hallar una inexistente incompatibilidad entre al política y las letras, recordarles que Cánovas y Castelar, Gladsíone y Disraéli, Thiers, Clemenceau y Poincará han sido intelectuales, escritores. U n a política sin ideas inspiradoras, ni representantes de la cultura patria podrá formar, una mayoría dócil; pero no l o g r a r á nunca renovar el espíritu nacional. Por eso los escritores hoy deben estar preparados a acudir a la lucha electoral allí donde se les llame y a enardecer el ánimo de los electores, dada la gravedad del momento actual. Todos estamos obligados al m á x i m o esfuerzo en la hora presente, ya que el porvenir de España ha de ventilarse en las próximas Cortes. L o cual no obsta para que yo siga creyendo que el sistema parlamentario se halla en su período agónico, y que es una institución propia del s i glo x i x no del nuestro. Causa verdadero asombro que aquí los hombres avanzados sean los que todavía creen en la infalibilidad del sufragio, la democracia, la igualdad, el progreso que significa la palabra R e pública etc. ¡Ellos sí que están anticuados! Aún ignoran lo que al advenimiento del comunismo, del fascismo y del hitlerismo racista significan en el mundo. Y por eso no comprenden que el destino de la civilización europea depende de este dilema palpitante: Roma o Moscú. ALVARO A L C A L Á GALIANO Tres retratos. De Ciudad Real y de otras poblaciones de Mohamed Nadir- Khan, Rey del Afganistán, España se han dirigido estos días muchos asesinado anteayer en su país. Nadir ocupaEl ba el trono desde hace cuatro años. Subió nuevo ministro de El Salvador en Ma- telegramas de protesta a los familiares del joven funcionario de Hacienda D. José Ruis a él después del período anárquico del ban- drid, D, Raúl Contreras Días, que ayer prede dolero Habibulah, que se proclamó sucesorsentó sus carias credenciales en Palacio al la Hermosa, asesinado cobardemente en de Amanulah, el desterrado por excesivapresidente de la República. Foto Días Ca- Daimiel durante la celebración de un mitin socialista. Foto Majan? tnente tnodernista. Foto Vidal. sariego.
 // Cambio Nodo4-Sevilla