Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO n D E NOVIEMBRE D E 1933. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 18. na, ejecutada igualmente con saña, que el propio D Fernando de los Ríos envidiara, por D Miguel Maura. Grandes tenidas d e l a secta c o n s a b i d a d u r a n t e el debate s o b r e Ja C o n s t i t u c i ó n e n m a t e r i a r e ligiosa Con los hechos que quedan apuntados se nutrió hasta hartarse el apetito persecutorio que contra l a Iglesia católica sentía el primer Gobierno de la República, precursor inequívoco de los atropellos que iban a seguirse. A primeros de octubre de 1931 llegó l a discusión del proyecto de Constitución al tema religioso. Con gran agitación en las logias que movilizaron sus tentaculares fuerzas. Ño hubo hermano mayor que no se agitase en los entrebastidores parlamentarios para las múltiples chapuzas y componendas que requería un asunto que tanto dividía a los ya mutuamente recelosos grupos republicanos del Gobierno. Es de recordar el laborioso ajetreo del Sr. Lerroux, ministro de Estado a l a sazón, para- lograr de todos los partidos del régimen que apoyasen al Gobierno en su ponencia en la cuestión religiosa. Y debe tenerse presente que aquel Gobierno, que durante todo el debate constitucional permaneció a la deriva, sin una definición clara de su juicio, que encauzase las discusiones caóticas, tuvo, por excepción, su ponencia en el tema religioso. ¿Será necesario también evocar que esa ponencia estuvo inspirada por Acción Republicana y por el S r A z a ña? Ponencia para l a cual el Sr. Lerroux, laico y práctico y ufano, gestionó con su autoridad, entonces indiscutida entre los republicanos, las máximas aquiescencias. momentos en que los católicos españoles van a emitir su voto. Y, en general, los de todos los diputados de la mayoría del 13 de octubre de 1031 desplegaron su furia sectaria hasta en agresiones personales, como la sufrida por el digno diputado Sr. Leisaola. t E l señor A l c a l á Z a m o r a lemnemente alza s o- desconocimiento relativo de la pro piedad práctica del culto y de la religión como pleno... Yo, en nombre de la libertad, de lá democracia y del interés republicano no quiero que la Constitución surja deformada ni deforme, porque aspiro á que sea perfecta, igualitaria y cabal para todos los españoles... la b a n d e r a r e v i s i o- Pero esto era l a crisis fulminante. Y l o fué. E n vano los hermanos mayores se movilizaron de nuevo para evitar el escánd a l o y el estrago de semejante desenlace del Gobierno provisional de l a República. E l miércoles 14 de octubre, después de la tempestuosa sesión permanente en que se aprobó el artículo 26, el señor Alcalá Zamora dimitía su cargo de presidente del Consejo y dirigía una carta a los ministros, en l a que razonaba los motivos de su decisión. Carta. que l a Historia, con inexorable designio, sacará de las sombras de lo inédito, con las resultas consiguientes para el juicio que merecen los hechos y los hombres, pero que hasta ahora no conoce España. E s a carta, en efecto, no se ha publicado; los ministros á quienes iba dirigida no se creyeron con derecho a ello, mientras no les autorizase el firmante, y como éste no l a facilitó en aquellos días- -que era l a ocasión propicia, ya que después los acontecimientos p o E s evidente, señores, que después líiicos l a hacían inoportuna- inédita quedó. de haber proclamado la igualdad de ¡Lástima grande, porque, dado el tono y e l todos los españoles, la indiferencia de sentido del discurso de D Niceto Alcalá Zamora es de suponer que en dicha carta credos religiosos para la condición j u la dimisión adquiriera motivaciones de exrídica, el derecho de los católicos sufre traordinaria gravedad! en el proyecto de Constitución estas limitaciones: una merma evidente del E l señor Alcalá Zamora, a quien acompaderecho de elegir profesión; una minu- ñó en l a dimisión D Miguel Maura, se lancia opuesta para esclavizar en deter- zaba con aquella actitud tan digna a l a camminadas aplicaciones el derecho de re- paña revisionista de una Constitución que Antología d e sofismas, i r r e v e NACÍA D E F O R M A D A Y D E F O R M E unión; una restricción de l a garantía Pero duró poco en sus manos esa bandera, rencias y calumnias de propiedad, más o menos afirmada que ni siquiera llegó a usar en l a calle, porSería interminable un apuntamiento, aun para todos; otra mutilación del dere- que los acontecimientos políticos se precipicho de enseñar; una merma del dere- taron en forma que a los dos meses justos en extracto, de las agresiones que l a conel señor Alcalá Zamora tomaba posesión de ciencia católica y las personas de los relicho de Asociación, y, en definitiva, u n la presidencia de l a República y prometía giosos sufrieron durante l a discusión en el solemnemente ser fiel guardador de aquella Congreso de los artículos pertinentes de l a Constitución. Constitución. Ensayaremos, en un esquema, AGENCIA D E PRESTAMOS PARA Eti apresurado e incompleto, un índice: Don Femando de los Ríos, hizo la apología de los judíos, a quienes, por primera ves Préstamos sobre fincas rústicas y urbanas, acaso en la historia parlamentaria universal, se saludó con exaltadas palabras y categó- Sebastián iuerrero- Estrella ricas glorificaciones desde las Cortes. En L a actitud del partido radical un discurso empalagosamente cursi, del co- Sierpes, 17, Sevilla. -Teléfono 26890. nocido catedrático, se flameó el sofisma de E n el desarrollo del proyecto de Constitución fueron saliendo a, su turno otras! que a la Iglesia le convenía su supeditación l! IHIil! llHI! cuestiones entrañablemente conexas con lá al Poder civil. religión católica y los derechos de l a IgleDon A l v a r o de Albornoz, se superó a sí sia. N o hay que decir que tuvieron paso mismo en sus habituales... expansiones anti 5 Presentación de franco con los votos por cierto del señor, rreligiosas: La Iglesia no tiene derecho a Lerroux y del partido radical, representala libertad. Sus títulos de propiedad no son do por aquél y por el Sr. Martínez B a legítimos. Las Ordenes religiosas están comrrios en el Gobierno Azaña- socialista. La ¿puestas por mendigos y vagos, que deben sujeción de las manifestaciones externas del ser tratados como delincuentes. -en- -culto a l a ley de Orden Público, el divorcio, E l radical D Rafael Guerra del Río, m i la enseñanza laica, etc. fueron otros tantos nistro del actual Gobierno, aspira a que no preceptos emanados de las Cortes Constituquede en España un solo fraile ni una sola yentes y directamente socavadores de la monja. potestad de l a Iglesia y de l a libertad de E l S r Jiménez Asúa, dijo que las hermaconciencia... nas de la Caridad llevan la perturbación a E l 18 de octubre D Alejandro L e r r o u x las conciencias de los moribundos... pronuncia un discurso en Santander y ya; E l Sr. Barriobero: De la cárcel de homempieza a predicar freno para l a furia secbres las tuvieron que echar. taria, que nadie mejor que él ha podido Don Manuel Azañar España ha dejado lll! ll! ¡coercer eficazmente con su centenar de d i de ser católica. No me interesa la situa ¡5 putados en el Parlamento. L a prédica de toción económica del Clero en relación con el ES A las 6, vermouth extraordinario. lerancia y de respeto era deliberadamente Estado. Las hermanas de la Caridad tie 3 Desde las 8,30, continua. tardía, porque el estrago estaba realizado. nen un espíritu de proselitismo intolerable. E n adelante- -y coincidiendo con el interés político suyo, y con el desahucio que le fulLos Srcs. Ramos, Posa Juncal, Rodríguez minan Azaña y los socialistas- -el Sr. L e Pinero, Ruis Funes, Alberca, etc. son nomÜ abierto desde las 5. Ej rroux intenta reparar el enorme daño g u e bres dignos también de mención en estos 1 r nista E l día 10 de octubre el jefe del Gobierno, Sr. Alcalá Zamora, abandonó la cabecera del banco azul y desde un escaño, como simple diputado, impugnó las monstruosidades jurídicas del artículo 26 de l a Constitución que hoy rige y se está aplicando con deliberada y ufana escrupulosidad constitucional. Hermoso discurso, en verdad, porque estaba henchido de doctrina ortodoxa, de fundadas razones, de alegatos incontrovertibles, a l estilo de aquel otro, famoso también, del mismo orador, combatiendo l a mancomunidad de Cataluña como fermento de disgregación de l a unidad española. Justas palabras son, en efecto, las que reproducimos a continuación, dignas de que l a Historia las grabe como leyenda que vapule l a persecución, el atropello y el despojo de l a Iglesia católica por l a segunda República española. H e aquí esos párrafos del S r Alcalá Z a mora: BanGO fiipotorio de España Otros preceptos persecutorios y expoliadores 1 Sábado 11 I I QUEREMOS! CERVEZA 1 ¡E l SALÓN DE IE I
 // Cambio Nodo4-Sevilla