Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Informaciones y reportaje Federico Federico Santander ha regresado de su e x p e d i c i ó n alrededor del mundo. Aprovechamos su paso por M a d r i d para interrogarle acerca de las i n cidencias de su largo viaje, yihe aquí lo que nos dice: -D i e z meses ha durado nuestra expedición. N o ha sido, ciertamente, un ejemplo de velocidad. N o pretendíamos que lo fuera. Se puede dar la vuelta al mundo en mucho menos tiempo. Porque el mundo, digan lo que quieran los mapas que para el caso son los termómetros de Ferreras, es muy pequeño. U n pañuelo, sí pero un pañuelo d o b l a d o q u e puede meterse en un bolsillo. Hemos recor r i d o y- e n automóvil treinta y dos m i l kilómetros; en barco, algo m á s dé veinte m i l m i llas. L o s países visitados han sido veintiuno, desde la inmensa India -i... S a n t a n d e r y s u viaje V d e l munido alrededor Templo y estanque sagrado en Mylapore (India) hasta el diminuto principado de Monaco. Nos hemos albergado en ciento catorce ciudades y hemos tenido que manejar moneda de treinta tipos diferentes (francos, liras, dinars, ieis, nevas, dracmas, libras turcas, piastras, rupias, yens, pesos, dólares... Esa ley del cambio, que los tratadistas de Economía omiten y que la fina observación de F e r n á n d e z Flórez ha descubierto, se ha cumplido en nosotros: cada duro español, brillante y sólido al salir por la frontera de I r ú n ha quedado reducido a unas leves recortaduras de metal a fuerza de ser mutilado y limado en las ventanillas de los cambistas. i- -i... -L a crisis económica es mundial. Españ a es de los países menos quebrantados. S i n las funestas perturbaciones políticas seria uno de los pocos oasis que hoy van quedando en el planeta. U n país que conserva la prosperidad es Filipinas. L a mayor depresión se advierte en Grecia, Indochina y ¡Cuba. L a situación de Cuba cuando nosotros embarcamos en el Cristóbal Colón con rumbo a E s p a ñ a era ya trágica. L a s damas catequistas coincidían con los estudiantes comunistoides en el odio a Machado. L a revolución era inminente. L a esperábamos en cada despertar. Y a en Mueva Y o r k a principios de mayo, los periódicos la anunciaban como sepura y próxima. L a visita de nuestros aviadores y la inquietud que pfoduio su desaparición retrasó el estallido. Cuba HO tuvo entonces nensamiento m á s que para oreocuparse ñor la suerte de B a r b e r á n y Collar. L a mediación de Welles ¡fué un recurso in extremis, a la desespe- servia-