Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S 16 D E N O V I E M B R E D E 1933. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 26. nadie, puedo afirmar hasta qué punto llega la neutralidad del Gobierno en esta elección. Entre todas las quejas que recibo no hay nada contra la actuación de la fuerza pública, lo que se demuestra que mis órdenes son cumplidas de un modo estricto. Las quejas son de unos partidos contra otros. Allí donde dominan los socialistas, las derechas se quejan de los atropellos que aquéllos cometen, y a la inversa. Donde las derechas tienen gran fuerza, recibo las denuncias de los elementos republicanos y socialistas. Son cosas inevitables, pero a las que inmediatamente pongo remedios. ¿Conoce usted los rumores interesantes que se hacen circular respecto a la posibilidad de un movimiento por parte de los socialistas si las derechas obtuvieran un triunfo? -S í y eso no tiene fundamento alguno. Ahora mismo acabo de leer un manifiesto de la Agrupación Socialista de Yecla, en el que se dice que s i e l día 19 triunfan las derechas en las urnas, el día 20 triunfarán los socialistas en l a calle. Esto es una- verdadera incongruencia por no darle otro calificativo; porque si los socialistas han hecho nacer con sus votos el orden constitucional en que nos encontramos y estas elecciones se celebrarán coristitucionalmente, ¿cómo puede suponerse que ante la voluntad popular, clara y sinceramente manifestada, se puede revolver nadie? Esto aparte de que el Gobierno sabe cumplir con su deber y no consentirá la menor extralimitación. Después de que hayan hablado ¡as urnas, todo el mundo tendrá que someterse a los resultados de la votación. ¿Piensa usted i r a Asturias para defender su candidatura? -N o E l presidente del Consejo, los m i nistros de Hacienda e Instrucción Pública y yo, permaneceremos en Madrid. Claro es que si yo me trasladara a Asturias y trabajara con mis amigos de aquí al domingo, quizá obtuviera éxito y lograría el acta, que de otra manera veo bastante dudosa. Hicimos notar al Sr. Rico Avello que el caso de un ministro de l a Gobernación que se quede sin acta en unas elecciones, es poco frecuente. -E n efecto- -contestó- pero para mí será un timbre de gloria. Si yo consigo que estas elecciones sean todo lo serias que me propongo, y además me quedo sin representación parlamentaria, todo el mundo comprenderá con cuánta sinceridad he obrado, siguiendo así el criterio de este Gobierno, anunciado desde el primer momento y seguido sin vacilaciones, de ser un juez de campo en la lucha electoral. N o he recibido a un candidato, n i he dado otras instrucciones a los gobernadores, sino l a de respetar en todo momento la decisión del Cuerpo electoral. L a identificación personal para votar Se recuerda a los electores que, al acudir el domingo próximo a depositar su voto, deben ir provistos de la cédula personal, o, en su defecto, del documento de identidad que posean, siendo siempre preferible la cédula. sus adversarios, aun a los más extremistas, que no le negasen un margen de tiempo, que no negaron a otros gobernantes. Añade que muchos elementos, que en 14 de abril contribuyeron a implantar la República, se sienten ahora defraudados; creyeron que l a República era libertad, igualdad y fraternidad, y luego no ha resultado nada bernar, es el orden, por lo que, si él fuese de esto. Para ser buen gobernante- -sigue diciendo- -no hay que ser grosero y violento, pues ello defrauda a muchos republicanos, y creen que la República no ha de ser otra cosa. L a obra que ha de llevar a cabo el partido radical, si llega al Poder, es la de abrir la República a todos. Se extiende en consideraciones acerca de la crisis económica actual, y dice que ello ha de repercutir forzosamente en las urnas. Cuando gobierne el partido radical, devolverá la tranquilidad a todos los españoles, cualquiera que sea su ideario, y sólo p i diéndoles acatamiento a la legalidad republicana, pues ello no es fomentar el monarquismo, sino evitar la anarquía. Niega- que haya evolucionado hacia la derecha lo que ocurre es que, como al advenimiento de la República no había más partido republicano que el radical, salvo el núcleo venerable de los federales, los partidos que han nacido, se situaron unos más a la izquierda, otros más hacia la derecha, y el partido radical ha quedado en el centro; pero, comparando programas y actitudes, vemos que sólo la diferencia es que ellos son los hijos y nosotros los padres. Refiriéndose a los socialistas, dice que también deben de prestarle su concurso, como el partido radical se lo prestó al advenimiento de la República. Analiza las reformas llevadas a cabo pollos últimos Gobiernos, y dice que la militar fué necesaria; pero no debía de haber tomado caracteres de persecución, mostrándose disconforme en este punto. H a y que imprimir gran impulso a los m i nisterios de Guerra y Marina, y a otro, que habrá que crear, relativo a las cuestiones del aire. Pasa a estudiar los antecedentes de la política nacional, desde la Dictadura, y dice que no puede vovler el Ejército a lo que era antes, por lo que ha de hacer justicia al hombre que, al advenimiento de la República, tuvo el valor de llevar a la práctica la reforma militar. Refiriéndose a la separación de 3 a Iglesia y del Estado, cree que este no debe cíe ser un problema político. E s necesario crear en España el respeto a la libertad de conciencia, como se practica en otros países. Desde luego, se muestra contrario a toda persecución de índole religiosa. Se refiere a los problemas del campo, y dice que esta será la obra principal del partido radical, si gobierna, para que en E s paña la agricultura adquiera el rango que le corresponde. L a reforma agraria es una utopía generosa, pero de lejana aplicación. Estudia las características económicas del momento, y dice que el partido radical vigorizaría la economía española, abriendo mercados nuevos en el extranjero, haciendo tratados de comercio que hoy no existen. Respecto al problema ferroviario, dice que hay que atender a los obreros y a los altos intereses nacionales, dirigiéndose en este sentido al ministro de Obras Públicas, con el cual afirma está absolutamente compenetrado. Combatió la política anarquizante llevada a cabo en los últimos tiempos, y dice que las primeras víctimas de este movimiento revolucionario y premeditado serían las masas: proletarias. Se refirió después al problema catalán. E l que quiera negar la actuación política del partido radical en Cataluña, negará, dice, l a propia historia política de Cataluña. Hace una breve historia de la actuación de su partido en esta región, y añade que nuevamente se ponen en pie los radicales. E l ha tenido trato personal con altos representantes de otros partidos catalanes, y esas conversaciones han tenido por objeto saber si en la lucha electoral podría contar el partido radical con el apoyo de unos y de otros, y por indicación suya, el Sr. P i c h hizo una propuesta de alianza electoral a la izquierda, para que nunca se pudiera decir que el partido radical era contrario a! la unión con los otros partidos republicanos; no se nos aceptó, y ahora estamos en franquía. Los partidos catalanes deben saber que el partido radical gobernará en España. Cataluña es también España. Los elementos catalanes más intransigentes habrán de i r algún día a pedir al partido radical que defienda la autonomía de Cataluña en peligro. Cuando él gobierne será inflexible para impedir ningún ultraje a nada que represente al Estado español, pues él defendió el Estatuto en el Parlamento tanto como pudo defenderlo el primero, incluso por encima de algunas opiniones de su propia minoría, ya que él no podía negar su condición de autonomista de toda su vida. Terminó haciendo la presentación de la candidatura radical, a cuvos componentes elogió, y fué aplaudido en algunos períodos, y ovacionado ai terminar su discurso. Al s e ñ o r M a u r a Je l l a m a n i n s e n del Parque de María sato e n C u e n c a y ¡e r e c u e r d a n Jos muertos Luisa Cuenca 15, 10 noche. E n el teatro Cervantes dio una conferencia esta noche don Miguel Maura. L a entrada fué por neurosa invitación. D i j o que iba a republicauizar a los conquenses en estos momentos en que se va a ventilar un gran pleito después de dos cños de demagogia, ruina y anarquía política. U n interruptor le dijo que en la calle le contestan llamándole insensato. E l Sr. Maura le dice que le agravian loa interruptores cuando son corteses y entonces es replicado por el mismo, que le recuerda la semana trágica y el Parque de María Luisa con sus muertos. Esto produce gran revuelo y al fin sigue el Sr. M a u r a su discurso. Hubo poco entusiasmo y entre los concurrentes predominaban los curiosos. E l d o m i n g o quedarán c e r r a d o s los establecimientos de bebidas en C ó r d o b a Córdoba 15, 5,30 tarde. E l gobernador ha publicado en el Boletín Oficial una orden, disponiendo que los establecimientos de bebidas, tanto de la capital como de los pueblos, oermanezcan cerrados desde el sábado, por la noche, hasta después de la elección del domingo. Esta medida obedece a evitar que dichos establecimientos puedan ser centros electorales, donde se coaccione o se pretenda hacer proposiciones a los electores que no tengan toda la pureza del sufragio. E n otras provincias Mitin de p r o p a g a n d a radical en Discurso del señor Barcelona. Lerroux Barcelona 16, 2 madrugada. E n el teatro Olimpia, que se hallaba atestado de público, se celebró el anunciado mitin radical. H a n hecho uso de la palabra los señores Estadellas, Guerra del Río y Rocha, hablando por último eL Sr. Lerroux, cuya presencia en l a tribuna fué acogida con grandes aplausos y vítores entusiastas. D i j o el Sr. Lerroux sue se proponía desarrollar el tema Relación del partido radical con los problemas económicos y jurídicos planteados en nuestro país. Comenzó diciendo que él ha sido siempre un hombre de método, ordenado, y que lo que creía indispensable para comenzar a gollamado a ocupar el Poder, pediría a todos
 // Cambio Nodo4-Sevilla