Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
R 0 ¡gt H 1 Bombas y petardos por doquier. Explosiones de estos artefactos a diario. Imperio de la dinamita. Sevilla conoce perfectamente las tristes consecuencias de esas salvajadas En la mansión de D. José María Ibarra manos criminales colocaron una bomba, V he ahí cómo, después de estallar ésta, quedó la entrada al patio de la casa. Miles de páginas podían llenarse con fotos así. Si los incendiarios de templos disfrutaron de impunidad absoluta, ¡os autores materiales de las explosiones de bombas obraron igualmente con entera libertad, a su antojo. Esta foto es también de Sevilla- -doiniciljo del presidente de la F. E. D. A. Sr. Bonet- pero para el caso toda España es Sevilla. El terrorismo fué dueño absoluto de ciudades y aldeas. No. No se nos ha ido todavía la horrible pesadilla. Abrimos al asar un periódico gráfico cualquiera y nos. parece seguir viendo en sus planas las pobres ruinas en pie, los montones informes de escombros y las- huellas de la sangre inocente que se derramó por la desgracia de España. Incendios, explosiones de bombas y huelgas revolucionarias ¡priste sino el de Sevilla! La hermosísima capital andaluza, orgullo legítimo de España, cuna de la gracia, meta de todos los viajes de placer, vio así muchas veces sus calles. Con motivó de un paro obrero surgieron incidentes, y ahí están las ametralladoras del Ejército en la plaza de, San Femando, y las precauciones terribles, y los cacheos, y esa como tristeza de las piedras, que siempre se bañaron en la alegría y en, el sol.
 // Cambio Nodo4-Sevilla