Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DIARIO DO. ILUSTRAVIGÉ- DIARIO DO. SIMO ILUSTRAVIGÉNOVENO AÑO AÑO SIMO NO V E N O 10 C T S NUMERO FUNDADO E L i. D E JUNIO D E 1905 P O R D T O R C U A T O 10 C T S N U M E R O LUCA DE TENA ABC EN BE RL 1 N R e s p o n s o a u n P a r t i d o difunto E l centro alemán h a muerto, porque era, en el fondo, u ¡n partido socialista. (Palabras de V o n Papen discurso de Essen. en su Creímos habernos despedidoLde la incongruencia cuando un viento de, abril pareció haberse llevado tantas cosas. Huían muchas figuras y muchos prejuicios, con la ligereza Se trata, en efecto, de un problema forcon que se alejaba por el fondo infinito del mal, yo diría, incluso, que de un problema espejo ia imagen de aquel hombre del cuento de estilo. Allá, en ló profundo, ¿qué crisde Hoffman, que había vendido la suya al tiano ha podido asentir a las pobres tesis de diablo. Pero el mal de la incongruencia se Carlos M a r x a esas tesis que le hurtan al quedó entre nosotros. Es una incongruencia hombre su destino al borrar la: gracia que densa, fuerte, pegajosa, que se queda en la nos puso el Señor bajo la frente? Nada de mano derecha cuando queremos separarla de Se trata de una iniciativa original, y, afinidad teórica, pues. A lo sumo, afinidades la izquierda, y en la izquierda cuando acude desde este punto de vista, nadie le escaprácticas, vagas apariencias de; modos. L a a aliviar a la derecha. timará elogios. Hasta es posible que s i se discrepancia en los fines es absoluta. Sí, Aún se piensa, como en otros tiempos, en celebrase un concurso de iniciativas ofigi pero de lo que el vicecanciller se duele es, socorrer a las ciudades con emplazamientos nales entre todos los ministerios de M a r i justamente, de que el centro no haya disde fuerzas militares. Hace días hablaba el na del mundo ésta llevase la primera mecrepado, a la par, en los métodos; N o se desministro de la Guerra. de enviar no sé cuándalla. Pero el alcalde de Ortigueira no es deñe esto. E n definitiva, el curso de la histotos soldados con no sé cuántas ametrallado- feliz. Se le acerca el oído y se siente treras a Guadalajara, como compensación, ecoria de Europa en los últimos siglos viene pidar su cerebro. ¿Qué es, exactamente, nómica. A mí no me parece mal. Sé que de un libro que Descartes tituló Discours de una almadraba? ¿A qué régimen debe suhubo una época durante la cual se opinó jetarse? ¿Por qué los atunes van en cierta la Méthode. L o s modos, los caminos cuenque era posible hacer la felicidad de todas época de Este a Oeste, para volver de Oestan. N o se va por el océano sin. que suba las poblaciones repartiéndoles regimientos, y te a, Este? ¿Cuál debe ser: la conducta Aa algo de mar a la mirada, ni se. vive en el dar de comer a todos los individuos hacién- un delegado- del Gobierno frente a- los a l trópico sin disolverse en lasitudes. Cuentan dolés oficiales. E s un sistema acaso tan buemadraberos? ¿Cuál, frente a los atunes? el gesto y la atmósfera. Cuentan la oscilano como otro cualquiera. Si se vuelve a- él, E l delegado conoce bien las sardinas del ción y la entereza. A l centro le faltaba cono seré yo quien se oponga. Únicamente me Noroeste español, sabe cuáles son los meraje para tenerse en pie, a la hora en que el gustaría saberlo para continuar la campaña jores meses para depositarlas sobre unas país debía v i v i r en pie de guerra. Fué tanto que inicié por entonces, y que tendía a conbrasas, con unos granitos de sal; las apresu movimiento pendular, tanto sü equilibrisseguir que me enviasen a mi casa unos cuan- cia y las saborea. Pero si hubo algo de mo, que a la larga cayó en el vacío; como tos cañones de fácil admisión en las ofici- lo que estuvo cierto hasta hace días fué los acróbatas. ñas de. compra- venta, porque yo también de no intervenir en la pesca de atunes con tengo derecho a que me proteja el Estado, y almadrabas. Cazar cocodrilos con cebo no Su tremendo error consistió en 110 ir. d i de dinero ando mucho peor que Guadalajara. le hubiese sorprendido tanto. Cuando insirectamente, desde el principio por los fines, Tampoco, es congruente que algunos m i nuó: sus temores de ineptitud, le contesto tomando la vía religiosa del anhelo y la sannistros del Gobierno Malo continúen tenienel ministro: gre, única capaz de salvar a la comunidad, do a su disposición automóviles, oficiales. A l- -S i hubiese que entender algo de aquecomo una sola alma y un solo cuerpo. A menos, el Sr. Azaña va y viene en- ellos, llo que nos comprometemos a hacer, ¿essalvar a los alemanes, en conjunto, en na ¿Por qué? L a cesantía alcanza para adquitaríamos aquí yo y otros muchos? Su carción, el centro prefirió salvarse él como. rir a plazos uno que substituya a los sungo vale 40.000 pesetas. Usted me protegió tuosos de antes. Y aunque así no fuese, hay parte, como partido. E s decir, perderse, desen las pasadas elecciones y me ayudará taxímetros. Y si no, pies. ¿E n qué disposiorientarse en lo esencial, entre un dédalo también en las próximas. Esto es bastante de pormenores, pactos, componendas, ruegos para que a mí no me ofrezca ni la menor y preguntas, pasillos parlamentarios, escepduda que es usted el genio de la pesca con ticismos. E n vez de jugarse el todo por el almadrabas. Que nadie deje de votar. Por un solo todo- -la Patria, que también es de D i o s- Y aquí estamos nosotros y los atunes paquiso ir por partes, ganando cómodas posi- voto puede ganarse o perderse una elecgando las deudas políticas de uno de los ciones y oposiciones, hasta; aprender la téchombres del Refiigaiio, ¿Se quiere inconción, y hay que tener en cuenta, adenica. gruencia mayor? más, que la suma se compone de suA s i año a año, llegó a ser una verdadera maravilla de organización bancaria. Fichemandos. W. F E R N A N D E Z F L O R E Z L o acaba de decir, con plenitud de autoridad- -autoridad de autor del Concordato- aquel que, ayer aún, fué a Roma, en la mano la vara de Tannháuser, para que floreciese de alegría el báculo de quien nos pastorea a todos. L o acaba de decir F r a n z von Papen en un discurso, a la vez feliz y acongojado. Acongojado, porque, católico él también- -y de vieja raza- con la muerte del centro ha sentido que algo se moría de sí mismo. Feliz, por la justezá del diagnóstico y el rigor, a lo Leibnitz, de la frase, donde apenas sj puede tachársele una tilde. Pongámosle, empero, un reparo. Quede así: el centro, en Alemania, sucumbió por ser, más en la forma que en el fondo, un partido socialista. ros, estadísticas, máquinas de multiplipar, cooperativas. Elencos de números unos. Las mejores dáctilos. Los más difíciles datos. E n las secretarías del Centro se sabe todo. Cuánto suma el último Censo del Panamá, cuánto cuestan las bicicletas más rápidas y cuál es la mejor ley de caza y pesca del mundo. Pero cum ira et studio había d i cho el santo, porque sin arrebato ni ardor no hay profecía. Su técnica era laico saber, y por ello no supo que los pueblos no esperan si están desesperados, y se agarran, en trance agónico, a un clavo ardiendo. A un Hitíer, que es eso: temple y llama, cruz de hierro y auto de fe, como un español antiguo. EUGENIO MONTES Berlín, -noviembre, 1933. ción legal se autoriza al Estado para invertir dinero en dar coche y chófer y gasolina a un ministro ó presidente del Consejo que ya ha dejado de serlo? Para que todo sea incongruente, aquí le hacen tragar ricino al fascismo. L a principal figura del mitin del teatro de las Cortes, de San Fernando, era el joven organizador del fascio español. H a y que suponer que h a bría allí fascistas. Y- es sabido que. los fascistas, en Italia y en Alemániaj; rió era. precisamente con razones con lo que rgdUcíárl lá irascibilidad de sus enemigos. Pues bien, un, ¡criminal dispara su cargador sobre los espectadores. Y se marcha. impune y tranquilamente, mientras el candoroso líder pide que conste su protesta verbal. S i- el fascismo paga dos cadáveres con unas protestas verbales, no es fascismo: es fran. ciscanisnio. Y hay que felicitarse de que sea así. Pero no Creemos que el espíritu laico de la España actual permita desenvolverse y afirmarse una Orden religiosa más. H a y ocasiones en que estas incongruencias, que tanto abundan en la vida nacional, dan lugar, a conflictos personales de tipo trágico. H e ahí el del Sr. Fojo. N o Ustedes no lo conocen. E s un hombre obscuro y sencillo, al que algunos llegaron a discutirle méritos para ser alcalde de Santa Marta de Ortigueira. Bueno; pues el actual ministró de Marina, producto de aquel mismo Ayuntamiento, movido por. la legítima ansia de dejar huella de su paso por aquella cartera, nombró al Sr. Fojo delegado del Gobierno en el Consorcio al- madrabero. AL SERVICIO DEL VOTEME USTED
 // Cambio Nodo4-Sevilla