Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A E C. M A R T E S 21 D E N O V I E M B R E D E 1933. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G zó. A media noche facilitaron en el G o b i i i lio civil los siguientes datos, que correspon den a 25 pueblos de la provincia: Radicales: Gaspar Morales, 1.020 votos; Clara Campoamor, 1.159; Manuel T q r c ¿Campaña, 698; Juan Fernández, 1.171; Juan Andrés Cámara, 1268; Rafael Martin López, 974. Derechas: Javier Martín Artach o, 3164. votos; Rafael Esparza García, 3.074; L u i s Fernández Heredia, 2 9 3 7 José M a í a Hueso, 2.796; Romualdo de Toledo, 2.929; Alfredo Serrano Jover, 2.524. Izquierdas republicanas: L u i s Fernández Clérigo, 118: Roberto Escribano, 115; E u genio A r a u z 7 j V i c t o r i a Kent, 31; Vicente Costales, siete; José L Martín de A n tonio, 34. I z q u i e r d a radical- socialista: Juan Ise n, tres; Antonio M o r a l López, nueve; Fernando Esteban, cuatro; Fernando Molto, tres; Alfredo León Lupión, tres. Socialistas: Rafael Henche de la P i n a 1.341; Manuel Alonso Zapata, 1.513; A n tonio Septiem, 1.322; Carlos Rubiera, 1.336; Eleuterio del Barrio, 1.326; Carlos Hernán dez Zancajo, 1.365. Comunistas: Enrique Castro Delgado, uno; Eustaquio de Bustos, dos; Pablo Tvgueso, uno; Lorenzo Gordo, dos; Oiayo López, dos; Korwasky, 283. Nuevos daros A la una de la tarde, los, datos oficiales recibidos en el Gobierno civil acusaban el siguiente resultado, con respecto a 123 pueblos, que comprenden 264 secciones y 74.081 votantes. Faltan 72 pueblos, con 227 secciones. Derechas Martín Artajo, 33- 992; Fernandez Heredia, 32.662: De Toledo, 32.599; Hueso, 32.461; Esparza, 32.133, y Serrano Jover, 31- 590 Socialistas: Llenche, 27.919, y Septien, 27.819. Siguen Rubiera, con 27.749; Del B a rrio, 27.590; Alonso Zapata, 27.393 y H e r nández Zamayo, 27.233. Radicales: Gaspar Morales, 14.338; Clara Campoamor, 14.074; Manuel Torres Campaña, 17.608; Juan Fernández, 15.071; Juan Andrés Cámara, 16.736; Rafael Sánchez López, 13.862. Izquierdas republicanas: L u i s Fernández Clérigo, 2.880; Roberto Escribano, 2.849; Eugenio A r a u z 2.882; V i c t o r i a Kent, 2.155; Vicente Costales, 2.352; José L Martín de Antonio, 2.527. Radicales socialistas: Juan Isern, 1.004; Antonio M o r a l López, 851; Fernando Esteban, 796; Agustín Nogués, 772; Fernando Molto, 693; Alfredo León Lupión, 808. Comunistas: Enrique Castro Delgado, I.207; Lorenzo González, 1.204; Eustaquio de Bustos, 1.200; Pablo Togueso, 1.094; L o renzo Gordo, 1.181; Olayo López, 1.213. Independiente: K o w a s k i 1.039. L o s ministros pasan t o d o reunidos en la no el el día de la noche, en que volvieron a cenar juntos. N o fué posible a los representantes de l a Prensa ¡ponerse al habla con el jefe de! Gobierno o con los consejeros. Como las órdenes eran terminantes, y sólo podían perma- -J nerer los informadores en la sala de visitas, bastante alejada de las salas centrales, aquéllos no pudieron tener noticias de las que se recibían en la Presidencia. E l subsecretario, Sr. Torres Campaña, les manifestó que en realidad la información estaba en el ministerio de la Gobernación, y ellos la tenían de segunda mano. A medida que avanzaba la noche, circulaban rumores alarmantes, y, desde luego, se conocía ya el enorme triunfo de los candidatos de derecha en todas las provincias. Se afirmó que los ministros estaban reunidos en Consejo para prever cualquier acontecimiento y adoptar inmediatamente las medidas de seguridad, oportunas. Los informadores volvieron a la Presidencia, y comprobaron que los ministros seguían reunidos, y así permanecieron hasta las dos de la madrugada, hora en que empezaron a desfilar. U n cuarto de hora después, lo hizo el Sr. Martínez Barrios. Tampoco hablaron con los periodistas y esquivaron la conversación con ellos. Hemos de decir, no obstante, que las i m presiones que en la Presidencia había era pesimistas en cuanto al éxito de las candidaturas republicanas en Madrid, capia! y provincias y toda España. E l m i n i s t r o d e la G o b e r n a c i ó n d a por radio c u e n t a d e la m a r c h a d e las e l e c c i o n e s Madrid. E l Sr. Rico Avello, para corresponder a la natural ansiedad de la opinión pública por la marcha de las elecciones, dio cuenta de ella por radio a toda E s paña varias veces durante el día del domingo. A las diez habló por primera vez, y comunicó que los colegios se habían constituidos legalmente en toda España, y que la elección se desarrollaba normalmente y sólo con algunos incidentes ocurridos en unos pueblos de Badajoz y Alicante, que afortunadamente no revistieron importancia. talleres de camisería, sastrería y confecciones de señoras chapineros, 1 al 0 C a fAROMÁTICOS, SDELICIOSOSz a és aima Presidencia. L o s l o g r a n p o n e r s e al periodistas habla con jefe d e! G o b i e r n o CEKCKD 1 LJU 4 (MADRID) metros de altura en la Sierra de Guadarrama Médico- director: D. Manuel Tapia Médico- consultor: D. Luis Sayé P nsión completa, incluida asistencia medica, de 28 a 45 pesetas. Todas las habitaciones tienen cuarto de toilette con todos los servicios, teléfono y galería particular de cura Delegación en Madrid: 1.360 E l presidente del Consejo acudió el domingo temprano a su despacho oficial, y- poco después empezaron a llegar los ministros que se encontraban en Madrid, reuniéndose ocho. Habían sido instalados veinte teléfonos en correspondencia con provincias, y numerosos funcionarios estaban encargados de recoger las noticias que les fueran facilitando desde las distintas circunscripciones electorales. A las dos de la tarde, los ministros se reunieron a comer en el mimo edificio, y siguieron reunidos hasta las meye y media Alcalá Zamora, 44, Telf. 187 M E l Sr. Rico Avello dirigió una alocuciós a los españoles, diciéndoles que el porvenir de España estaba en sus manos y que debían votar sin temor a nada n i a nadie, puesto que el Gobierno tenía tomada todas las medidas necesarias para amparar a todos en su derecho. Anunció que sería. inexorable con los que intentaran perturbar las elecciones o alterar el orden después de la elección, y terminó con vivas a España y a la República. A las dos volvió a hablar por ¡micrófono, diciendo que las elecciones se celebraban normalmente, señalando el hecho le que en Cataluña no se había registrado el más pequeño incidente, a pesar de la huelga de transporte, que no había afectado a la elección, puesto que circulaban tranvías, autobuses y funcionaba el Metro. E n Madrid, era la normalidad absoluta y no se había registrado incidente alguno. Luego dio cuenta de que en Torrente (Valencia) se rompieron numerosas urnas. Hubo una colisión, de la que resultaron un muerto y varios heridos. E n Sevilla fueron agredidos por los comunistas unos interventores de Acción Popular, cuando se dirigían al colegio, resultando muerto el interventor D. Juan Alonso y herido otro señor apellidado Morales. Éu un colegio de V i z c a y a unos comunistas hicieron varios disparos, resultando tres heridos, dos de ellos socialistas. E n Sestao y Portugaiete hubo urnas rotas y colisiones, por tratar de impedir los socialistas, armados, que votaran los de los otros partidos. E n Extremadura era normal la votación. H i z o constar el señor Rico Avello que la fuerza pública no había tenido que intervenir en incidente alguno y por consiguiente n j había ocasionado víctima alguna. Terminó felicitándose de la marcha de las elecciones, en la que se veía junto a la pasión una conciencia política. Nuevamente habló el señor Rico Avello, a las cinco, para dar cuenta de que a las cuatro de la tarde habían terminado las elecciones en toda España y se realizaban los escrutinios normalmente. D i o cuenta de haberse roto unas urnas en Sevilla, L e b r i j a y otros pueblos de Valencia, entre ellos E n guera, donde resultaron dos heridos. E n el resto de España no había ocurrido novedad alguna. Manifestó después el señor Rico Avello que sea el que fuese el resultado electoral, había que proclamar el hecho glorioso de que España ha dispuesto democráticamente de sus destinos, y que ante la cordura demostrada por el pueblo español, resulta inútil inflamar el odio. Por cuarta vez habló el ministro de la Gobernación por el micrófono a las nueve de la noche. D i j o que no podía ofrecer dato alguno de los resultados electorales, porque iban llegando muy deficientes a su poder, y que esperaba dar un avance a las doce de la noche. Declaró que reinaba tranquilidad en toda España y que ios escrutinios se realizaban con normalidad. Luego dio cuenta de los siguientes sucesos: E n Tarrasa se produjo una colisión al intentar un grupo evitar que votaran unas monjas, resutando dos heridos; en Altobuey, un grupo intentó desarmar a una pareja de la Benemérita, resultando un guardia herido; en la puerta de un colegio de Bilbao, resultó muerto un afiliado de Acción Republicana; en Aljoccr, en una colisión, resuiíó muerto el alcalde republicano de aquel pueblo y tres heridos; en un pueblo de León fué herido el ocupante de un automóvil y en Lugo se rompieron varias urnas Él señor Rico terminó haciendo un elogio de la pureza con que se habían realizado las elecciones. Nuevamente, y por última vez, el ministro de la Gobernación habló a la una de la madrugada. D i j o que lamentaba mucho no po
 // Cambio Nodo4-Sevilla