Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Todos los madrileños han sentido la conciencia del voto. Ochenta años él y ochenta y dios ella. No necesitan ayuda de nadie. Á las ocho y- media de la mañana saEspectáculo nuevo el de las colas de votantes madrileños, a la puerta de los co- len de un colegio de h calle de Montalbán. Han emilee ios. Aparte de la, presencia en ellas de la mujer, -mucho viejos y cuantos en- tido ya el sufragio y regresan satisfechos a casa, con la siUa plegable, que les ka servido pal- a mitigar los fermos sé sintieron con fuersas, formaron sin miedo en las largas filas. A estos dos pobres atiriónos los avadaron solícitamente jóvenes de Acción Popular. (Foto rigores de la espera, desde las siete, en la cola (Foto, Duane. Zeqrí. J. a anciana madre superiora de las Hermanas Mercedariás de la Caridad, auxiliada por dos humanitarias- personas, espera turno para votar. (Foto Días Casariego. Así, en su cochecito, este señor enfermo ha acudido a votar. (Foto Duque. La señorita de Bernabeu, enferma en un Sanatorio, no quiere dejar de cumplir sus deberes ciudadanos, y es trasladada a la se ce ció n del Museo Arqueológico, en lacaüe de Serrano. (Foto Duque.
 // Cambio Nodo4-Sevilla