Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC en Lisboa. LindbergK y l a rufa aérea p a r a la transatlántica. Im e a Desde el domingo los aguardábamos ansiosamente. Noticias de Sanfbña- ¡qué de cosas evoca este nombre! -nos decían que ios esposos Lindbérgh, que habían descendido allí el sábado, seguirían su camino hasta Lisboa al día siguiente. E l mal tiempo impidió que el águila americana realizara su idea. Pero el lunes su hidroavión dejaba las aguas españolas, en dirección a Portugal. N o pudo aún ese día llegar a la capital lusitana, porque la niebla le obligó a bajar en ese rio, que es a un tiempo separación y lazo entre las dos naciones peninsulares el Miño. Y n el Aliño quedó hasta el miércoles, junto al islote portugués del Crasto y frente a Caldelas de Túy, recibiendo, durante tres, días, homenajes cariñosos de esoañoles y portugueses, de representación oficial y popular, y, sobre todo, de las mujeres, que mostraban entusiásticamente su admiración por la que nunca abandona a su marido la simpática, inteligente y heroica A n a Liucbergh, hija e 1 Después de amarar normalmente en Lisboa, Lindbérgh, ayudado por marinos portugueses, procede al anclaje de sü aparato en el Centro de Aviación Marítima del Bom Sucesso primer vuelo Norteamérica- Europa, hizo eslas a g u a s azules del Tajo, frente a la T o- cala en las Azores, al igual que, recientemente, lo hicieron los 24 hidioavicncs de rre de B e l e m desde donde salió, en 1922, Ítalo Balbo. Desde Lisboa lian salido rumbo a América del Norte, vía Azores, priel pequeño hidroavión mero un Junkers y después un ITcinkel, en que G a g o Coupara estudios de la línea transatlántica. Y t i n h o realizó el p r i en las Azores interrumpieron los dos su mer viaje transoceánico sobre el Atlánti- viaje. Otros aviadores despegaron también de la capital portuguesa para Nueva Y o r k co Sur. vía A z o r e s el Esa, el Joven Suisa- -que se Y es interesante ver perdió en el m a r- -y el aparato militar de cómo, once años desunos infortunados pilotos polacos, que ea pués, ese viejo y glouna isla del Archipiélago se estrelló. rioso aviador lusitano, E l hecho de que, hasta ahora, no se hap r i m e r vencedor del yan realizado, por lo menos en período proAtlántico Sur, recibe visional de experiencias, travesías aéreas en L i s b o a al joven en el Atlántico Norte, se debe, no sólo a l yanqui, primer venceestado actual de la técnica, sino también dor- del A t l á n t i c o- -y puede que principalmente- -a la cirNorte. cunstancia de haber sido concedido, hace años, a una Compañía írancoportugucsa el No todo es evocamonopolio de la utilización de todo el terrición. E l v i a j e de l a torio metropolitano, insular y colonial porp a r e j a Lindbérgh n i tugués, para fines de aviación comercial. es deportivo n i heroiL a quiebra le la Aeropóstale, principal co, en la i n t e n c i ó n capitalista de esa Compañía, hizo que ella no ¡Nombrado director de pudiera realizar ninguna- de sus obligaciouna gran C o m p a ñ í a nes, y por eso el Gobierno portugués pude n a v e g a c i ó n aérea nort eariiericana, al pa- blicó el mes pasado un decreto anulando recer; aliada con una el monopolio. E l viaje de Lindbérgh á Lisboa se relaalemana (el propio A l ciona con eso. Pretende el gran aviador sabatroz eñ el que viaja ber en qué condiciones Portugal permitirá es alemán) Lindbérgh Las primeras flores que la señora Ana Lindbérgh recibió en viene dedicándose enque sean utilizadas las Azores y Lisboa Lisboa. Detrás de la ilustre axñadoray al lado de Lindbérgh, se tusiásticamente a los para escalas de las lineas aéreas transatlánve en la foto al ministro de los Estados Unidos en Lisboa. e s t u d i o s indispensaticas, ahora que, por haber terminado el Fotos Carreta. bles para el establecimonopolio, el Gobierno tiene ¡as manos l i miento de las l í n e a s bres para negociar. Y por eso ha pedido aéreas regulares entre Norteamérica y Esrouna reunión inmediata del Consejo portudel que fué embajador norteamericano en pa. Desde hace mucho tiempo, la mayoría de gués del A i r e para exponerle sus planos y Méjico. los que han estudiado el asunto piensan que, escuchar lo que le interesa. E r a n las diez y cincuenta del miércoles asi como las islas de Cabo Verde son una Se ve que el águila yanqui ¡legó eri el cuando el aparato de Lindbérgh despegó etapa ideal para los vuelos Europa- TSuramémomento oportuno. Y no será arriesgado del Miño, y, después de volar, -en saludo, rica, las Azores son un punto de paso casi pensar que, dentro de pocos meses, veremos sobre Túy y Valenca, queriendo demostrar forzoso en las líneas del Atlántico N rte. los frutos admirables de estos vuelos de la su gratitud a españoles y a portugueses, se Varios aviadores las han utilizado, unos, pareja Lindbersfh... encaminó para Lisboa. Diez minutos dessólo como punto de referencia otros, para EÉT. TX C O R K E l A pués volaba sobre Oporío, y, antes de la bajar. De Pinedo, como los americanos de! una de la tarde, posaba, tranquilamente, en Lisboa, noviembre 1 u