Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A E C, V I E R N E S 24 D E N O V I E M B R E D E Á 933. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. PAG. 4 UNA CARTA D E I BLANCO Don Carlos Blanco nos ruega la publicación de la siguiente carta: Señor D. Honorio Maura. M u y señor mío: Los términos de la carta abierta que me regala usted en el número del domingo último de A B C demuestran que di en el blanco cuando, en uso de m i derecho, dije ante el público que me escuchaba el sábado en el teatro de la Comedia que me parecía enorme ingratitud el que a los afanes de D Miguel Maura y míos para amparar, como era nuestro deber, la casa del A B C, y conseguirlo, en días de amarga recordación, se hubiera respondido con campañas de descrédito, injustas, apasionadas y personales, nada edificantes, y que éstas fueran estimuladas por el que parecía obligado a guardar el respeto que se debe a los impulsos de la sangre. Sé bien lo que dije. Este juicio, aunque usted no lo crea, lo comparten muchas gentes serenas y equilibradas, que reprueban tales campañas políticas y tales procederes. N o necesitaba yo decirlo, pero lo recogí en palabras meditadas y sin oíensa personal para nadie. ¿Que duele? Mucho más duelen esas campañas. L a verdad no es siempre patrimonio del que intenta vanamente monopolizarla. Usted se ha considerado en el caso de contestar con calificativos insultantes. N o me extraña. Esas son las razones que suelen emplearse cuando no se dispone de otras. E n semejante camino no he de seguirle. E l triunfo es de usted. P o r muchos dicterios que se utilicen contra una persona de vida inmaculada- -perdón por la inmodestia- nadie dejará de apreciar que es manifiesta i n gratitud no reconocer los beneficios que se reciben cuando se protege con resolución y preferencia la propiedad atacada, y a nadie podrá parecer bien que los lazos más íntimos se olviden cediendo a la pasión política. E n cambio, ser leal y. honradamente republicano nunca puede implicar ofensa, y menos para seres queridos. E s muy difícil convencer de que entre las campañas, que vuelvo a calificar de injustas y apasionadas, de un periódico y la actuación del que colabora asiduamente en él, tratando idénticos temas, no existe perfecta relación. Sea usted generoso; conceda a los demás el derecho de crítica viva que usted utiliza todos los días. Pero, por los clavos de Cristo, guapezas, no, y menos cuando, por utilizarlas, conociendo al adversario, no se corre riesgo alguno que no venga de una ac ción legítima ante los Tribunales. Nadie cree ya en el desafío espectacular a míe usted alude. H o y no. hay más que un juez de campo: la opinión pública. Esta juzgará sin requerirla, porque tiene sobrados datos para ello. Harto lamento tener que molestarla con estas líneas. A la carta de usted, verdadero explosivo, no sé contestar de otra manera. Puede usted seguir trocando las razones por insultos, si eso le satisface. Y o jamás, en la expresión escrita o hablada, ofenderé a sabiendas, aunque no me prive del derecho de enjuiciar las cosas políticas con la severidad que me parezca merecida. P o r lo demás, ¿es que el cargo que yo desempeñaba en la fecha de aquellos sucesos revolucionarios, provocados en la vía pública por elementos heridos en sus intereses, que no podían, transigir con la República, no es medio un poco auténtico y seguro de estar muy enterado de lo que allí pasó? A l gún día se dirá, cuando las pasiones se calmen, y entonces se enterarán las gentes con asombro de lo que hoy ignoran. Todos ilustraremos para la Historia aquella jornada que yo padecí antes que nadie. Tuve esa suerte; pero no estoy arrepentido de mi conducta. -Carlos Blanco, El Sr. Maura, ausente de Madrid, contestará, si lo tiene a bien, lo que pueda in- teresarle de la carta anterior. Algo queremos decir nosotros de las alusiones que en ella se nos dirigen. El Sr. Blanco insiste en extrañarse de que ni a él ni a su jefe les pagáramos con la abdicación y el silencio, con la omisión de una crítica obligada, justa y sincera, lo que él mismo reconoce que fué cumplimiento del deber. Mediano cumplimiento; digámoslo de una ves, ya que tanto insiste en recordarlo el ex director general de Seguridad, porque se redujo a salvar una responsabilidad vergonzosa de aquel Gobierno y de sus autoridades, la que hubieran cantraído tolerando abiertamente una salvajada; pero no sin revolverse injustamente contra nosotros, encarcelando y procesando sin motivo al director de A B C y suspendiendo nuestro periódico para contemporizar con los incendiarios y salteadores. Es un concepto del deber que imperó en aquella situación y dejó ejemplos inolvidables. El Sr. Blanco guarda todavía un secreto asombroso acerca de lo que ocurrió el 10 de mayo, de 1931. Siga guardándolo si es conveniencia suya o de guien fuere; nuestra, no; pero es difícil que logre asombrar a nadie más de lo que asombraron a todo el muildo los episodios y la crisis de autoridad de aquellos días. NOTICIAS NECROLÓGICAS L a marquesa viuda de Y a n t i u r! A la sociedjid sevillana conturba legítima aflicción. D e la manera critianísima que siempre vivió, espiritualmente confortada, dejó de existir ayer mañana en nuestra ciudad doña Teresa Parladé y Heredia, Sánchez de Quirós y Livermoore, marquesa v i u da de Yanduri. E r a la gran dama finada hija de los segundos condes de Águiar y estuvo casada, sin descendencia, con un ilustre procer, bilbaíno de nacimiento, pero sevillano de corazón, D Pedro de Zubiría e Y b a r r a primer marqués de Yanduri, generoso protector de obras culturales. Pertenecía doña Teresa Parladé a la suprimida Orden de Damas Nobles de María Luisa, desde 1919, y había sido durante muchos años alma de la institución local de l a Cruz Roja española; su nombre va igualmente asociado, a otras muchas obras benéficas. A sus hermanas doña Isabel, viuda de Cagigas, y doña A n a religiosa asuncionista; a su hermano, D Genaro; hija adoptiva señora de Mora- Figueroa (D Manuel) así como a todos los deudos de l a ilustre marquesa fallecida trasladamos nuestro sincero sentir. E l cadáver ha sido embalsamado y encerrado en e! modesto féretro que prescriben las reglas de l a Hermandad de la Santa Caridad para las esposas de sus hermanos, y será sepultado en nuestra Catedral, en el panteón que, bajo la sacristía del tras- altar mayor, otorgara a esta bienhechora de l a basílica él Cabildo Metropolitano y en el que yacen los restos dé su esposo. Descanse en paz. DE ECOS SOCIEDAD DIVERSOS Cosmopolitan- Club celebrará mañana sábado sti primera reunión de esta temporada, consistente en una comida, seguida de baile, cuya organización ha sido confiada por el Comité directivo al cónsul de Portugal, Sr. Cértima, y vicecónsul de Italia, señor M a g g i L a cena es invitación del club y jsl cock- tail que la precederá empezará a servirse a las nueve y treinta. Seguramente será una fiesta muy animada y de ella daremos cuenta en esta sección. E n Barcelona, en el monasterio de Nuestra Señora de Montserrat, se ha celebrado la boda de la encantadora muchacha María Salsas y P u i g con D José de Borbón. y R i c h y al propio tiempo la de D. Fernando Salsas y P u i g hermano de la anterior contrayente, con la bella señorita P i l a r Serra. D o n José Borbón y Rich es oficial de Infantería y nieto del general D Francisco de Borbón y Castellví, Se encuentra en muy delicado estado de salud D. José Coronel y Torres. E n su finca de Peñaflor pasan temporada los señores de Moreno Ardanuy (D. Félix) f i a dado, a luz coii toda felicidad ana preciosa niña la señora de nuestro compañero en la Prensa D Lucas González Herrero, nacida María de Lourdes González. L a bellísima joven Gracia Pérez Olivares, hija del distinguido escritor D Rogelio Pérez Olivares, contraerá en breve matrimonio con D José María Cardenal y Várela. L o s novios reciben muchos regalos de sus amistades. E n la iglesia efe San Benito de esta capital han contraído matrimonio la señorita A n a María Tinajero Guzmán con el joven doctor en Medicina D. José Zapata Ramos, bendiciendo la unión el cura de dicha iglesia, D L u i s Guzmán Alpresa, tío de la contrayente, y actuando de padrinos doña E l o i sa Ramos de Zapata y D Pablo Tinajero Arroyo. L a boda sé celebró en familia, marchando los nuevos esposos a Lisboa. SECCIÓN RELIGIOSA INFORMACIONES Santoral y cultos Santos de hoy. -San Juan de l a Cruz, cf. Cultos. -En la Catedral. E l Alba, a las cinco. Se entra en coro a las nueve, y por la tarde, a las tres. Novena a Nuestra Señora de la Antigua. E n su capilla de la Santa Iglesia Catedral termina hoy, a las cinco y media de la tarde, predicando sermones morales el presbítero del Oratorio D Miguel Alcañiz Fernández. H o y último: día del novenario, a las ocho de la mañana, oficiará en la misa de Comunión general el cardenal, y por la tarde, en la bendición y reserva de Su Divina M a jestad. Novena a la Santísima V i r g e n bajo la advocación de la Medalla Milagrosa. -Se celebra en la parroquia de San Bartolomé, hoy, a las cinco de la tarde, séptimo día, predicando el reverendo padre Alejandro Pérez Pedrosa, de la Residenqia de los P P Paules. Iglesia del Santo Ángel. -A las seis, último día del triduo a San Juan de la Cruz. Los sermones están a cargo de los reverendos padres Javier de la Sagrada Familia y Mariano de San José. H o y día del Santo reformador, solemne función. H o r a Santa. -En la capilla del Inmaculado Corazón de María, de los Padres M i sioneros de la Puerta de Jerez, se celebra diariamente el devoto ejercicio de la H o r a Santa, de seis a siete de la tarde. Jubileo circular. -En el monasterio de San Clemente, hoy, y mañana en la iglesia de Santa Catalina. Santos de mañana. -Santa Catalina, virr gen y mártir.