Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AJEDREZ TRES GRANDES JUGADORES: KASHDAN. FLOHR Y MIKENAS U n torneo handicap en M a d r i d fí il internacional de F o l fcj kestone se cerro, como ocurre algunas veces, una pequeña cadena de victorias en un terceto de valores jóvenes, dos de los cuales, el americano Kashdan y el checoslovaco Flohr, se han destacado en el ajedrez internacional como pretendientes calificados a la sucesión del D r Alekhine en el campeonato del mando, y el tercero, V Mikenas, lituano de origen, sin haber alcanzado tan alta clase, pues es mucho más joven, va en camino de emparejarse con ellos. L a cadena de victorias a que me refiero fué que M i k e nas venció a Flohr y éste a Kashdan, el cual perdió con. el primero. L a partida MikenasF l o h r fué ya publicada y comentada en estas columnas y hoy paso a transcribir l a de Kashdan contra Mikenas, en la que el p r i mero revela lo que he llamado la suprema maestría del ajedrez, que es forzar la victoria desde posición muy igualada, y en la que se hayan liquidado las damas, pieza que, por su movilidad, es la más a propósito para complicar los ataques y lograr efectos inesperados. Y en esta maestría no ha de verse solamente plenitud de facultades intelectuales, sino también, y muy fundamentalmente, condiciones de carácter, porque en esas posiciones no hay inteligencia capaz de prever l a victoria y sólo la voluntad puede dibujar su imagen, como indica la bella estrofa de Marina E n las alas del deseo mi ilusión l a ve flotar... Así, en ajedrez, las victorias que se obtienen desde estas posiciones claras e igualadas y que se nos muestran como frutos naturales de l a sutileza técnica, sólo han podido ser anticipadamente concebidas por la presencia mágica ¿te un deseo ferviente y apasionado. Es, pues, en ajedrez, como en la vida, la voluntad la que tiene que empujar a la inteligencia para que se ponga en marcha como caballero andante en busca del ideal. Y pasemos a examinar la herniosa contienda. n e t o r n e o 3 encontrado, no obstante su pieza de más, ante una v i c t o r i a muy problemática. P X C 33- P 6 D R 1 R 34. A 5 T R 2 D 35. T 7 A R 3 A 36. A 3 A- J R 4 G (claro que si ...36. R X P 37- T 7 A D- f ganaría) 37. T X P R 5 A 5 3 P 6 A y, las negras abandonaron. 1 Defensa Petroff. Blancas, Kashdan; negras, Mikenas. i P 4 R P 4 R 2. C 3 A R C 3 A R 3. C X P P 3 D 4- C 3 A R, C X P 5. D 2 R, D 2 R 6. P 3 D C R 3 A 7. A 5 C, D X D- (Esta es la variante más usual de la defensa Petroff, que simplifica el juego sin que al blanco le quede ventaja sensible de posición, aunque sí dos tiempos de desarrollo- -el de los dos alfiles- según puede. observarse. Marshall, en San Petersburgo, el año 14, jugó contra Lasker ...7. A 3 R llevado de su temperamento combativo y de su puesto en un torneo para evitar la simplificación, obteniendo un resultado desfavorable. 8. A X D, A 2 R 9. C 3 A C 3 A 9. A 2 D parecía preferible) 10. C 5 C, R i D. (Jugada ilógica, no ya porqué i m plique la renuncia del enroque, sino por- que en una posición que carece de espacio- -las fichas negras más avanzadas están en tercera fila- y de salidas va a fijar el rey en el centro de la primera fila, manteniendo la incomunicación entre las torres. P o r eso parece mucho más recomendable ...10. A 1 D sin temor al doblamiento de peón, caso de que el blanco hiciera 10. A X Q. pues esta desventaja teórica se compensa con creces en una posición ya sin damas, con la apertura para el negro de la columna C R. 11. 0- 0, P 3 T D 12. C D 4 D C X C 13. C X C P 4 A 14. C 3 A A R 15. A 2 D P 3 T M 6 P 3 C D (para que a! avance proyectado P 4 D no pueda responder el negro con P 5 A D ganando espacio y produciendo el ensamblamiento en el flanco de, dama, que es donde únicamente pueden aspirar las blancas a obtener ventajas y forzar la partida) R 2 D? (era preciso seguir cohibiendo el avance del P D blanco con la del P A D negro, y para ello debió haber jugado ahora M i k e nas... 16. T i A D manteniendo el equilibrio posicional) 17. P 4 D T R- i A D 18. P 4 A P 4 D (las blancas amenazaban. 19. P 5 D) 19. P D X P i X P 20. P 4 C D A 2 D 21. P 5 A (las blancas han conseguido su objetivo y tienen ahora superioridad de peones y de espacio eri el flanco de dama, el rey negro no ha hecho más que estorbar y sigue estorbando en el centro del tablero; caso excepcional, después del cambio de damas, pues, por el contrario, lo normal es que una posición céntrica del rey sea beneficiosa en estas posiciones y l a supeditación a esta regla quizá, fué- la que indujo al negro a efectuar su desgraciado movimiento l o) R 2 R 22. C 4 D A 1 C 23. T D i A A 4 R 24. A 3 A D A 5 A A h o r a bien; lo que perturba en un torneo 25. T 2 A C 5 R 26. A 2 C, P 4 T D (el handicap, como en el caso que comento, es vigoroso contraataque táctico emprendido proyectarlo con miras a l a consecución de por las negras en sus cinco últimas jugadas, premios, y menos de un. premio único, -finano basta, desgraciadamente, a restablecer. lidad impropia de esta clase de pruebas y la situación de desventaja que causaron los que las desnaturaliza. errores estratégicos antes señalados. De toE l torneo handicap en ajedrez, hoy algo dos modos se produce ahora una fase muy en desuso, precisamente por la imposibiliinteresante en el curso de esta accidentada dad de fijar con exactitud las ventajas, sólo partida) 27. P 3 C A 4 R 2 P 3 A debe organizarse, con objeto de que los j u P X P (lo mejor dentro de lo malo, pues; gadores de las categorías inferiores puedan este sacrificio es el: único camino de prose- enfrentarse con los más fuertes, e incluso guir el ataque. S i ...2 S. C 3 A el subsilos maestros, extremo éste que en todas parguiente avance del P C D blanco habría tes resulta muy poco asequible, lográndose consolidado l a ventaja blanca) 29. C X A así una enseñanza v un progreso general T X P T 30. P X Q T X A 31. T X T en todas las categorías y una clasificación A X T 3 2 P X P I (Véase el diagrama. de las inferiores obtenida por mediación i n Negras: Mikenas. directa, que es más profunda y exacta. Resulta así el torneo Imndicap la lucha didác (Ocho fichas. tica, por excelencia, y de más amplios beneficios colectivos, porque el choque diario de jugadores mediocres entre sí no puede producir adelanto alguno, conduciendo tan sólo a un estancamiento rutinario. P a r a disputar un objeto ofrecido como premio por el notable aficionado señor D Aubarede, se está celebrando en M a d r i d un importante torneo handicap, o sea con ventaja, pues toman parte jugadores de d i versas categorías. E l sistema elegido para materializar l a ventaja ha sido, el. de tiempo, que, a nú juicio es el peor, aun cuando no haya ninguno perfecto, pues resulta muy d i fícil en ajedrez aquilatar y medir l a diferencia de facultades de l o s luchadores para compensarla con una ventaja cualquiera. Los procedimientos más usuales en los tor- neos handicap consisten en dar ventaja en fichas al comienzo de l a partida (peón y salida, peón y dos salidas, caballo y torre, admitiendo cuatro categorías, número que no debe sobrepasarse) ventaja de tiempo, que resulta muy ficticia, pues el jugador superior, por tener l a iniciativa, aprovecha el reloj de. su contrario para meditar y establecer sus cálculos sobre hipótesis muy verosímiles. P o r último, existe l a ventaja de puntos, en cuyo sistema, que me parece e l más equitativo, cada categoría debe otorgar inicialmente puntos dú score, que son acu- j mulables, a las siguientes. Así, con cuatro categorías y ventaja de un punto, los j u gadores de primera parten de cero en su score; los de. segunda, de uno; los de tercera, de dos, y los de cuarta, de tres. ÉS mx n ISIS (Ocho fichas. Blancas: Kashdan. Posición después de la jugada 32 de las Mancas. Creo, no obstante, que dentro de l a orientación educadora de los torneos handicap, los que favorecen, claro está, a las- categorías, en. razón- inversa de su altura, puede añadírseles el- aliciente de premios, procurándose una distribución equitativa. P a r a ello parece lo mejor establecer premios por; categorías y en número proporcional al n ú mero de jugadores que haya en cada una, siendo, además su valor- mayor cuanto más elevada sea íá categoría para compensar así la instrucción y las posibilidades de progreso que las categorías superiores facilitan a las inferiores cuando se enfrentan con ellas en el tablero. S L O Y D -E l tema de esta ingeniosa composición, muy parecido al tema: Bristol, pudiera denominarse de aniquilación de fuerzas propias E n ambos temas el blanco tiene una pieza que le estorba y que en el tema Bristol, hay que colocar fuera de juego en. una casilla lejana para permitir la accionada l a ficha que puede jdar el SOLUCIÓN AL PROBLEMA 112, poa (L a singular maestría de Kashdan se revela en esta, finísima jugada, que devuelve la pieza para entrar en un. final victorioso de piezas igualadas, siendo de notar la particularidad de que los alfiles son de colores contrarios. S i 32. C 4 A P ¡X P y las blancas, por la configuración de los neones y la d i ferencia de color de los alfiles, se habrían
 // Cambio Nodo4-Sevilla