Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. DOMINGO 26 D E N O V I E M B R E D E 1933. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. PAG. INFORMACIONES DEL P A L A C I O PRESIDENCIAL Presentación de credenciales del embajador de Cuba M a d r i d 25, 6 tarde. Esta mañana, con el ceremonial acostumbrado, presentó sus cartas credenciales al presidente de l a República el nuevo embajador de Cuba, D Alfonso H e r n á n d e z Cata. E l introductor de embajadores, D Rafael López Lago, acudió a l domicilio de la Embajada de Cuba, con el escuadrón Presidencial, actuando como jefe de carrera, a l mando de l a fuerza, el comandante D Alfredo Jiménez Borge. Se formó el cortejo en dos automóviles, ocupando el primero el embajador y el Sr. López Lago, y el otro fué ocupado por el ministro plenipotenciario, consejero de la Embajada, don Manuel Pichardo, y los secretarios D José M a r í a Chacón y D Manuel Villaverde. E n la plaza de l a A r m e r í a formó l a compañía de la guardia exterior, que correspondía al regimiento de Infntería n ú m e r o i presentando armas a l embajador, que hizo su entrada en el Palacio Nacional a las once y media. A la puerta de las habitaciones oficiales del presidente fueron recibidos el embajador y la Misión diplomática por los secretarios del Gabinete Diplomático, Sres. Iturralde y A r m i j o que les acompañaron hasta el primer salón, donde se encontraba el secretario general, Sr. Sánchez Guerra. A c o m p a ñ a b a n al presidente de l a República en su despacho oficial el ministro de Estado, los jefes de l a Casa M i l i t a r y los ayudantes de órdenes. E l embajador, después de obtenida l a venia del presidente, dio lectura de su discurso, y a continuación el presidente le contestó con el suyo. Efectuadas después las respectivas presentaciones del personal de l a E m bajada y de los miembros de l a Casa M i l i tar, se dio por terminada l a ceremonia, rindiéndose al embajador de Cuba los mismos honores que a l a entrada. maternal que acaba de darle. E n Cuba viven y trabajan cientos de miles de españoles, que se sienten en casa propia, en tierra propia. A servir con buena voluntad, en ninguna hora defalleciente, las necesidades d i manadas de ese fraternal trato, voy a consagrarme. Se ha empleado muchas veces la frase estrechar liazas Pero l a palabra lazo sugiere l a palabra atar y yo aspiro a algo m á s sencillo y verídico, porque sólo se ata lo que está, separado, y Cuba y E s p a ñ a están juntas en lo que puede m á s que las distintas geográficas en la savia vital de la raza y en el rumbo de las culturas. Tomad, pues, Excelencia estas cartas credenciales, con las que vienen, ¡además de los votos de ventura del Presidente, Grau San Martín, para vuestra persona, el amor de Cuba y su anhelo de que la nueva E s p a ñ a goce dias prósperos, a l a sombra fecunda de l a justicia creada por l a paz. A l entregároslas, mis manos quedan libres para l a obra que desde hoy, por ostentar yo mayor jerarquía, exigirá mayor ahinco. Servir al conocimiento de Cuba y E s p a ñ a equivale a trocar en pactos amistosos todas las posibles ficciones de intereses hispanocubanos. P a r a esta tarea se me ha elegido, conociéndome. Y el orgullo máximo de mi vida radicará en no. defraudar en una sola acción n i mi Patria ni la vuestra. Discurso del presidente de la República J S e ñ o r embajador: Con honda satisfacción recibo de, vuestras manos las cartas del señor presidente de la República de Cuba, que os acreditan como su embajador extraordinario y plenipotenciario cerca de la R e pública española. E s p a ñ a sigue con amor de madre los esfuerzos no exentos de dolorosos sacrificios que en estos momentos realiza Cuba, última de sus hijas en haber a l canzado su plena soberanía para llegar a un estado y a un orden social moldeados en los nobles ideales del pueblo cubano. P o r tilo el Gobierno español quiso elegir el día 12 de octubre- -la Jfiesta de la Raza- -para reconocer oficialmente al nuevo Gobierno c u bano, seguro de que esta prueba de afecto y amistad vivísima habría de contribuir a que los cientos de miles de españoles establecidos en vuestro hermoso país y mencionados en vuestro discurs o coutinúen desenvolviendo su vida y sus actividades en intima armonía con los intereses del pueblo cubano, del que también deben ser considerados como una parte integrante, por los fuertes y arraigados vínculos- -de amor y de comunidad de intereses- -que les unen a la patria cubana. Vuestras relevantes dotes personales y vuestros sentimientos hacia el pueblo español, unidos al conocimiento que de él tenéis por haber convivido con nosotros durante largo tiempo, h a r á n grata y fecunda la honrosa labor que os ha sido confiada. Podéis estar seguro de que en esta tarea tendréis mi plena colaboración y l a del Gobierno de la República, que ha de esforzarse en conseguir que las relaciones entre nuestros dos pueblos sean cada día m á s íntimas y fraternales. L a República española, su Presidente y el Gobierno de aquélla perciben con sensibilidad afectiva cuanto en vuestro discurso hay de íntima y sincera vibración, no contenida en el trámite habitual de las solemnidades diplomáticas y podéis estar seguro de que esa percepción, para ser del todo justa, va acompañada dé una leal correspondencia. Os ruego, señor embajador, hagáis llegar al Presidente de vuestro país mi sincero agradecimiento por los sentimientos que, en su nombre, me habéis expresado, y que al mismo tiempo seáis intérprete cerca del mismo de los cordiales votos que formulo por su felicidad personal y por l a prosperidad y ventura del pueblo cubano. Discurso del embajador de Cuba E x c e l e n c i a A l poner en vuestras manos las cartas que me acreditan como embajador plenipotenciario de Cuba en España, una emoción, a l par grave y gozosa me conmueve. A l a conciencia de responsabilidad que todo verdadero hombre ha de sentir cuando habla en nombre de un Gobierno y de un pueblo, se añaden en m i caso circunstancias especiales. M i amor a la E s p a ñ a perenne es notorio y palpita en toda mi obra, y en cuanto a l a nueva España, a l a que he querido antes de que tuviera existencia oficial, muchos de sus hombres, V E entre ellos, me honran con una amistad y a antigua y rica en pruebas mutuas. N o puedo, pues, reducir esta ceremonia a fórmulas en donde quepan íntegros el entendimiento y el corazón. L a nueva Cuba envía para representarla cerca de l a nueva E s p a ñ a un hombre de trabajo. S i un americano j a m á s puede ser extranjero aquí, menos ha de serlo yo, familiarizado por larga convivencia con íos ideales españoles. A ellos vengo a injertar los de mi país, que al través de las más duras pruebas, alza su juvenil voluntad de practicar, sin trabas, la soberanía conquistada con cruentos sacrificios, y de merecer siempre por su conducta el nombre de nación. Cuba, recién despertada de una pesadilla, agradece a la España que hace poco despertó de un largo sueño la prueba de solicitud E l Consejo de A d m i n i s t r a c i ó n de fcsia Sociedad, en cumplimiento de los acuerdos adoptados por la J unta geheral ordinaria de accionistas celebrada el día 13 del actual, ha resuelto proceder al pago del dividendo complementario de 5 por 100, correspondiente kl ejercicio de 1932 a 1933, que importa 12,50 pesetas por acción, en I taa siguiente: a El dividendo complementarlo importa... Fias. 12,50 A deducir: Por impuestos que, con arreglo a las leyes, han de pagar los señores accionistas. Pesetas 0,685 Líquido a percibir por acción Ptas. 11,815 L o s pagos se e f e c t u a r á n desde el 1. de diciembre p r ó x i m o previa present a c i ó n del c u p ó n n ú m e r o 67 de las acciones, en el domicilio social, en M a drid, calles de A l c a l á 14, y Sevilla, 3 y 5, y en todas las Sucursales de este Banco. Madrid, 14 de noviembre de 1933. E l secretario, GUTIÉRREZ GAMERO. Visitas Cumplimentaron en audiencia al jefe del Estado el ministro de Marina, D Leandro Pita Romero; el ministro de E s p a ñ a en Caracas, D L u i s de Oteyza; D Heliodoro Suárez Inclán, D Juan Castrillo, D Manuel García Rodrigo, D E l o y Vaquero y el a l férez de Infantería de M a r i n a D Carlos Arriaga. CÁMARA CIO DE COMER- D E SEVILLA Créditos retenidos en Hungría L a Cámara de Comercio de Sevilla ruega a los exportadores que tengan retenidas cantidades en H u n g r í a procedan a informarle de las mismas con toda urgencia, por si pudiese presentarse ocasión de proceder a su rescate. Desde luego no deben considerarse como bloqueadas aquellas sumas que sean adeudadas por insolvencia m o t r o s conceptos ajenos a disposiciones oficiales del Gobierno húngaro.