Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 28 D E N O V M B R E D E 1933. REDACCIÓN: DIARIO DO. ILUSTRAVJGE. 9.528 SEVILLA A; ÑO NUMERO PRADO D E SAN S E B A S T I A N SIMONÓVENO. NUMERO. S U S C R I P C I O N E S X A N U N C I O S MUjfOZ O L I V E C E R C A N A A T E T U A N S U E L T O 10 C E N T S LA U N I O N D E LAS D E RECHAS L a unión de las derechas no puede acabar en. un reparto de actas. N o ha siofo una alianza meramente electoral, en l a jue, cisspués de haberse ayudado todos sus dementes, cada uno goce su lote y se va por donde quiere. P a r a eso, para combinar fuerzas y candidaturas no hacía falta el programa con que la Unión ha ido a la convocatoria, que significa el compromiso de los aliados entre sí y con los electores para después de la elección precisamente. E s un programa de acción parlamentaria conjunta. Impone a todos los aliados la obligación de anteponerlo a cualquier objetivo parcial y defenderlo juntos. Ninguno de los elementos unidos puede sin deslealtad con los otros y con e! sufragio, abandonar, n i postergar, n i modificar, n i mutilar el programa. Ninguno puede tampoco por su cuenta y aisladamente decidir sobre la acción parlamentaria que han pactado todos, escoger esta o la otra táctica, tal o cual procedimiento, para servir el programa. Este, por su índole y su contenido, exige el mantenimiento de la ittiión y la unión tiene que ser la que para esaH cuestiones delibere y resuelva en cada caso. Así es que cuando por ahí se afirma que determinado grupo o determinadas personas tienen ya resuelta una colaboración ministerial, que no han acordado ni autorizado los demás, y por consiguiente que después de recibir las actas van a obrar por su cuenta, o lo que es lo mismo, a romper la unión, se ofende la lealtad y probidad de los aludidos Tendríamos que verlo para creer que la unión termine en un reparto de actas y que la disgregue un convite parcial al Poder. Los electores no han enviado al Parlamento esta gran fuerza derechista para que haga republicanismo, n i monarquismo. A h o ra no hay cuestión de consolidar, n i de destruir la República. Esto ya es una díficuí- tad para que la unión si ha de subsistir i n corpore ninguno de sus elementos a la gobernación republicana. Pero la mayor dificultad está en el programa del que las derechas no pueden hacer abandono, n i cambio, ni mutilación, para participar en el Gobierno. Estas mismas tesis que ya hemos defendido aquí, son las de un artículo interesantísimo del ilustre ex ministro Sr. Calvo Sotelo en La Nación de anoche, y la del insigne jefe de Acción Popular, Sr. G i l Robles, en declaraciones que publicamos aparte. A un Gobierno republicano le será difícil y no se le exige una política totalmente derechista tampoco a las derechas de la unión se les toleraría colaborar en el Gobierno para una política desteñida, epicena y claudicante. Colaboración desde fuera, apoyo resuelto a cuanto por el interés nacional proponga un Gobierno, y a lo que, según su medida y sus posibilidades, otorgue a las indicaciones del sufragio, eso sí. N o habría que negociarlo, porque lo garantiza el alto espíritu gubernamental y patriótico de las derechas, que no van a hacer política catastrófica. EL M O M E N T O POLI TICO Enérgicas manifestaciones del señor M a r t í n e z B a r r i o s Madrid 27, 6 tarde. E l presidente del Consejo recibió en la noche del domingo a los periodistas y anje ellos y refiriéndose a una información publicada en El Sopialista respecto a la contienda electoral en Jaén, dijo que es absolutamente inexacto que los que fueron amigos políticos o particulares del señor Alcalá Zamora hayan figurado en la candidatura de coalición derechista en aquella provincia, que sólo estaba compuesta por derechas, radicales y conservadores. Refiriéndose luego al acuerdo adoptado por el Comité Nacional del partido socialista, el señor Martínez Barrios d i j o -Respeto el derecho que tiene el partido socialista y la U G T para enjuiciar como lo hacen actitudes y propósitos de cualquier otra organización política, pero insisto en la afirmación que envuelve una plena seguridad de que n i las izquierdas n i las derechas podrán hacer n a d a eficaz fuera de la ley para el logro de sus ideales. Ante las urnas electorales, ahora y después, todos los partidos políticos podrán combatir e incluso hacer triunfar sus soluciones de procedimientos y doctrinas. Ese es un d e r c chó y el deber de todos es respetarlo. Pero en medio de la calle, independientemente, no. Que nadie sueñe con que haya paso l i bre para el fascio o para el soviet. Luego se refirió a la entrevista que había celebrado el señor Martínez dé Velasco con el jefe de Es- tado, y dijo que el señor A l c a lá Zamora le había dado cuenta de la conversación, dé cuyos términos sólo podía hablar el jefe agrario. Terminó insistiendo en que el Gobierno se presentará al Parlamento el día 8, y que el áeñor Rico Avello estará en el banco azul para responder de la política electoral realizada. últimas sesiones de la. Comisión Ejecutiva y del Comité Nacional. Asistieron a esta reunión por la Comisión ejecutiva, Largo Caballero, Cabello, De Francisco, Vidarte, Tomás, De los Ríos, Prieto, Cordero, De García, Carrillo y Fabra Ribas, y como delegados regionales Adolfo Moreno (Andalucía Occidental) Francisco Azorín (Andalucía Oriental) N a r c i s o Vázquez (Extremadura) Ernesto Mareen y Arsenio Gimeno (Aragón) Juan A -Suái- oz (Asturias) Rafael Heche (Castilla la Nueva) Antonio G. Quintana (Castilla la V i e ja) Eduatdo Miralles y Rafael Vidiella (Caíaluña) Enrique H Botana (Galicia) Juan de los Toyol (Vascongadas y Navarra) y Manuel Molina Consejero (Levante) E l señor M a r t í n e z dé visita al presidente de! Velasco Consejo E l diputado electo agrario D. José Martínez de Velasco conferenció en la mañana de ayer extensamente con el presidente del Consejo. Las. actas presentadas en el C o n greso. L a colocación de los g r u pos políticos en Jos escaños Hasta; la tarde de ayer van presentadas ante la Junta del Censo, en el Congreso, 89 actas de diputados. Entre ellas las. de los señores Goicoechea, conde de VallelLario y conde de Rodezno. A juzgar por las tarjetos colocadas ya en los escaños, se- puede anticipar, aproximadamente, el lugar que ocuparán los distintos grupos políticos. Renovación Española y tradicionalistas se sentarán en el mismo centro del hemiciclo, es decir, debajo del reloj; a su derecha, los agrarios, y a su izquierda, los afiliados a Acción Popular, Los escaños situados detrás del banco azul serán ocupados por radicales y conservadores. Enfrente, o sea en la extrema izquierda, se situarán los socialistas y los pequeños grupos republicanos afines. A c u e r d o s del C o m i t é N a c i o n a l del partido socialista M a d r i d 27, 6 tarde. E l domingo se reunió el Comité Nacional del partido socialista, y a la terminación de la reunión se facilitó la siguiente nota: Reunido en sesión extraordinaria el Comité Nacional del partido socialista procedió a examinar la situación política, y como consecuencia de este examen, en el cual fué el mismo, punto de vista de todos los delegados regionales, se adoptó por unanimidad el acuerdo de confirmar las resoluciones previamente tomadas por ia Comisión Ejecutiva. E l Comité Nacional, apreciando el riesgo evidente en que se hallan los derechos de la clase trabajadora y de España en general por ia? amenazas más. o menos encubiertas de un fascismo vergonzante, coincidió en apreciar la necesidad absoluta de que las organizaciones del partido estén preparadas para oponerse con el máximo empeño, llegado el caso al logro siniestro de los propósitos acariciados por las derechas españolas. E l Comité Nacional mostró gran complacencia al saber que con el criterio del partido socialista coincidía de manera plena el parecer de la Unión General de Trabajadores, coincidencia que se lia revelado en las El presidente del C o n s e j o aborda distintos temas de actualidad y hace comentarios acerca de ellos L a conferencia con el señor M a r t í n e z de e n l a penúltima pá isia. Velasco E l jefe del Gobierno cumplimentó anoche al presidente de la República y puso 4 su firma varios decretos. A l regresar a j a Presidencia, recibió a los informadores, a quienes notificó que uno de los decretos que había puesto a la firma del jefe del Estado era el referente a la reintegración del Sr. Botella Asensi, ya restablecido ele las lesiones que padeció en su viaje, a la cartera de Justicia. U n periodista preguntó al presidente sí había recibido por la mañana la visita d e l Sr. Martínez de Velasco. -Sí- -contesto- E l Sr. Martínez de V e lasco ha venido a cumplir conmigo un deber de cortesía, que yo agradezco, para darme cuenta de su entrevista con el presidente de la República, que, por otra ¡parte, yo conocía, porque tuvo la bondad de darme una referencia de la misma, el. jefe de Estado. ¿N o podía usted darnos una orientación
 // Cambio Nodo4-Sevilla