Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 29 D E N O M B R E 1 D E 1 9 3 3 N U M í i R O S U E L T O 10 C E N T S SBACCiON: PKABO B E SAN. S E B A S T I A N SUSCRIPCIONES DIARIO ILUSTRADO. A Ñ O VIGES 1 MONOVENO. N U M E R O 9.529 S A N U N C I O S MUÑOZ O L I V E C E R C A N A A TETÜAN, S E V I L I A E L S E N T I D O D E L ASEGUNDA VUELTA Y EL DEBER DE VOTAR Bajo el título E l sentido de la segunda v u e i í a hace un llamamiento E l Socialista a sus correligionarios y a sus simpatizantes. L e s reclama u n gran esfuerzo Anticipa el anatema de desertar a l que no acuda a votar. Y desde luego niega l a condición de buen militante a quien se desanime y pierda arrestos. Está, en su papel E l Socialista como guía de las masas que comparten sus ideales. Tiene r a z ó n para acuciarlas y enardecerlas, r e c o r d á n d o l e s cuánto importa el resultado electoral de esta segunda vuelta por M a d r i d no por el p u ñ a d o de actas, sino por las consecuencias morales que todos los partidos van a extraer de ella. Brindamos el ejemplo a nuestros lectores y en general a cuantos hombres y mujeres simpaticen con la candidatura antimarxista. E n efecto: la segunda vuelta por Madrid es, si cabe, m á s trascendental que la primera. E n ía primera hubo varias candidaturas que significaban, no sólo polos opuestos, sino t a m b i é n a l g ú n matiz dentro de un mismo campo, en el sentido antimarxista. A h o r a no hay m á s que dos y se plantea clara y monda la disyuntiva. Nadie e s t á libre del deber da pronunciarse. T o d o el mundo tiene l a obligación de dar su voto. Nadie puede retraerse E l retraimiento es siempre un voto a favor de la candidatura enemiga. H a y que decir en las urnas si se está a favor de los socialistas- -que es decir de la revolución social- -o en pro de las derechas, que es decir contra esa revolución. Se ha de votar por una de las dos significaciones. Y el que dejase de votar, a d e m á s de traicionar a su conciencia y de faltar a los deberes que le impone su ideología, será un sumando en las filas del adversario. L a postura ecléctica o indiferente no es admisible en esta ocasión. Hay que decidirse y hay que participar en este fallo de la ciudadanía de M a d r i d capital de E s p a ñ a única circunscripción donde los socialistas lograron m a y o r í a en las ú l t i m a s elecciones. Que nadie lo olvide. Que nadie se retraiga. Que nadie falte a depositar su sufragio en el sentido que su concepto de la realidad política y del bien del país le inspire. además de las cuestiones que se consignaban LOS DOS RASEROS en la nota oficiosa, el Consejo había tratado En el mitin socialista de anoche- -como en de cuestiones políticas, en cuya apreciación tantos otros anteriores- -abundaron los ata- habían coincidido unánimemente todos los ques, más o menos descarnados, contra los ministros. más altos Poderes y las amenazas contra la- ¿Habrá sorpresas mañana después del sociedad y el Estado, Hablaban ciudadanos Consejo en Palacio? -le preguntó un peque no disfrutan- -oficialmente, al menos- -riodista. de inmunidad; pero que, postivamente, go- ¿Sorpresas? No. Pero, además, ¡qué zan del privilegio de producirse impunemen- puede sorprender ya en ia vida! te. N i el Gobierno ni sus agentes se Kan sentido en esta ni otras ocasiones alarmados El presidente del Consejo visita por tales excesos cuando se producen sobre al señor Lerroux un tablado a disposición de la extrema izquierda. E n cambio, el Gobierno siente in- A. las cuatro de la tarde el jefe del Gobierquietud e indignación porque el Sr. García no visitó en su domicilio a D. Alejandro Sanchiz comente la famosa orden del gene- Lerroux. ral Batet y diga cosas ensalzando el espíri- L a entrevista duró inedia; hora. tu nacional, y lo hace detener, con ánimo de encarcelarlo para brindar así un poco de El señor Martínez Barrios se trascarnaza al despecho e irritación de las izlada ai domicilio particular del quierdas derrotadas. presidente de la República E l contraste es tan flagrante que no necesitamos subrayarlo. Está a la vista y no hay E l jefe del Gobierno marchó inmediatamodo de disimularlo. Pero bueno sevá que, mente al domicilio del jefe del Estado, para quede registrado para nuevos casos, y, sobre darle cuenta seguramente del Consejo, celetodo, para respuesta adecuada, cuando se brado por. la mañana y poner a su firma alguhable desde las alturas- -o desde cualquier nos, decretos acordados en la deliberación miparte- -de la igualdad en el i- espeto a la l i- nisterial. bertad de opinión. EL M O M E N T O TICO POLÍ- Nueva reunión de Jos ministros. ¿De qué se trató en este segundo Consejo? La actitud del ministro de Justicia, Sr. Botella Asensi, puede determinar una pequeña crisis Los primeros rumores Madrid. Mientras se celebraba el Consejo de ministros de ayer y luego a su terminación corrieron rumores de que el ministro de Justicia, señor Botella Asensi, había demostrado su deseo de abandonar la cartera, contrariado y disgustado por el resultado de las elecciones del día 19. Los periodistas preguntaran al señor Botella cuando salía del Consejo si los rumores sobre su dimisión respondían a la realidad. Contestó negativamente, y, esquivando el diálogo, se lamentó de que ciertos corresponsales de Prensa le supongan en convivencia electoral con los elementos de la extrema derecha, dentro de la circuncripción de Alicante, para la segunda vuelta. Aumentó la expectación de los informadores cuando el ministro de Comunicaciones, señor Palomo, dio la noticia de que hoy habrá un Consejo de ministros en el Palacio Presidencial. ¿A pesar de ser miércoles? -preguntó un periodista. -Sí, a pesar de ser miércoles- -respondió. Esta noticia la confirmó el presidente del Consejo, quien para justificar la reunión de hoy bajo la presidencia del jefe del Estado, dijo que esta noche tenía que irse a Castellón, donde piensa hablar mañana, y por este motivo había rogado al presidente de la República que adelantase un día el Consejo en Palacio. Añadió el Señor Martínez Barrios que a 8 ÍBS 9 IIÍ! 3 CB S 8 mwm ca o e i presente aésas iraiintra en la ¡pen Í ¿ima ¡p á g i n a A ¡as seis y media de la tarde comenzaron a- llegar los ministros a la Presidencia del Consejo. Sucesivamente acudieron los de Estado, Obras Públicas, Hacienda, Gobernación, Comunicaciones, Trabajó, Industria, Agricultura y Marina. Bastante después llegó el ministro de la Guerra, llamado, según se supo, por el jefe, del Gobierno. No asistieron los ministros de Justicia, Sr. Botella Asensi, y el de Instrucción Pública, Sr. Barnés, Hallándose- reunidos varios ministros con el Sr. Martínez Barrios, llegó a la Presidencia el jefe de los republicanos conservadores, D. Miguel Maura, quien sostuvo una conferencia con el jefe del Gobierno, que duró cerca de una hora. Hasta las nueve de la noche duró el cambio de impresiones de los ministros. Momentos antes había salido el ministro de Comunicaciones, quien a preguntas de los periodistas dijo que los ministros habían acudido a la Presidencia por enterarse de noticias. Hicieron saber los informadores que el Sr. Botella Asensi no había acudido. -En efecto, no está bien de salud. E l señor Botella vino esta mañana al Consejo haciendo un gran esfuerzo, y esta noche se encuentra peor. -Sí. Realmente debió hacer un gran esfuerzo esta mañana... -repuso- el periodista. E l Sr. Palomo sonrió, y no quiso comentar la indirecta. Concretamente otro informador preguntó al Sr. Palomo si el Sr. Botella Asensi dejaba o no dejaba el Gobierno; pregunta que no quiso contestar. Dijo que marchaba al ministerio para recoger unos papeles y que volvería de nuevo a la Presidencia. En efecto; regresó a poco, y negó que hubiese ido a visitar al Sr. Botella Asensi, como los periodistas suponían. Agregó que
 // Cambio Nodo4-Sevilla