Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 30 D E NO BRE, DIARIO DO. ILUSTRAVI G E- AÑO D E 1933. NUMERO SIMONOVENO. NUMERO 9.530 SEVILLA S U E L T O 10 C E N T S RJÜPACClOJy; P R A D O P E S A N S E B A S T I A N S U S C R I P C I O N E S X A N U N C I O S MUÑOZ O L I V E C E R C A N A A T E T U A N LAS DERECHAS Y LOS HOY OUE HACE A UN AÑO SOCIALISTAS L a propaganda en pro de la candidatura de las derechas por M a d r i d y por las circunscripciones que van a la segunda vuelta se reanuda activamente estos días. Siempre es plausible; pero acaso y a resulta innecesaria. E l acto socialista de anteanoche es la mejor propaganda para la candidatura antimarxista. L o que en ese mitin han dicho el Sr. Prieto y el Sr. L a r g o C a ballero atestigua con más valor que testimonio alguno l a razón fundamental que existe para votar contra el marxismo. S u designio y su propósito es derribar la sociedad actual. N i siquiera defienden la República, esta República, porque no es l a suya. Aspiran a la revolución y con todo cinismo declaran compatible s u concurrencia a la lucha legal y su deseo y ánimo de hacer la revolución. Se dicen estar dentro de la República; pero a condición de que sea para ellos, de manejarla ellos, de gobernarla ellos, para convertirla inmediatamente en la dictadura de ciase. Por eso se irritan ante la perspectiva de que gobierne el partido r a dical y le cubren de injurias. P o r eso atacan violentamente a l Sr. Lerroux, llenándole de improperios. Se proclaman afines del comunismo y reiteran descaradamente l a advertencia de que este régimen no es para ellos más que una estación en su trayectoria revolucionaria. REAPARECIÓ B C H o y hace un año que reapareció A B C ¡después de aína suspensión de ciento diez días. E l Gobierno Azaña, con ocasión y pre- texto de los sucesos del IO de agosto, suspendió l a publicación de todos los periódicos que no le eran afectos en España. Y aunque el orden quedó rápidamente restablecido sin derivaciones n i incidentes posteriores, l a suspensión fué prolongándose semanas, y meses. L a nuestra, como es. sabido, se aproximó al cuatrimestre, con el enorme quebranto económico que hace pocos días detallábamos. Gobierno alguno había llegado en España n i país alguno a una medida tan grave y tan extensiva con daño J ra tantas Empresas y con riesgo para el sustento de taños millares de. obreros. Pero ai Gobierno Azaña, a l que pertenecían tres socialistas, le convenía privar a l a opinión de órganos imparciales y veraces para envenenar el ambiente con las informaciones y los comentarios de los periódicos del corro. L a efemérides es para nosotros y para l a Prensa española inolvidable. A l evocarla hoy no podemos por menos de recordarla como una de las peinas más dictatoriales y vergonzosas del Gobierno social- azañista, coma una de las muestras abundantes con que fué ultrajada l a libertad de opinión. modo arbitrario. Las elecciones se han efectuado en toda s partes sin incidentes v sin protestas. Las que vengan con el expediente de algunas actas las ha de ¡conocer y examinar el Parlamento. Entonces tendrá ocasión el Sr. Botella de rectificar su juicio equivocado, aunque de antemano sospechamos que no lo rectificará. En las elecciones de 1932 si que hubo motivos para calificarlas de amañadas. Al señor Botella le consta. Pero entonces como el resultado fué el que deseaba la izquierda y las derechas, no reclamaban, el Sr. Botella creyó que habían sido anas. elecciones- escrpulosaniente limpias. La idea de anular éstas es tan disparatadas en todos sentidos que nó merc. ee ni los honores de la refutación. L o s ministros se r e u n i e r o n bajo Ja presidencia d e l j e fe deí E s t a d o Después v o l v i e r o n a celebrar Consejo extraordinario en Ja P r e sidencia Madrid 29, 6 tarde. H o y celebraron Consejo los ministros en Palacio donde acudieron a las pnce de l a mañana, terminando la reunión, bajo la presidéncia del Sr. Alcalá Zamora, a las dos menos cuarto de l a tarde. A L Consejo asistieron todos: los ministros, sin excepción. A l salir. e l S r Martínez. Barrios dijo, a preguntas de los periodistas, lo siguiente: -H e m o s celebrado Consejo ordinario, bajo l a presidencia del Sr. Alcalá Zamora, y ahora nos reuniremos en Consejo extraordinario en l a Presidencia. Dicho esto, los ministros tomaron sus respectivas coches y salieron para Ja P r e s i dencia del Consejo, a donde llegaron a las dos de l a tarde. A l a entrada le preguntó un periodista a l Sr. Martínez Barrios el motivo de l a reunión extraordinaria, y el jefe del Gobierno se limitó a contestarle: -V a m o s a tratar, un asunto muy gravÉi pero asunto importante, y, creo que el Consejo será muy breve. Inmediatamente daremos a ustedes l a referencia. EL El Sr. Botella Asensi ha participado en todos los acuerdos del Gobierno relativos a ¡fas elecciones y lia sido precisamente el que ha contribuido más que otro alguno con sus medidas o con sus propuestas a cumplir el deber de una completa inhibición. Pero ahora, después de su derrota por Alicante y del enorme triunfo logrado por las derechas en toda España, al Sr. Botella Asensi le parece que esa inhibición ha sido excesiva y que ha dado Ugar a que estas elecL o s españoles que les voten saben ciones sean producto de sobornos y de amay a a qué atenerse y a quiénes votan. ños, y en tal grado que las estima dignas Son los enemigos irreconciliables de la de ser invalidadas. Por lo cual ha llegado sociedad y del Estado. L a s derechas a, pensar- -suponemos que sin llegar a proponerlo- -que el Gobierno las dejaría sin no tienen que esforzarse en demostrarefecto mediante un decreto por el cual conlo, porque lo confiesan ellos mismos vocaría, a las disueltas Cortes Constituen sus alharacas y en sus amenazas yentes para que éstas decidieran, es decir, un golpe de Estado. destructoras de todo lo existente, No hace aún dos meses el Sr. Botella i E n la contienda electoral del próxi- Asensi, requerido en las consultas presidenmo domingo el elector que no vote conciales, opinó por la inmediata disolución de las Constituyentes, estimando que contra tribuirá con su abstención al triunfo ellas existía un gran descontento en el de los socialistas. país Y ahora pretende que volvieran a ser válidas y aptas. Sin duda ese descontento Nos vemos favorecidos diariamente del país ese divorcio del. país, le importacon innumerables cartas, en que los ba al Sr. Botella cuando era un hecho difuso Lectores de A B C exponen iniciativas e inconcreto, pero no le merece consideray observaciones, muchas de ellas oporción alguna cuando ya se han expresado categóricamente en las cifras de los escruiunas y plausibles. N o siéndonos positinios. La afirmación dé que éstos responden ble materialmente contestar a tan coa falsedades y coacciones no puede hacerse piosa correspondencia, rogamos a nuesde un modo tan caprichoso y gratuito como tros comunicantes que reciban con lo hace el Sr. Botella: Si tiene, pruebas d? estas líneas nuestra disculpa y no interuno o de varios casos de gravedad, su oblipreten a descortesía l a falta de res- gación es aportarlas, exhibirlas. Pero no. cuesta particular. tiene derecho a lámar, la acusación de un MOMENTO TICO POLÍ- E l Consejo extraordinario en la Presidencia. E l señor B o t e l l a A s e n s i reitera su dimisión y es aceptada. E l señor Barnés se e n carga de la cartera d e Justicia M a d r i d 29, 6 tarde. L a reunión: de los ministros duró exactamente media hora. Nu merosísimos periodistas esperaban con ansiedad el resultado de l a deliberación, pues daban mayor importancia al Consejo de l a que, en realidad, tuvo. E l Sr. Botella Asensi, que salió el primero, se expresó de este modo ante los informadores -A c a b o de despedirme cordialmente de mis compañeros de Gobierno, después de reiterar mi dimisión que ya había planteado ayer por no estar conforme con l a política electoral del Gobierno y con su actitud en presencia de los resultados de l a primera jásete, que no abosan, a ¡ni juicio. ¡a yolun-
 // Cambio Nodo4-Sevilla