Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Una escena de la comedia de Antonio Paso El Juzgado se divierte estrenada con gran éxito en la Comedia. Foto Duque. EL MAESTRO LA L U Z DE Ayer, en el desahogo de una de tantas rabietas como padece mi sensibilidad de artista sincero, que vive en pobreza con sus escrúpulos, se me fué de la pluma en el d i vagar de los preliminares el tema de un articulo cinematográfico, y no lo rocé siquiera. Ahora voy a pretender recogerlo hablando del teatro, que a él también, y acaso principalmente, importa, pues que aquella crónica, como otras anteriores y ésta, y las que vendrán, si Dios es servido, a las relaciones de cinc y teatro se refieren, y a lo que cada uno de ellos aprendió o puede aprender del otro. Entre nosotros, vamos pronto al grano, el teatro está viviendo a obscuras por- exceso de luz, de esa luz, material desde luego, no hay metáfora, que el cinematógrafo administra y distribuye con sabio interés de arte. Por eso he titulado este artículo E l Maestro de la luz Y el meastro es... el cine. Digo que nuestro teatro está obscuro por exceso de luz, porque la expresión, el sentido y la verdad de las comedias se ahogan en la iluminación uniforme del escenario. Aquí, en el teatro de m á s lujo, la luz viene de abajo, viene de arriba, viene de los l a dos, y parece que todas las comedias ocurriesen a las doce del día. Así no hay zonas de sombra, no hay segundos términos, no puede recogerse la atención, porque los oios navegan en el deslumbramiento, y, a fuerza de que todo tenga el mismo interés, el inter é s acaba por perderse. Diríase que todo lo informa el criterio errado de esos malos pintores escenógrafos que creen que la decoración es lo más importante de la obra. Y es lo menos. E s decir, tiene su importancia en saber ser lo menos, en detenerse donde debe, en saber irse de los ojos del espectador, sin irse de su mente, cuando conviene que se vaya. A l mal pintor escenógrafo, asistido por el mal director, no le conviene nunca. Pintan las tapias adobe por adobe, y los muros, ladrillo por ladrillo, y los árboles, hoja por Elvira Moría, genial creadora del género mónodramas que dio a conocer en una audición privada para críticos y Empresas en el Lyceum Club. (Foto Duque. En el teatro Fuencarral actúa como tiple esta monada de criatura, Consuelo Obregón, tiple ligera de tan grandes aptitudes, oue obtiene resonantes éxitos en obras como El salto del pasiego El barbero de Sevilla Companone La tempestad y otras. (Foto Saus. t
 // Cambio Nodo4-Sevilla