Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S i D E DICIEMBRE D E 1933. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 21 A N T E LA CONTIENDA E L E C T O R A L D E L PRÓXIMO D O M I N G O En Madrid Las conferencias radiadas de los candidatos derechistas Discurso del conde de Santa Engracia A las ocho y media de l a noche de ayer dio su anunciada conferencia radiada el candidato a diputado a Cortes por M a d r i d D Francisco Javier Jiménez de la Puente, conde de Santa Engracia. Comenzó saludando a los electores de Madrid, diciendo que si hasta ahora no había intervenido en estos actos había sido porque no le requirieron para ello. Ante todo- -añadió- -salgo al paso de una maniobra. Los ocho nombres que aparecen en la candidatura son. intangibles, y el no optar a todos lo considero como una deslealtad, y yo, categóricamente, lo desautorizo. Cuando faltan ya pocos días para la segunda vuelta, la propaganda se ha intensificado. Y a se ha dicho de manera elocuente cuál es el significado de nuestra candidatura. Y o me presento 3 mi el carácter independiente, no siendo ello un equívoco, pues no soy afiliado a ptrtido alguno. Tengo motivos muy sobrados de agradecimiento a los madrileños, pues durante seis veces me concedieron los paisanos su representación en Cortes y aprovecho este momento para dedicar un recuerdo a los gremios madrileños, con quienes he estado en constante comunicación, considerándome muy honrado en ostentar l a presidencia honoraria de alguno de esos gremios. E n los puestos que desempeñé por elección tengo l a satisfacción del deber cumplido, de no haber hecho mal a nadie y de haber trabajado desinteresadamente por el bien de l a Patria. A los que constituímos l a candidatura antimarxista nos liga l a daíensa de un programa mínimo que habrenras de desarrollar, dando con ello satisfaccicji a l a opinión española, ya que l a actua ijón de las Constituyentes estuvo siempre en pugna con la opinión pública. Í, N o podemos olvidar l a labor funesta de aquellas Cortes: los atentados a l a familia, a l a religión y a la propiedad; las confiscaciones, etc. etc. A l hablar nosotros de religión no podemos olvidar que la ilustre persona que ocupa hoy l a m á s alta magistratura de la na ción abandonó l a presidencia del Gobierno, levantando bandera revisionista. L a s leyes de carácter social elaboradas por l a Constitución produjeron en su funcionamiento hondo malestar. Y estas leyes necesitan completa rectificación. E s necesario también hacer justicia al pueblo español en sus convicciones religiosas, pues se le ha atacado de una manera despiadada. Los asentamientos, l a ley de T é r m i n o s municipales, el laboreo forzoso, los incendios en las fincas, los robos del ganado, han hecho que l a propiedad rústica quede deshecha, y por ello es necesario que en las Cortes hagamos una labor conjunta y eficaz para restaurar en lo posible la agricultura española. Tras una larga época de dura represión fesnecesario llevar la paz a los espíritus pot medio de una amnistía total. E n este caso la amnistía que pedimos, más bien que gracia es imperativo de justicia. T a m b i é n los electores de Madrid deben tener en cuenta el daño moral y material que se ha hecho a esta ¡capital por el Esta PIII! IIH Candidatura de Coalición Antimarxista de Córdoba I PÁÜA A CORTES ¡SEGUNDA V U E L T A 1 I I 1 ¡I D. JOSÉ DE MEDINA TOGORES D. ELOY VAQUERO CANTILLO D. MIGUEL CABRERA CASTRO D. FEDERICO FERNANDEZ CASTILLEJO D. JOSÉ MONTERO TIRADO D. JOAQUÍN DE PABLO- BLANCO TORRES D. LAUREANO FERNANDEZ MARTOS D. JOSÉ TOMAS RUBIO CHAVARRI D. ANTONIO NAVAJAS MORENO D. FRANCISCO DE PAULA SALINAS DIEGUEZ ¡1 1 ¡í I Nota muy importante. -Todos los electores deben votar esta candi- M datura íntegramente, sin tachar ni cambiar ningún nombre. Es la única 3 manera de hacer posible el triunfo de la Coalición. 3 tuto catalán y por los otros que se anuncian, que llegarán a convertir a M a d r i d en una modesta capital de provincia. Seguidamente el orador habla de la desdichadísima actuación de los socialistas en el Ayuntamiento. Y en estos momentos, dice de gran peligro hay que contribuir a qu 2 se restablezca el principio de autoridad. E l Gobierno que a ello consagra su esfuerzo tendrá el a- poyo de las derechas. Tengo mi esperanza puesta en que el Sr. Lerrou cuando ocupe el Poder será inexorable, como ha dicho, en el mantenimiento del orden público. N podemos olvidar que al jefe del partido radical se debe l a caída del funesto Gobierno A z a ñ a y l a disolución de las Cortes Constituyentes, que se habían convertido en una verdadera dictadura. A h o r a el campo se ha despejado. Se presenta la batalla sólo con dos candidaturas frente a frente. De un lado, la marxista, que representa el estrago, el aniquilamiento, a revolución rusa, y de otro, l a candidatura antimarxista, que representa la paz, el orden, l a tranquilidad y l a felicidad de E s paña. s 0 r Discurso de don Juan Pujol Seguidamente ocupó la tribuna el director de Informaciones, D Juan Pujol. Comenzó diciendo que las derechas son en este momento vencedoras; pero que, lejos de emplear las amenazas y humillar a sus adversarios, quisiéramos- -dice- -convencerles de que nosotros sólo representamos la paz social, los derechos individuales y que el E s tado deje de ser instrumento de clase para ponerse exclusivamente a l servicio de E s paña. S i nosotros no representáramos eso, ¿cómo íbamos a impugnar la criminal l u cha de clases? S i no fuéramos capaces de olvidar agravios, pensando sólo en España, ¿qué diferencia tendríamos con aquella m i noría que envenenó criminalmente a l país y que lo dividió en dos castas? A esas masas, que vencimos el domingo día 19 y que venceremos el próximo día 3, les digo que os engañan si les dicen que somos sus enemigos. Somos enemigos de sus dirigentes, de los que trafican ignominiosa y criminalmente con ellos. A esa masa que es honrada somos nosotros los que la defenderemos, los que mejoraremos las condiciones de su vida, y para eso hemos de ir sin rencor, llegando a comprender q e en nuestro campo no había enemigos, sino her- manos. Pero antes de eso necesitamos vencer, y para ello tenemos que votar, y debemos y a saturarnos de que en E s p a ñ a se ha. acabado la inhibición política. Los ciudadanos no pueden hoy ausentarse de los comicios. E s una obligación moral e ineludible que tienen que cumplir. Aquellos que dejen de hacerlo son unos traidores a su patria. L a sociedad española está como sitiada por las fuerzas revolucionarias y todo loi perderemos si nos dormimos en los laureles: de la primera victoria. L a lección de los dos últimos años funestos ha sido terrible; pero lo pasado no sería nada si nuestros adversarios, en un descuido, volvieran a l a gobernación del Estado. N o tenemos m á s que ver la propaganda que hacen, l a contumacia con que tratan de desobedecer la soberanía nacional, los trabajos llevados a cabo en losi cuarteles para llegar a implantar un r é g i men asiático que se llama l a dictadura del proletariado. Quiero decir con todo esto que los españoles tenemos que movilizarnos para llegatl a poseer los resortes del Estado que estáa a merced de los elementos internacionales. A l hablar de esto, recuerdo el incidente ocurrido con nuestro ilustre amigo el señor García Sanchiz y con el no ocurrido con el delicado conductor de masas D Indalecio; Prieto. Reflexionad fríamente l o que pasaría en Francia, que es una República liberal y democrática, si a una autoridad militar sé le ocurriera decir a sus oficiales y soldados que se alejaran cuando oyeran ofensas vertidas contra su Patria. E s necesario que nos Iaaicemos todos para desenmascarar a los enemigos de España, c u biertos y encubiertos. H a y que votar el domingo, aunque llegáramos a ganar. S i lo hacemos con disciplina, tengo l a seguridad de que sacarnos los ocho!