Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S i D E D I C I E M B R E D E 1933. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G sg. LA SEGUNDA CONFERENCIA D E L INSIGNE I N G E N I E R O SR. C I E R VA, S O B R E E L A U T O GIRO En el Círculo Artes E l anecdotario del autogiro Madrid. L a segunda conferencia del i n signe igeniero inventor del autogiro se celebró ayer, a las siete de la tarde, en el salón- teatro del Círculo de Bellas Artes, que ofrecía un aspecto imponente. E n ur: o de los palcos se encontraba el ex presidente del Consejo y presidente del Circule, don Alejandro Lerroux, y el ex ministro de la Guerra Sr. Rocha. E l trabajo del Sr. Cierva se redujo, a más de la obligada relación técnica y c. entí- fica y del proceso evolutivo y ascensional del aparato de su invención, que no vamos a reseñar por haberlo hecho no hace muchos días con una gran extensión, al relato de la parte anecdótica del autogiro, quizá de un interés mayor a las de sus progresos d e n tíficos, por la ventaja que ofrece siempre la lección elocuente y amena de los hechos. L a filosofía d e l a p a r a t o L a primera anécdota referida por el ilustre ingeniero nos habla de la filosofía del autogiro. Y cuenta el Sr. Cierva que en cierta ocasión, allá por el año 1918, un viej o general que no había visto nunca un aeroplano se decidió a subir a uno de éstos un tanto temeroso de la seguridad de s i funcionamiento, aunque persuadido de que en su vuelo el aparato podría obedecer como un recluta. Instalado en su asiento el anciano militar dijo al piloto que se disponía a hacer funcionar el motor: Señor teniente, le ordeno que vuele muy despacio y muy bajo. Vosotros os reiréis- -dijo el conferenciante- -como han hecho cuantos han escuchado esta anécdota. Pero la falta no era del general, que exigía en aquel tiempo esas virtudes ideales de un aparato volador; la falta y la torpeza eran del aeroplano, que no podía, n i aun hoy puede, volar despacio y bajito, cosa que sólo puede realizar el autogiro de Bellas responsabilidad directa o indirecta, ha habido sólo un accidente mortal en los diez años que lleva volando el autogiro y que fué debido a errores que lleva consigo todo experimento. U n sólo accidente en 50.000 horas de vuelo que lleva el autogiro por un accidente mortal por cada 2.500 horas, que corresponde al aeroplano, puede decir que el autogiro es veinte veces más seguro que el aeroplano. Enumera a continuación los países en que su aparato se ha adoptado, entre ellos Francia, Gran Bretaña, Irlanda, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Suecia, Suiza, Alemania, Italia, Checoeslovaquia, Trípoli, Egipto, J a pón, Estados Unidos, Canadá, Cuba Méjico, Nicaragua, Brasil, Argentina y Nueva Zelanda, E l a u t o g i r o en N i c a r a g u a E n t u siasmo patriótico INFO RMAC 1 ONES DE MADRID M a d r i d al día Y dio fin el dichoso mes que empieza cori Todos Santos y acaba con San Andrés. Su, cola ka sido lo mejor de la sonatina: sol, temperatura moderada y... nuevos exabrupi tos socialistas, verbales y escritos. La mañana fué movida en los Centros dé enseñanza, porque los estudiantes querían vacaciones en estos días, vísperas de las elecciones. No es fácil ver la necesidad de abandonar el estudio para disponerse a ir, a los convicios dentro de unos días; pero ello fué que, poco menos que en el acto, fué atendida la ruidosa pretensión y se orde: 110 la clausura de las clases, y, ya se sabe, muerto el perro, se acabó la rübiaj esto es, concedidas las vacaciones, a pasear todo el mundo. Amaneció Neptuno convertido en agente electoral y proclamando que, si llegan a pcr- der las elecciones los propagandistas de las candidaturas encomendadas al dios del tridente, podrán decir, plagiando una famosa frase histórica: Todo se ha perdido, menos, el humor. Lo político predominó en el curso del día. En la propaganda electoral derechista hicie ron uso de la palabra y del micrófono los Sres. Jiménez de la Puente y Pujol, que- estuvieron muy expresivos y elocuentes. Cumpliendo órdenes superiores, la transmisión radiotelefónica suprimió los aplausos, cortando la comunicación mientras el auditorio aplaudía. Equivalencia a hacer pagar, a justos por pecadores se ¡lama a esta figura, porque podía estar segura la autoridad, competente de que con oradores de las derechas el público radioescucha no habría de, oír las blasfemias y palabrotas que oyó la otra noche, la de la transmisión de los discursos de los socialistas. Se celebró Consejo de ministros. El qué, lo fué de Justicia hasta el día anterior, pu- blicó una nota. Más le valiera estar duermes ¡las gentes juzgaron cual se merece al señor, Botella al descorcharse. El bulo socialista del jueves consistió en anunciar, ¡qué mic do! una marcha fascista sobre Madrid. Etu ¡revistas, reuniones y decires al oído, ¡Id, mar en maíllo t Se celebró en la Casa de Levante uncí reunión de fuerzas vivas, con el fin de planear una Exposición para la primavera pró xima. J a noche espectacular, buena, pero sin estrenos, y acaso por esto mismo. La atmosférica no residtó mal, para qué noviembre entonase la romanza famosa dé, Adiós a la vida, con su preámbido de clarinete y todo... -AEMECE. Recuerda la explosión de patriotismo que hubo de producir en Nicaragua la presencia del autogiro, llevado por las fuerzas militares norteamericanas de ocupación, a raíz del término de las hostilidades, al conocer los nicaragüenses que era un español el inventor de aquel aparato y evocar los vivas a España lanzados por aquellos hermanos, orgullosos de las proezas de los hombres de su raza. Continúa el Sr. Cierva en el relato de hechos y proezas del aparato de su invención que prueban la gran popularidad que goza en Norteamérica. Refiere el viaje de un norteamericano de Nueva Y o r k a Chicago, a bordo de un autogiro, a quien le faltó gasolina a causa de los vientos contrarios habidos en su travesía. Y cómo hallándose en plena noche y en medio del campo pudo aterrizar el aparato en bajada de paracaídas en medio del corral de una casa de labor, con entera felicidad. Sobre un templo de los mayas. P e r d ó n s e ñ o r a ¿es e s t o N u e v a York? Habla del más largo viaje sobre el agua realizado por el autogiro de Nueva Y o r k a Cuba y Méjico, en el que el aparato internóse por regiones misteriosas e inexploradas, a donde no había llegado ningún aeroplano, aterrizando sobre un templo de los mayas con la misma sencillez que otro día lo hiciera en los jardines de la casa presiRefiere a continuación el comentaro que dencial de Washington, y cruzara más adepuso un periódico al día siguiente de eculante las Cataratas del Niágara. rrirle un accidente con su aparato en los balY termina su interesante relato exponienbuceos del autogiro. E n el título de a noticia que daba cuenta del suceso se leía lo s i- do la influencia del autogiro en la literatura guiente: N a d i e que se llamara como yo po- y caricatura americanas. Describe una de éstas publicada por un popular diario neodría hacer nada bueno. yorquino, en la que aparece en lo ¡más alto de un rascacielos una señoracon muy ligeT r e s periódicos, tres títulos rísimo bagaje de ropa. U n viajero, a bordo Recuerda su primera travesía del Canal de un autogiro, se acerca, y parando a cinco de la Mancha y los comentarios a que a este o seis metros de ella, la dice: Perdón, sevuelo del autogiro pusieron los periódicos ñora, ¿es esto Nuevo Y o r k? franceses, destacando la forma pintoresca de E l ilustre conferenciante, que fué intetrato que dieron a su nombre tres periódirrumpido con entusiastas aclamaciones ducos de diversas tendencias: Le Fígaro, de rante el curso de su ameno relato, y la exextrema derecha; Le Petit Parisién, de! cenhibición de las películas explicativas, escutro, y La Humanité, de extrema izquierda. chó al final de su trabajo una prolongada Los tres- -dice el ilustre conferenciante- -ve- ovación y vivas al insigne inventor, honra de nían a decir lo mismo; pero el primer dia- I España. rio me llamaba el marqués de L a Cierva, el E l Sr. Lerroux fué de los primeros en segundo el Sr. L a Cierva y el último, a seacercarse al Sr. Cierva para testimoniarle su cas, Tuan la Cierva. admiración. Un sólo a c c i d e n t e en c i n c u e n t a E n t i e r r o del patrono p a nadero asesinado Madrid, E n el día de ayer se verificó el entierro del patrono panadero D. Tomás Juberias, vilmente asesinado por un obrero del mismo ramo, que le seccionó el cuello con tina hoz. E l entierro constituyó una imponente manifestación de duelo y fué presidido por la Cámara de Comercio de Madrid, Sindicato de la Panadería y Defensa Mercantil P a tronal. Las organizaciones patronales madrileñas tienen el propósito de encabezar una suscripción entre sus elementos con objeto de allegar fondos que sirvan para aliviar la angustiosa situación en que quedan la viuda e hija de tres meses de ese desgraciado patrono. Además, se proponen ejercitar, la acusa ción pública ante los t r i b u n a l e s mil horas de v u e l o Después dice que las condiciones de seguridad del autogiro aventajan en t i forma a las del aeroplano, que basta decir que t u aparatos de aquéllos, construidos bajo su 1 4 MOSTELLE eamsíitayent dea) or
 // Cambio Nodo4-Sevilla