Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A Actitudes y B C. S Á B A D O comentarios. 2 D E DICIEMBRE D E 1933. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 16. Noti- c i a s a m p l i a t o r i a s d e Ja r e u n i ó n Los periodista quisieron obtener datos complementarios de l a nota oficiosa y a este efecto hablaron con algunos de los. concurrentes. Supieron que el acuerdo de la colaboración parlamentaria se había adoptado por unanimidad y que el de l a colaboración personal lo había sido por mayoría de 25 votos contra cuatro. Entre estos últimos figuraban los señores Calderón (D Abilio) y Rodríguez de V i g u r i E l Sr. Calderón, interrogado por los i n formadores, dijo que había votado en contra de la colaboración personal, por entender que los agrarios solos no podían adoptar esa determinación. E l Sr. Rodríguez de V i g u r i de quien solicitamos algunas noticias de la deliberación, nos dijo que en ésta se habían expuesto con gran claridad todos los criterios, especialmente acerca de las leyes que afectan a la religión y a la reforma agraria, entendiéndose por todos que ambas gestiones eran de Ttrascedencia suma y debían ser defendidas con entusiasmo. Nos añadió que el acuerdo de la colaboración parlamentaria fué unánime y por mayoría el de la colaboración personal, pero siempre sobre la base del programa que las derechas han defendido y que les sirvió para su campaña electoral. A nuestras preguntas nos dijo que aquellos agrarios que fuesen personalmente a un Gobierno harían una declaración de adhesión al régimen, pero con respecto a los demás no era posible exigírsela, porque los diputados electos que han venido en las derechas no pueden descriminar los votos de sus electores para saber suáles de éstos están conformes y cuáles no con una declaración de esa clase. También nos dijo, en contestación a nuestras preguntas, que para l a colaboración con el futuro Gobierno sólo habían sido requeridos los agrarios, pero no la Ceda n i Acción Popular. Por último, nos manifestó que él había tenido l a ilusión al obtener el acta de d i putado de que iba a discutir con preferencia cosas administrativas y económicas i n teresantes, pero se había encontrado de pronto en medio del trazado político, lo que realmente le contrariaba. Lo que dice de la el presidente reunión de del los Acción Republicana; pero no hemos logrado la menor referencia de la deliberación y de los acuerdos. Lo que afirma una personalidad d e la s i t u a c i ó n Logramos hablar anoche a última hora con una personalidad de la situación y la conversación recayó sobre el asunto político del día, o sea la reunión de los agrarios. -A mi juicio- -nos dijo- la exigencia que figura en la neta oficiosa y que se re fiere a l a aceptación del programa mínimo de las derechas, invalida el acuerdo de la colaboración. N o es posible n i es hacedero que u n Gobierno republicano, cualquiera que sea, acepte esas condiciones previas que no pueden cumplirse. E l acuerdo de los agrarios creo yo que despeja mucho la situación política, contra lo que suponen los que sólo juzgan por las apariencias. A h o r a ya no habrá, según mi criterio, más que un solo camino; y es preferible que de una manera clara hayan manifestado los agrarios su pensamiento antes de entrar en un Gobierno, porque luego se hubiera prestado su actitud a una enorme confusión primero y a un rompimiento político después. Parece claro ya que habrá de irse a un Gobierno republicano minoritario. De Gobiernos de esta clase viven muchos países, y en Francia se forman continuamente. Los Gobiernos minoritarios pueden v i v i r en un Parlamento de dos maneras: o de un modo abyecto, mendigando votos, o cambiándolos mediante concesiones a la derecha o a la izquierda, o de una manera clara, noble y leal, trazando un programa inspirado en la justicia y en el deseo de servir a la patria y esperando tranquilamente el fallo de los partidos políticos. Este camino es muy claro. Un Gobierno se presenta a un Parlamento sin votos suficientes para imponer sus acuerdos solicita el voto de las minorías parlamentarias y son éstas las que han de pechar con las responsabilidades si por un movimiento interesado o impulsivo frustran un programa conveniente para los intereses nacionales. Después del acuerdo de los agrarios yo no veo más que ese camino: pero es claro que ésta no es sino una opinión personal sin trascendencia alguna. A n o c h e se r e u n i ó el C o n s e j o N a cional de A c c i ó n Republicana Con asistencia de los Sres. Azaña y G i ral se reunió anoche el Consejo del partido de Acción Republicana. La reunión duró desde las ocho de h noche hasta las diez y media. A la salida todos los miembros del Consejo se mostraron reservadísimos. Únicamente el Sr. Azaña, contestando a preguntas de los periodistas, se limitó a dec r que la reunión había carecido de importancia, pues se habían ocupado de cuestiones interiores del partido. Como podrá observarse fueron inútiles! las tentativas de los periodistas para conocer la actitud de les grupos republicanos de i z quierdas. A lo que parece, hasta hoy no se conocerán los acuerdos. Esto, al menos, se desprende de las pocas palabras que pronunció ante los periodistas D Marcelino Domingo. Las i z q u i e r d a s se reúnen en el d o m i c i l i o del señor A z a ñ a A las cuatro de la tarde de ayer se reunieron en el domicilio del Sr. Azaña, con éste, los. ex ministros Sres. Casares Quiroga, Domingo y Giral. La conferencia duró hasta las diez. Salieron juntos los Sres. Casares Quiroga y Domingo, y se mostraron reservadísimos ante los periodistas. E l Sr. Domingo se limitó a decir que hasta hoy no habría nada noticiable, y n i quiso contestar siquiera a la pregunta de si el pensamiento de las izquierdas republicanas se concretaría en una nota política. Confirmó que hoy, por la mañana, se reunirá el Comité ejecutivo de su partido. D i c e el s e ñ o r B o t e l l a A s e n s i M a d r i d 1, 6 tarde. E l ex ministro de Justicia Sr. Botella Asensi manifestó hoy a los periodistas que en vista de que el Gobierno no había contestado a su nota de ayer él no tenía nada nuevo que decir. Si le contradicen hablará. Se le preguntó si había recibido citación para la reunión de los elementos de izquierda y contestó negativamente. Anadió que, a su entender, esos elementos irán a una fusión de partidos y él no tenía inconveniente en ingresar en ellos. Confirmó que se presentará con candidatura en Alicante, para la segunda vuelta, en unión de los Sres. Gomariz, Estalles y B o tella (D. Alvaro) En la P r e s i d e n c i a L o el que dice Consejo agrarios A las diez de la noche recibió a los periodistas el presidente del Consejo. Pidió noticias a los informadores y éstos le dijeron que la reunión de la minoría agraria en el Congreso había constituido el tema obligado del comentario político, i- ¿Muchos concurrentes? -preguntó. -U n o s cuarenta, pero votantes sólo hubo veintinueve. El Sr. Martínez Barrios no conocía la nota oficiosa y pidió que se le leyera. L a escuchó atentamente e hizo un gesto expresivo cuando oyó que la base de la colaboración consistía en la aceptación por el futuro Gobierno de los puntos que forman el programa mínimo de las derechas. -Ya hay materia para comentar- -se l i mitó a decir- ¡Qué lástima que por razón de mi cargo no pueda yo hacer comentarios! ¿Y del otro lado no hay noticias? ¿D e qué lado? ¿De las izquierdas? -S í Y o tenía entendido que se reunían esta noche. -Efectivamente- -repuso el periodista- Se han reunido. Primero en el domicilio del Sr. A zana y luego en el domicilio social de 1 señor R i c o A v e l i o Cada página en coior de B L A N C O Y N E G R O es una obra de arte. E n el número de mañana domingo se insertan, entre otras, las siguientes: Un fragmento del famoso cuadro de Velázquez E L N I Ñ O D E V A L L E C A S (Reproducción de J. A Martínez. Un fragmento del cuadro de J B Tiépolo L A P U R Í S I M A C O N C E P C I Ó N recomendada por el Jurado del concurso de portadas. ALEGORÍA D E L A PRENSA, por Manchón. En Blanco y Negro de mañana domingo. Anoche conferenció el ministro de la Gobernación con el presidente del Consejo. El señor R i c o Avello, con quien conversamos momentos después, respecto a la situación política nos dijo que a su entender la próxima semana ha de ser muy interesante, porque se empezarían a dibujar soluciones. -Desde luego, ¿sin crisis? -le dijimos. -E s o desde luego. Nosotros iremos al Parlamento porque somos nosotros los que debemos explicar la gestión que en materia de elecciones hemos realizado. Y o voy a rendir estas cuentas con la cabeza erguida. N o siento sobre mi conciencia el más liviano peso. H e sido ejecutor de los acuerdos del Gobierno y he procurado siempre una absoluta imparcialidad durante toda la contienda. Yo creo- -añadió- -que se pueden hacer unas elecciones de varias maneras: Se pueden hacer apretando todos los resortes del Gobierno, para que la coacción ministerial se sobreponga a la voluntad nacional, y se pueden hacer respetando el libre juego de los. partidos políticos. Y o no me siento con fuerzas sino para actuar dentro de la legalidad y con el máximo respeto a la voluntad de los electores.
 // Cambio Nodo4-Sevilla