Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL D IA DE. EL CONDE DE GIM E N O peligrosa senda. P o r el contrario, si- se otea desde la cumbre, después de una marcha ascensional, es divisado cuanto fué quedando allá abajo, engarzado, en encadenamiento armónico de sucesos y accidentes, desde el valle a la cúspide, en la que. culmina en plenitud de serenidad el término glorioso de un v i v i r que fructificó en sus obras, y que fué alumbrando a los semejantes con los destellos del propio valer. Este último es el caso del varón ilustre nacidio bajo el hermoso cielo levantino un día de mayo de 1850. Libros y papeles. Habitan los condes de Gimeno en un hotel de la calle de Zurbano, que perteneció y fué edificado por D José Ecliegaray, colindante con el que fué del matrimonio Guerrero- Mendoza, y no lejos de los que animaron con su arte Agustín Quero! y Sorolla y ele los que en la actualidad sirven a Moreno Carbonero y a B e n Iliure de estudio y de museos suntuosos, como si el ameno paraje madrileño fuese para el genio rincón predilecto y refugio grato. Son las ocho de la mañana, y al viejo maestro, que con su talla arrogante y erguida figura conserva las antiguas energías, ya se le hace tarde y siente impaciencias por ponerse en contacto con sus. libros y con sus papeles. U n desayuno frugal en el alegre comedor situado en el piso bajo, y acto seguido, arriba, a la planta principal, en donde se encuentran sus amigos muelos que en armarios, mesas y anaqueles rebosan del espacioso despacho- biblioteca, para desbordarse LA HORA D E L DESAYUNO El glorioso compendio da una vida. o quisiera, en presencia de esta figura procer, suma y compendio de actividades ennoblecedoras de la inteligencia (raras veces mejor empleado el fustum et tenaccm, frepositi vtr- úm, horaciano) trazar de ella un ligero bosquejo antes de condensar, en el índice acítuaí de una jornada de fructífero dinamismo, Jos valores acumulados a lo largo de toda una vida de labor tenaz. E s cuestión de unas líneas. S i de alguien, hipotéticamente, se pudie ra decir en mordaz contraste que es pintor entre los ingenieros e ingeniero entre los pintores, del conde de Gimeno- -de A m a l l o Gimeno- -se dirá siempre con justicia que, como médico, como catedrático, como orador y como gobernante, se singularizó sobresalió con asenso unánime, brillando con luz propia en las más diversas manifestaciones del espíritu. Y ahora, una consideración necesaria, para que el lector, antes de seguir en su dia ¡de trabajo al venerable octogenario, centre con exactitud su personalidad en el l u gar preciso en que debe ser contemplada. Suponed por un momento que se puede llegar al final de una vida por tres caminos diferentes, largos o cortos, pero de los cuales el uno es llano, el otro está en declive y el tercero, orientado en línea ascensional. Todo hombre ha de recorrer uno de ellos hasta llegar a su terminación, que es la suya también. E n el primero de los casos, cuando, al alcanzarla, se quiere volver la vista atrás, lo plano de l a llanura, ocultando unos objetos a otros, impide distinguir los más alejados, que aparecen turbios y como envueltos en brumas. L a meta consiste fatalmente en Un despeñadero en el segundo caso, dependiendo l a magnitud de la caída de la velocidad que puso el individuo al descender por la Y UNA L E C T U R A E N E L MIRADOR en el gabinete contiguo- -en la actualidad el cuarto de trabajo preferido- en otras piezas inmediatas y en el mirador que avanza sobre el jardín, en el que también gustaba de aislarse el autor de El gran galeoto, gozando del sol y de las flores y escuchando el trino de los pájaros. E n ese gabinete, o en el mirador, pasa el Conde de Gimeno las horas, matinales hasta la una de la tarde, entregado principalmente a la lectura, que atiora le han de hacer, a causa del pasajero eclipse en la visión, producido por Unas cataratas, y que muy pronto, -D i o s mediante, desaparecerá con la inteligente intervención del experto profesor García del Mazo. Su colaboradora en) el trabajo es la condesa, que suple, con
 // Cambio Nodo4-Sevilla