Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C, D O M I N G O 3 D E DICIEMBRE DE 1933. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 20. sean las circunstancias. N o lía sido esto, como ustedes comprenderán- -a nadie puede ocurrírsele tal cosa- -una petición de Poder, que en estos instantes es muy pesada carga, sino la afirmación de que suceda lo que suceda, el jefe del Estado ha de tener siempre una solución. Después he recibido en m i casa ai señor ¿Martínez de Velasco. 1 Esta mañana dije a algún periodista que yo no quería emitir juicio alguno acerca de la nota de los agrarios hasta tanto que de ella tuviera noticia oficial y, sobre todo, aquellas aclaraciones que eran imprescindibles. E n las entrevistas que yo tuve con don Cándido Casanueva quedó convenido que el Sr. Martínez de Velasco habría de darnos, cuenta detallada de Ja reunión de su grupo. E n efecto, aquellas aclaraciones que yo presentía me las ha dado el S r Martínez de iVelasco. M e ha contado cómo se desarrolló la deliberación de l a minoría y el sentido de los acuerdos que sé adoptaron. M e ha dicho también que en momento oportuno harán aquellas declaraciones que son imprescindibles para una colaboración, tanto parlamentaria como personal si llegar a este caso. Claro es que para esa colaboración personal había de ser indispensable que todos los partidos que entraran en ella girasen en la órbita de l a legalidad republicana. Los periodistas hicieron observar al señor L e r r o u x que su conversación con el señor Martínez de Velasco daba un nuevo sentido a los acuerdos de la minoría agraria. -Y o esperaba, respondió, las aclaraciones a la nota y tengo para mí que quizá en las propjas Cortes y en el debate político se hagan esas manifestaciones de que me ha hablado el Sr. Martínez de Velasco. H i z o una pausa el S r L e r r o u x y, luego añadió: -Podrán ustedes apreciar en mí con qué serenidad asisto a las actuales circunstancias políticas. P o r encima de todas las dificultades y de todos los sacrificios personales que yo tenga que hacer pongo el interés nacional. Creo que hay que darle una solución al problema político con colaboraciones o sin ellas, bien en un Gobierno de mayoría o bien en un Gobierno republicano m i noritario. L o esencial es gobernar con justicia, con serenidad y con entereza. Y o he dicho a l presidente de l a República que me tiene absolutamente a su disposición en todos los instantes, en todos los ¡momentos, porque entiendo que a donde está él está la República. E l Sr. L e r r o u x preguntó a los informa dores si se habían celebrado otras reuniones políticas de que se hablaba, y como aquéllos le dijeran que no habían logrado tener noticias concretas de los acuerdos, y pusieran en parangón esta conducta con la claridad de las noticias que facilitaba el propio señor Lerroux, éste d i j o -N o es de extrañar, porque muchos hombres están todavía en la. infancia política y recelan de todo. Y o en cambio, tengo una larga experiencia, adquirida en muchos años ¿e lucha y de adversidades, y sé que lo mejor es mantener un contacto con l a opinión púísii ca por medio de l a Prensa. después el Sr. L e r r o u x la dificultad de que pudiera llegar a requerir una colaboración personal de la minoría en algún departamento ministerial, sin que previamente se hiciesen determinadas declaraciones con relación al régimen, y yo entonces le dije que podría desde luego contar de una manera incondicional con el apoyo de la minoría dentro del Parlamento, para que pudiera gobernar con toda dignidad, siempre que el Gobierno que se constituyera no contradijera con sus actos aquellos principios que nosotros manteníamos como una obligación impuesta por nuestros electores. D e otras- cosas- no pudimos hablar, porque yo, respetuoso siempre con todos mis compañeros, no podía anticipar n i resoluciones ni acuerdos, que, por tío haber sido sometidos a su deliberación, no se hubieran podido adoptar. Las izquierdas. Reunión de Jos radicales- socialistas independientes Anoche estuvieron reunidos largo tiempo los miembros del Comité Ejecutivo N a cional del partido radical- socialista. Estudiaron detenidamente la situación política, examinándola en todos sus aspectos y tomándose los acuerdos por unanimidad, según se consigna en una nota oficiosa que facilitaron después de la reunión. La nota añade que se resolvió también en el mismo sentido la propuesta sobre constitución de tina disciplina que organice los partidos de izquierda y los disponga para una acción conjunta e inmediata. de esos elementos sin que antes d 6 ¿claren su decisión de actuar dentro de la lew galidad republicana, no cabe otra cosa sino la formación de un Gobierno netamente republicano. Este Gobierno ha de ser, claro está, minoritario, porque aunque fuer- -extensísima la concentración de los grupos republicanos, no se conseguiría la mayoría parlamentaría. Ese Gobierno, pues, habría de ir, a las Cortes para que los partidos políticos le otorgaran sus otos si estaban conformes con su programa, con el desarrollo del mismo y con su conducta. Repito- -añadió el ministro- -que en esté punto están conformes todos los elementos del Gobierno y aun p- edria decir que también los grupos republicanos de izquierda. Claro es que si el Gobierno constituido de ese modo no encontrara aquellas asistencias precisas para el desarrollo de su labor y r i e r a frustrados sus propósitos, sería cosa de pensar en la conveniencia de la disolución de unas Cortes que no eran aptas para mantener a Gobiernos republicanos. Como le preguntáramos al ministra que nos hablaba qué elementos podrían formar parte de ese futuro Gobierno, nos dijo que seguramente irían a él radicales, conservadores, regionalistas, de la L l i g a liberales demócratas, progresistas, radicales- socialistas del Sr. Gordón Ordás e independientes. 1 E l señor G i i Robles desmiente una información E l Sr. G i l Robles nos envía, para su publicación, la siguiente nota: U n periódico de la noche publica ayer la noticia de que a l comentar con un candidato de M a d r i d la actitud adoptada por la minoría agraria, había mostrado mi desconformidad con la misma, y aun el propósito de reñir a alguno de sus miembros. P a r a evitar torcidas interpretaciones, siempre lamentables, y más en momentos como éstos, me interesa hacer constar: Primero. Que 110 he tenido tiempo siquiera de hablar de la actitud de la minoría agraria con ningún candidato por Madrid. Segundo. Que, sea cual fuere el juicio que hubiera de merecerme la actitud de los agrarios, jamás me habría tomado la libertad de inmiscuirme en los asuntos de un grupo al que no pertenezco, sin perjuicio de la estrecha compenetración que nos une. Tercero. Que desde el momento en que l a minoría agraria se muestra partidaria de colaborar, si fuera necesario, en el Gobierno, para coadyuvar con la debida eficacia a. la obra de rectificación política que ha mai cado el cuerpo electoral, yo no podía ni debía combatir esa actitud, que, por mi parte, estoy dispuesto a secundar lealmente, aunque desde el plano distinto en que me sitúa mi propósito, que habré de someter a la aprobación de l a minoría a que pertenezco, de no prestar la colaboración personal a la obra de Gobierno. E l Gobierno cambia impresiones sobre el momento político L a solución mejor está en un G o b i e r n o r e p u b l i c a n o m i n o r i t a r i o S i fracasara se impondría la disolución de Jas C o r t e s Preguntamos anoche a un ministro muy calificado si en el Consejo se había examinado la situación política y, sobre todo, si se deliberó acerca de la nota oficiosa facilitada anteanoche por la minoría agraria. -E n realidad- -nos dijo- -no ha sido una deliberación, sino un cambio de impresiones, en el que cada ministro ha expuesto sus j u i cios, pero en forma de conversación corriente. Sí es posible deducir de este cambio de impresiones que los republicanos estamos absolutamente conformes con el criterio personal del presidente del Consejo. Juzga éste que el acuerdo agrario, despeja mucho todos los caminos. Desde luego, como no es posible pensar en una colaboración AURORA COMPAÑÍA ANÓNIMA D E SEGUROS TMvma CESAR ALBA Valencia, 11. Teléfono. 23369. Seguros de VEDA, MARÍTIMOS, INCENDIOS, ROBO y TUMULTO POPULAR, Declaraciones del señor Alartínez de Velasco Anoche, a última hora, visitamos a don José Martínez de Velasco, y le pedimos una referencia de su entrevista con D Alejandro Lerroux. -E n efecto- -nos d i j o- he visitado esta tarde, en su casa, al Sr. Lerroux, para cumplir el deber de cortesía de la reunión de ayer y explicarle con todo detalle 3 a forma cómo ésta se desarrolló y el contenido de la nota que se áié a la Prensa. M e expuso INFORMACIONES DE AERONÁUTICA Las escuadrillas francesas llegan a! punto terminal F o r t Archambault 2, o noche. Los veintiocho aparatos de las escuadrillas de V u í llemin salieron de aquí esta mañana, a las seis, con destino a Bangui, adonde llegaron a las diez, según comunican. Bangui es el punto más lejano del crucero que emprendió l a expedición en Istres el día 8 de. noviembre pasado. Desde Bangui efectuarán el recorrido de regreso, en gran trecho parecido al de ida, salvo que las escuadrillas no volverán al Senegal, sino que pasará por Túnez. -United Press, OEROEDUilA (M A D R I D) metros e altura ezi la Sierra de 3 Guadarrama Médico- director: D. Manuel Tapia Médico- consultor: D. Luis Saya P e n s i ó n completa. Incluida asistencia medica, de 28 a 45 pesetas. Todas las habitaciones tienen cuarto de toilette con todos los servicios, teléfono y galería particular de cura Delegación en Madrid: Alcalá Zamora 44, Telí, J 6704 1.360 s
 // Cambio Nodo4-Sevilla