Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 5 D E DICIEMBRE DE 1933. J S D I C I O N D E A N D A L U C Í A P A G 19. Cuando se dirigía a votar en su automóvil el conde de San Esteban de Cañongo, al llegar al Grupo Concepción Arenal, alguien dijo que se trataba de un candidato derechista, y entonces empezaron a caer piedras Los socialistas apedrean u n c o n- sobre el- coche, mientras se formaban gruhostilidad vento en la carretera de E x t r e- pos enEactitud de se lanzaron para suelocupante. n seguida contra cor che y destrozaron los cristales y neumáticos madura I con piedras y navajas. Acudieron fuerzas Frente a un convento establecido en la de Asalto para disolver los grupos, y lo carretera de Extremadura, 101, se situó un lograron después de grandes esfuerzos. grupo numeroso de socialistas, intentando E l conde de San Esteban de Cañongo tieapedrearlo. Advertidos los guardias dieron ne una herida, en la mejilla izquierda, prouna carga, y los socialistas huyeron despaducida por un cristal roto de una pedrada. voridos, cayendo en la carrera que emprenE n un coche público pasó a su domicilio. dieron varios al suelo. Fueron detenidos. P a rece que pretendían que las religiosas 110 votaran, pero su propósito quedó frustrado, Insolente actitud de los elementos saliendo todas a cumplir su deber ciudadano. T. Y R. E y de Acción Popular, deferentemente le ayudaron hasta hacerla llegar a la mesa electoral. A la salida, los voceadores socialistas insultaron a la anciana, de níacera soez, y los jóvenes derechistas, enérgicamente, tuvieron que imponerse para que dicha señora se retirara sin contratiempo alguno. E l conde de S a n E s t e b a n de C a ñ e n g o es agredido y su automóvil destrozado Durante dos horas Jas pandillas perturbadoras son dueñas del b a r r i o de Embajadores Grupos nutridísimos de los elementos que habían permanecido toda la mañana recorriendo las calles en actitud provocativa y violenta, recorrieron las principales calles del barrio de Embajadores, con el decidido propósito de alterar el orden. Llevaban banderas diversas, y entre gritos de todo calibre y groseros insultos sembraron el pánico y l a alarma en aquella barriada. Los grupos engrosaron considerablemente y la actitud era tan levantisca que se requirió el auxilio de las fuerzas de Asalto. U n a vez que éstas comparecieron y simularon diversas, cargas, los valientes perturbadores ¡desaparecieron. Más tarde intentaron rehacerse, pero laá cargas de los guardias los dispersaron definitivamente. intentaban incendiar u n coche de elementos de las derechas E n el distrito de la Universidad, y frente ai edificio de la calle de Fernando el Católico, 16, un numeroso grupo de socialistas intentó incendiar un coche que ocupaban elementos de las derechas. Los ocupantes del mismo se apearon, y al dirigirse a los socialistas éstos emprendieron una carrera desaforada. Más tarde, una sección de Asalto practicó bastantes detenciones. socialistas frente a las Escuelas Aguirre G r u p o s de monjas insultadas g r o seramente p o r las turbas socialistas A l descender de un auto en la calle de Fernando el Católico varias religiosas, un grupo de socialistas las insultó groseramente, pero las religiosas, amparadas por el público, que protestó enérgicamente de aquella grosería, emitieron su voto, siendo acompañadas a l a salida por varios caballeros espontáneos y grupos de la T Y R. E y A c ción Popular. E n la calle de Santa Isabel número 16 esíá instalada l a sección 4 S, y a primera hora de l a mañana acudieron a votar las monjas pertenecientes al Hospital General. Cuando un poco más de diez religiosas habían depositado su voto, la intervención socialista no quiso que siguieran depositándolo las demás. L o s interventores de derechas se opusieron a este acuerdo caprichoso, y con tal motivo surgieron violentas discusiones. Se llamaron a dos notarios, que levantaron acta de lo ocurrido y el público que se estacionó a la puerta se dedicó a insultar a las religiosas cuando éstas salían del colegio. Tuvieron que ser custodiadas por fuerzas de Seguridad y algunos señores que pusieron a su disposición automóviles para trasladarlas a su residencia. L o s voceadores socialistas no cesaron de lanzar calumnias e insultos contra las monjas, en medio de la mayor i m punidad. Durante toda la mañana las Escuelas A g u i rre, en 2l as que figuran numerosas secciones, se vieron concurridas. A la puerta se situaron esos grupos de mozalbetes de que venimos hablando, que de manera provocativa y con gritos desaforados ofrecían la candidatura socialista a los que entraban a votar, al mismo tiempo que provocaban a los voceadores de otras candidaturas. Aunque l a fuerza de Seguridad se, situó convenientemente, su sola presencia no bastó para acallarlos, sino que con gran insolencia no sólo gritaban, sino que insultaban; entonces l a fuerza pública tuvo que intervenir y dar repetidas cargas. A primera hora de la tarde esos grupos de mozalbetes, que habían perturbado el orden durante toda la mañana, y que campaban por sus respetos de forma intolerable, se trasladaron frente al domicilio de D Alejandro Lerroux, cantando La Internacional y coplas alusivas al jefe radical. L a actitud no era muy pacífica, y fueron invitados por una pareja de Seguridad a que abandonaran esos lugares, pero. no cejaron en su conducta y durante largo rato continuaron vociferando todo género de insultos y procacidades, hasta que llegaron refuerzos que simularon varias cargas y los disolvieron. U n joven derechista es agredido por los socialistas, quienes además se apoderan de cuanto l l e v a ba en Jos b o l s i l l o s E n el colegio establecido en el grupo escolar de la calle Pérez Gal dos, se produjo el domingo por la tarde una colisión entre jóvenes derechistas y socialistas. U n joven derechista fué agredido por los socialistas, quienes además le quitaron cuanto llevaba en los bolsillos, inclusa los documentos de carácter particular, que exhibían como tro- f feo de la sustracción. 1 A g r e s i v i d a d contra unos dotes sacer- E n la sección instalada en la calle de las Tabernillas hicieron acto de presencia para votar varios stcerdotes. U n a caterva de chiquillos los insultó con todo género de groserías, sin que nadie pusiera coto a estos desmanes de los voceadores de la candidar tura socialista. Un capitán del Ejército, agredido y lesionado Una señora es cobardemente atropellada y sus agresores, al ser perseguidos p o r la fuerza pública, entran en un establecimiento y se llevan el dinero que había en el cajón En la sección instalada en el número 14 de la calle de Bravo M u r i l l o se desarrolló un suceso, que causó gran indignación en todos los que lo presenciaron. E n el colegio electoral se presentó una señora con hábito del Carmen y velo, acompañada de un joven, para votar. U n grupo de socialistas la rodearon y l a agredieron cobardemente, rompiéndole el velo y el hábito y dirigiéndole frases e insultos soeces. L a señora se refugió en una casa cercana y los grupos l a persiguieron hasta allí. L a fuerza pública dió una carga, que aprovecharon aquellos valientes para entrar en un establecimento, llevándose el dinero que había en el cajón y varios géneros. Dicha señora es sirvienta de un catedrático. Son apedreados los coches que conducen a las religiosas Poco antes del mediodía se registró un i n cidente en l a calle de Bravo Murillo. E n lá sección establecida en el número 118 de d i cha calle iba a emitir su voto el capitán del Ejército D Julio García Fernández. Vestía dicho señor de paisano e iba acompañado de una dama, con quien conversaba. A l g u i e n lanzó la especie de que dicho seíJor rio conocía a la señora y que se había aproximado a ella para inducirla a que vo: ata a las derechas. U n grupo de individuos se abalanzó sobre el capitán, golpeándole brutalmente. E n vista de que la superioridad numérica de sus adversarios y de la ausencia de fuerzas públicas, el capitán tuvo que refugiarse en una casa próxima. Las turbas intentaron penetrar en el edificio, cosa que evitaron los guardias de Asalto. E l Sr. García Fernández fué trasladado a la casa de socorro de los Cuatro Caminos, donde los méíieos de guardia le apreciaron diversas heridas contusas de pronostico reservado. Ninguno de los agresores del capitán han sido detenidos. E n el boulevard de Arguelles, frente á la íenencia de Alcaldía, grupos de socialistas apedrearon los automóviles que conducían las religiosas, causando destrozos en los vehículos. E n l a calle de Santa Isabel, un individuo llamado Romualdo Muñoz Villahermosa, arrojó una piedra de gran, tamaño contra uno de los automóviles ocupados por religiosas que se dirigían a emitir su sufragio en la sección 46, del distrito del Hospital, 1 Coacciones intolerables en el c o legio C a r m e n R o j o Grupos de mozalbetes, voceadores de l a candidatura socialista, camparon por sus respetos, durante todo el día, en las puertas de la escuela Carmen Rojo. Con gritos y abucheos coaccionaron cuanto pudieron a los que iban a votar. Las señoras escucharon las nías groseras e insciente frases, y cuatro religiosas que lea usted BLANCO NEGRO
 // Cambio Nodo4-Sevilla