Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
tenía medio centro el equipo sevillano en L a E s p a ñ o l 3; B e t i s j rrinoa. E l Betis no tuvo más que mucha vcBarcelona. Equipo de bravos este hético Juntad en todos y un portero. L o bastante de nombre. Defensiva norteña pura y más para ser batido por el Español en Casa R a concretamente arenera, estorbando el ataque, bia, aunque sólo jugaran completamente bien el acoso, cortando los remates o repeliénlos delanteros en el primer tiempo. Individolos, desviándolos. L a delantera españolisdualmente, Edelmiro el mejor sobre el teta jugó un primer tiempo magnífico- -otra rreno, siguiéndole Solé. vez internacional el juego de los extremos, i Al ¡para el seleccionador- Prat y bueno él de Márquez, que aún no se había Bosch vuelven a estar bien. cansado; mejoradísimo el de M o n d o que, Arbitraje sin categoría en Sanchiz O r como esperábamos, sigue prosperando, y coduña, y formaron los equipos: mo siempre E d e l m i r o- pero el Betis, con Español: M a r t o r e l l Arater, O r o Solé, un notable portero, se defendía de modo soLayóla, Cristiá; Prat, Edelmiro, Iriondo, berbio. Se elaboraba el goal, se combinaba, Márquez y Bosch. se precisaba, se mascaba y cuando iba a Betis: U r q u i a g a Arezo, A e d o Peral, engullirlo la meta, o lo despedía un rebote Larrinoa, A d o l f o Saro, Lecue, Unamuno, o un despeje alocado, rompiendo el remate Manolin y E n r i q u e -O R S l a jugada y las ilusiones de la multitud, o lo deshacía un puñetazo de Urquiaga, o caía rendido a sus facultades, entre sus manos y Valencia, j Oviedo, o su pecho, blocado el balón, como si cayera en un cesto. P o r parte de este hombre, que Valencia 4, 3 tarde. Con un terreno ennos resulta un portero muy eficaz, francacharcado se jugó este partido, alineándose mente bueno, no hubo mala suerte para el los equipos así: Español. Los blanquiazules tiraban bien, y Valencia: Cano; Torregaray, Pasarín; Urquiaga paraba bien. Pero en los otros raBertolí, Iturraspe, Villagrá; Torredeflot, sos, sí es posible apuntar este factor contraCosta, Vilanova, Menchaca y Trabarico. rio, porque muchos de los shoots y rebotes, Oviedo: Osear; Caliche, Ibanes; Mugaen mayor abundancia éstos, de los héticos, rra, Sirio, Chus; Casuco, Gallart, Lángara, acosados, brotaban por sorpresa, sin técniHerrerita y Emilín. ca alguna, destrujándose torpemente un jueE n el primer tiempo l a ventaja fué, en go bien hecho, que merecía otra réplica. general, de los ovetenses. Lángara disparó ¡Y no siendo ésta de la talla del ataque, nos con frecuencia, llevando la línea con coheparece justo decir que el Español no tuvo sión. Resultó lesionado en un tobillo Gallait, suerte y que con ella a su favor, habría que se retiró del campo. E n la segunda parmarcado más goals. te ol juego fué más igualado, siendo constantes los ataques a ambas puertas. A los diez N o obstante, y aunque a última hora el minutes Pasarín envió un golpe franco, que Español pudo llegar al descanso habiendo cayó en la defensa ovetense, los que se mosganado el primer, tiempo por dos a uno, fué traron indecisos, aprovechándose Vilanova, el Betis quien marcó primero. U n goal por para, rápidamente, ganar la ocasión a Osear bandas, como en el billar, dispara Lecue sin y marcar el único tanto de la tarde. fijar el tiro, toca el balón en una pierna de E l Oviedo reaccionó, buscando el empate Cvistiá, va raso al suelo y se cuela. Tantas con gran entusiasmo. Él Valencia tuvo que direcciones tomó l a pelota en un segundo, modificar sus líneas, por Torregaray, que que Martorell no pudo evitar el tanto. Esto resentido de una lesión anterior tuvo que ocurría a los veinte minutos, y a los treinta ser sustituido por Trabanco. De los oveteny cinco conseguía Iriondo el empate. Jugases lo mejor el ala derecha, y del Valencia, ba- -jugando- -el ex arenero su mejor partiel portero y Pasarín. L o s delanteros, mal. do de la temporada y en este goal le cupo el E l arbitraje de Escartín, muy bien. honor de haber sido el iniciador de la jugada, pasándole l a pelota a Prat y corriendo a A r e n a s 2; A t h l e t i c o situarse, con la despreocupación que le caracteriza, en la boca del marco. E n él acto le Bilbao 4, 10 mañana. Y a no despiertan rodearon varios páticos- -a Iriondo siemlos partidos entre los viejos rivales vizcaínos pre le marcan tres o cuatro hombres en toaquellas pasiones de antaño, porque el Athledos los partidos, cuando se acerca a la portic acusa gran superioridad sobre el Arenas. tería- y allí esperó a que Prat le devolP o r eso en Ibaiondq no hay una buena enviera el balón. Prat, mientras tanto, ganaba trada. Se cree en un fácil y cómodo triunfo terreno, quitándose gente de delante y le del Athletic. E l pronóstico es favorable a los puso el remate en l a punta de la bota. Allá bilbaínos; pero el pronóstico falla tanto c o va ésta, que era l a izquierda de Iriondo, y, mo el Athletic ante el Arenas. ¡al fin! goal. ¡Tanto trabajar y estaba gaResulta incomprensible el juego del Athlenando el B e t i s t i s tan incomprensible como lógico el del Arenas. L a inferioridad de éste es maniAún hay justicia en fútbol, y después de fiesta, pero su codicia obra el milagro. E l numerosos ataques españolistas, destrozados Athletic se desconcierta y cede. E l comienpor la defensiva hética- -casi todos ayudanzo athlético es muy prometedor: facido a Urquiaga- -otra internada notable de Prat, Con entrega matemática a Edelmiro y lidad en el pase, dominio. Pero el Athletic se disparo seco de éste, que le valió al Español equivoca con tanto juego por el centro. Se el seguundo goal, sobradamente merecido. olvida de su característica principal, y el Arenas encuentra la suya. Pierde el miedo E n la segunda parte continuó el dominio del Español, pero Márquez, que físicamente y presenta combate. E l Athletic se va desno está en forma, decayó mucho. Iriondo orientando. Fracasan los interiores. Luego, también se cansó algo y el juego de conjunlos medios... ¿Dónde está el Athletic? V e d to de la linca no fué tan meritorio como en sin embargo, al Arenas. Allá donde está el el tiempo anterior. U n goal más de P r a t- A r e balón, allá donde un athlético se eterniza con zo, remate de aquél y cabezazo desgraciado él, un arenero lo lanza hacia adelante, sin de este. E l Betis se defendió más desbocamás preocupación que el goal. E n un. comer, damente, y si se hubiera desplazado con deBarrios remata de cabeza, c Izpizúa no puede lantera, posiblemente se hubiese podido apteimpedir que el balón vaya al fondo de su vechar de fallos abundantes de A r a í e r P e r o marco. E s el primer 1700 del Arenas. Pero en la delantera, sin T i m i m i y sin Adolfo, no entonces Egusquiza había parado un impoestaban más que Unamuno y Lecue. Los denente shot de C h i r r i y un cabezazo de Bata, más, dominados por Solé, que tuvo una gran y Calvo libra al Arenas de un goal milagrotarde, y por Cristiá, que en el segundo tiemsamente. Empieza a funcionar bien la línea po enmendó yerros del anterior. Tampoco media arenera. En. el ataque sobresale Riye 1 1 Vy i. ro. Este jugador lanza un gran tiro, que bloca bien Izpizúa. E n el segundo tiempo, la labor del Athletic es tan ineficaz como en el anterior. N o hay orden en sus ataques. Bata es el único que constituye un peligro ¿a r a el Arenas. Realiza algunas jugadas de verdadero mérito, y en una de ellas tira al marco. Parecía un goal seguro... si el peste no hubiera protegido al Arenas. Este se crece aún más, y, además de jugar con codicia, lo hace relativamente bien, sobre todo Rivero. A los veinte minutos, Y e r m o se encuentra con el balón, y por codicia logra el segundo goal. Todos los esfuerzos del Athletic resultan inútiles. Goros anda muy cei ca de conseguir el goal, pero no pasa de ahí. E l Arenas, muy bien; el Athletic, muy mal. E l Athletic se ha olvidado que jugaba contra el Arenas. Eso ha sido todo. Equipos. -Arenas: Egusquiza: Egusquiaguirre, A r r i e t a Calvo, Urresti, Pérez; Teófilo, Rivero, Yermo, Barrios y Urquiza. Athletic: Izpizúa; Zabala, Castellanos; C i laurren, Muguerza, Roberto; Lafuente, I r a ragorri, Bata, Chirri y Gorostiza. Regular el arbitraje de C a m p o -A Ñ A L A D o n o s í i a 2; B a r c e l o n a o San Sebastián, E n el campo de Atocha, malo por haber llovido el día Enterior, a las órdenes del arbitro Navarro E l i z a r i se a l i nearon en la forma siguiente: Donosíia: Beristain; Goyeneche, A r a n a Amadeo, Ayesterán, Marculeta; Ortega, Insausti, Urtizberea, Chivero, Tolete. Barcelona: Nogués; Zabalo, A l c o r i z a Santos, Soler, Salas; Vantolrá, Goiburu, Quico, Costa, Pedrol. Comienza el encuentro atacando el Donosíia y respondiendo el Barcelona. E n general hay dominio mayor de los donostiarras. H a y avances alternos, pero el tanteador sigue sin moverse. Unos tiros donostiarras los para muy bien Nogués. E n la línea media donostiarra destacan Amadeo y M a r c u leta. Los catalanes consiguen un comer, que no tiene consecuencias. A los cuarenta y tres minutos se inicia un avance de. los donostiarras, por el lado de Tolete. Fíay algunos pases de los delanteros locales y Tolete envía el balón al centro, entrando rápido Urtizberea, quien da un punterazo, ¡metiendo el balón en la red y marcando el primer tanto donostiarra. E n el segundo, el dominio de los donostiarras es mayor. Los catalanes juegan suciamente, sin que el arbitro haga nada por evitarlo. Esto hace que Amadeo haga de las suyas. Avances peligrosos de los donostiarras y los delanteros no logran dar eficacia a sus tiros. De los artilleros locales destaca Ortega, que es el mejor de la línea. Insausti juega bien y hace muy bonitos pases. Como la delantera barcelonesa ha fracasado en la primera mitad, se varía la alineación, formándola Quico, Vantolrá, Goiburu, Costa y Pedrol. Con esta variación tampoco da empuje en las cercanías del goal, destacándose únicamente Goiburu. Los forasteros lanzan tiros sin acierto, y sólo contadas veces interviene Beristain, que para muy bien. A los veintiséis minutos hay un buen avance por el lado de Ortega. Unas jugadas en el sitio peligroso, y el extremo donostiarra tira a goal, rechazando Nogués; pero Urtizberea, que está cerca, entra y manda el balón a la red, marcando el segundo tanto donostiarra. E l verdadero artífice del goal fué Ortega, quien fué muy aplaudido. Antes de esta j u gada Chivero recibe una caricia catalana, y