Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 8 D E D I C I E M B R E D E 1933. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 20. bienio. lo que parece, las cosas no van a desarrollarse de ese modo. E l jefe del Estado, tan pronto como el actual presidente del Consejo de ministros presente la dimisión colectiva del Gobierno, una vez constituida la Cámara, abrirá consultas y llamará a los ex presidentes del Consejo y de la Cámara y a los jefes de grupos políticos republicanos y socialistas. Esto quiere decir que los partidos de derechas no serán llamados a Palacio. Pudiera ocurrir que estas consultas dieran una estructura al futuro Gobierno algo distinta de la que se supone, aunque siempre sería su presidente el Sr. Lerroux. ANTE LA AMENAZA UN COMPLOT COSINDICALISTA DE ANAR- E l G o b i e r n o adopta enérgicas medidas de prevención S e preparaban otros actos t e r r o ristas, en M a d r i d Madrid. Durante todo el día de ayer habían circulado insistentes rumores acerca de un movimiento revolucionario que debía estallar, dirigido por los elementos de la F A I. y de la C. N T Los directivos de estos elementos, que se hallaban en l a actualidad en Barcelona y Zaragoza, según estos rumores, habían cursado órdenes para que el movimiento no estallara el lunes. Pero si duda, por las precauciones adoptadas pollas autoridades, entre ellas el haber declarado el estado de prevención, fué aplazado el movimiento, el cual, según confidencias que ha tenido 3 a Policía, debía de haberse iniciado a las seis de la tarde de hoy o en tre la una y las tres de la madrugada de mañana. Inmediatamente las autoridades empezaron a adoptar precauciones, pues hasta ellas llegaron noticias no sólo de las horas a que debía estallar el movimiento, sino de diferentes detalles con él relacionados. E s to hace que la Policía conozca a fondo el asunto y tenga en su. poder los hilos del complot, con que se ha hecho posible el que se pueda evitar el movimiento. Según informaciones particulares, los elementos revolucionarias trataban de sembrar la alarma en M a d r i d con colocación de bombas, que habían de hacer explosión en diversos lugares y a la misma hora en la capital, pero esta tarde, a última hora, se acentuaba la creencia de que el movimiento fracasaría en absoluto, pues, como ya decimos, las autoridades están prevenidas y dispuestas a reprimir cualquier chispazo. Según parece, y respondiendo esta afirmación también, a informes particulares, 3 este movimiento son ajenos los elementos comunistas y socialistas. Se deduce de es o, porqué posiblemente uno de los objetivos revolucionarios fuera el atentar contra personalidades destacadas de los partidos citados. f L a sesión preparatoria Después de las siete de l a tarde, se reunió la Junta de Diputados, para el cumplimiento de lo dispuesto por la Constitución y el reglamento de l a Cámara. Ocupó la presidencia el Sr. Velayos, diputado que fué el primero, en presentar su acta en la secretaría del Congreso. E n los escaños tomaron asiento unos trescientos diputados, situándose los radicales detrás del bonco azul, las derechas en el centro, y los socialistas en la parte izquierda de la Cámara. E l ministro de Hacienda, Sr. L a r a representaba al Gobierno en el banco azul. Dejaron de asistir a la sesjón los señores conde de Romanones y L e r r o u x- -a uno de los cuales les hubiera correspondido presidir l a Mesa de edad- y los Sres. Alba, Alvarez, Besteiro, Azaña, M a u r a y otras figuras políticas de las Constituyentes. E l Sr. Velayos, dando cumplimiento al artículo primero del reglamento, invitó al oficial mayor a que diera lectura de las disposiciones pertinentes y de la relación de diputados que han presentado sus actas. Así se hizo, inviniéndose en esta lectura bastante tiempo. A continuación, el Sr. Velayos invitó al diputado de más edad, y a los cuatro más jóvenes, de entre los presentes, a que subieran a l estrado, a fin de ocupar l a presidencia y las cuatro secretarías. Después de algunos momentos de vacilación, por ignorarse cuál fuera el diputado de más edad, el diputado por M a d r i d D Honorio Riesgo se incorporó y fué a ocupar l a presidencia. E l Sr. Riesgo cuenta sesenta y nueve años. L o s diputados; a quienes correspondió el breve desempeño de las secretarías, por el privilegio de su juventud, fueron los señores D Francisco Morayta, radical, elegido por Ciudad R e a l D Luciano de l a Calzada, de Acción Popular, por Valladolid; el marqués de la Eliseda, independiente, por Cádiz, y D Luis Amores, agrario, por X -c -provincia. U n o de los secretarios pregunta a l a Junta de Diputados si se acuerda que las sesiones sean de cinco horas y que en la de esta tarde sea elegida la Mesa interina. Así se acuerda, y se levanta la sesión. Durante ésta no ste produjo el menor incidente. -i Tienen fundamento esos rumores qu? circulan? -le preguntaron. -S e trata de lo que ya era sabido de iodo el mundo. Se intentaba para esta noche o para mañana un movimiento, organizado por elementos extremistas. E l Gobierno tiene tomadas sus precauciones, no sólo aquí en Madrid, sino en todas partes. S i ese movimiento se produjera- -añadió con firmeza el señor Rico Avello- -tardaría en ser sofocado unos minutos tan sólo; es decir, que el movimiento se contendrá, pero si no se contiene, se sofocará. Confirmó que acababa de tener un cambio de impresiones con los demás ministros, a quienes había dado cuenta de las noticias de orden público que tenía, y añadió que no era cierto que determinados elementos estuvieran comprometidos con la organización obrerista que planeara el movimiento. Terminó diciendo que hoy habrá Consejo de ministros. G r a n d e s precauciones en Zaragoza, en previsión de un movimiento extremista. Detenciones Zaragoza 8, 2 madrugada. Desde las diez de la noche se nota gran efervescencia en los centros oficiales. Se han adoptado grandes precauciones y en la Comisaría de V i gilancia se observa también mucho movimiento. A las doce de la noche habían: sido detenidos unos 60 ó 70 extremistas; 47 de ellos quedaron a disposición del gobernador. A la una y media de l a madrugada el gobernador recibió a los periodistas, manifestándoles que, al parecer, se trataba de un movimiento extremista, a base de incendios, sabotajes, voladuras de puentes y de, transformadores. D i j o también que había ordenado la clausura de los locales de la C. N T en la provincia. E n uno de ellos y escondido en una carbonera fué hallado un soldado de A r tillería, que fué puesto a disposición en calidad de detenido del regimiento con el correspondiente atestado. A los detenidos no se les han encontrado armas, pero llevaban consigo bastante dinero. H 1 TLER A PIDE EL SAAR FRANCIA Manifestaciones del D i r e c t o r de Seguridad E l director de Seguridad confirmó l a anterior información, y añadió que la población de Madrid; puede estar perfectamente tranquila, porque las autoridades han tomado las debidas precauciones para evitar todo movimiento. L o que dicen los O b r a s Públicas y ministros de Gobernación L a sesión de apertura Esta tarde, a las cuatro, se verificará la sesión de apertura de las segundas Cortes de la República. Cuando se abrieron las Cortes Constituyentes en julio del año 31, las tropas cubriel a carrera, los ministros se trasladaron en comitiva oficial desde el palacio de la Presidencia al de las Cortes, y cuando la sesión terminó, desfilaron ante el Gobierno y los diputados las fuerzas del Ejército. L a sesión de hoy no tendrá ninguna solemnidad. Se abrirá como todos los días, a la llamada de los timbres, y se procederá i n mediatamente a la votación de l a Mesa i n terina, N o puede ser más significativo el conteste. Madrid. Los periodistas conversaron ayer en la Cámara con los ministros de Obras Públicas y Gobernación acerca de los r u mores alarmantes que circulaban sobre un movimiento revolucionario. E l señor Guerra del Río se expresó de este modo: -H a c e días anuncié que se intentaba un movimiento de la F A I. Según noticias que se han recibido en el Gobierno, esos elementos extremistas querían producir desórdenes esta noche. Las precauciones están tomadas y no hay el menor cuidado. U n periodista le preguntó si con la Federación Anarquista Ibérica había otros elementos, y contestó negativamente. También hablaron los periodistas con el señor Rico Avelló. París 8, 3 madrugada. (Crónica telefónica de nuestro redactor. P a r a contrarrestar la ofensiva diplomática que Alemania desarrolla en dos frentes, el del Desarme y el del funcionamiento de la Sociedad de Naciones, Francia convoca por una parte a sus pequeños aliados, y habla y se explica por otra con Gran Bretaña. De madrugada se confirma que el ministro de Negocios E x tranjeros realizará un vasto viaje oficial, cuyo itinerario- -Praga, Varsovia, Moscú, Buearest y Belgrado- -parece señalar el arco de países que contendrían al Este y al Sur, casi asfixiando la estampa de una Alemania beligerante. Pero la noticia de mayor volumen- -hasta dentro de unas horas no la conocerá la opinión- -se refiere a lo ocurrido en l a entrevista, tanto más comentada cuanto más misteriosa, del embajador de Francia en B e r lín y el canciller Hitler. ¿Qué pasó en esta primera conversación directa entre Francia y Alemania? L i s a y llanamente, sin eufemismos ni circunloquios, Hitler ha reclamado de Francia la igualdad de armamentos y la reincorporación a su territorio, sin aguardar al plebiscito, de la cuenca del Saar. N i más ni menos. L o r d Tyrrec, embajador de Inglaterra en París, ha salido en avión para Londres, a ruegos del Quai d Orsay, portador- -para su Gobierno- -de una relación escrita de este primer diálogo entre las potencias rivales. -DARANAS.