Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. VIERNES 8 D E DICIEMBRE DE 1933. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 31. ES Í 3 E l- E L A tos B C en B e r l í n desórdenes Y OTiCIAS D e l proceso del incendio del Reichstag. SangrienBesarabia. El balance del Banco de Francia. en Sociedad de Naciones podrá retocarse en uno o en otro sentido, pero en lo fundamental será como hasta ahora fué. L a sombra de Wilson anda por el lago Leman. Pero e s t o v a sería profecía. Y a mí me i n cumbe crónica. Bueno, crónica por crónica, lean ustedes aquella de nuestro cronista medieval, qué dice así: Se ha movido Roma, y, cuando Roma se mueve, se conmueve el mundo. -EUGENIO M O N T E S ALEMANIA señor L i t v i n o f f llega a Berlín Berlín 7, 12 mañana. E l Sr. Litvinoff ha llegado esta mañana, a primera hora, ai Berlín, procedente de Roma, vía Munich. E l eornisariq, del pueblo ruso dé Negocios Extranjeros tiene la intención de entrevistarse con el ministro de Negocios Extranjeros del Reich, barón von Neurath, y probablemente conferenciará también con otras personalidades políticas alemanas. Las p e r s o n a s q u e p o d r á n ser e s 1 Hitleristas condenados, en P o l o n i a Noticias breves. ABC La Liga de EN BERLÍN se hunde la política de l a pura democracia: cada país, un voto. F r a n c i a capta mayoría en la votación y monta una guardia suiza, en torno al Tratado de Versalles. Pues bien, Mussolini exige, según parece, que el principio democrático sea substituido por el principio de jerarquía, en forma que cada país desplace un poder legal proporcionado a su potencia de hecho. E l voto de las pequeñas naciones en todo aquello que no les afecte directamente, valdrá menos que el de los grandes pueblos. A esta primera exigencia se añade otra: l a de que l a Sociedad de Naciones debe de ser capilla con texto sacrosanto; es decir, la de que se desligue l a paz universal, la paz romana, de una ley que da y dará mucha guerra. Tales son, al menos, según las crónicas de sus corresponsales en Italia, las noticias que l a Prensa de Berlín recibe con alborozo. E n las exigencias del Consejo fascista- -insinuadas el martes y completadas hoy- -h a l l a Alemania una confirmación y un refuerzo de gran alcance para sus anhelos. E s justamente lo que queremos nosotros dicen sin disimulo. N o oculta el comentario berlinés que en una Ginebra tan antianglicana, tan antifrancesa; en una Ginebra así, con camisa negra, sería posible el retorno del Reich. S i F r a n c i a acepta lo que hoy es insinuación y pronto será ultimátum... la ilusión anda aquí por el aire. Como anda en España la ilusión de que pueda sustituirse por una República cristiana, lo que fué hasta ayer República de las envidias. Pero yo no participo de ello. Creo que el hombre hace a la cosa, y creo en los dioses Lares. L a Naciones en c a d a día. Jerarquía Ginebra. E s p o s i b l e la v u e l t a d e l R e i c h Berlín 8, 1 madrugada. (Crónica telefónica de nuestro redactor. Dicen que la ciudad de Venecia se hunde cada año un dedo en el lodo. Como l a urbe adriática, la Sociedad de Naciones se hunde cada día, aunque sin pena n i gloria. Aquí y allí, senectud irremediable, venenos diplomáticos, pomos de intrigas, antifaces. E l carnaval ginebrino no es el carnaval veneciano. N o hay hoy orilla al lago Leman, como hubo orilla al L i d o Parcas de Citerea, n i Pablo Veroneses que sepan recoger l a luz de l a agonía. Pero en ambas lagunas, l a misma corrupción, el mismo ocio e igual conspiración en la penumbra. E n Venecia nació- -cuna de encajes- -eso que hay que llamar vieja política. L a palabra en voz baja, el susurro entre dientes, el informe cifrado, el secreto al oído. L a República, sin héroes y sin santos, se defendió mil años a fuerza de estadísticas y espiáis. Este otro patriciado escéptico, el ginebrino, es quizás menos hábih o es quizás que los tiempos tienen ahora más prisa. E l caso es que l a tertulia diplomática se v a al hoyo. Con todos sus pafiers hures, y sus protocolos. Con toda su ambigüedad y su legalismo. Mussolini, cantero en su mocedad, sabe construir, pero también sabe destruir, rasurar columnas clásicas y derrumbar las logias, quitándoles cimientos. Arquitectura y masonería frente a frente. E l Pacto a Cuatro, obra de romanos, y los Catorce P u n tos, obra de masones. Fábula de l a loba y los raposos, aunque en estos meses la loba, hambrienta de imperio, trémula de apetito y poder, se haya vestido con parda piel de zorro. A l principio, el fascismo atacó a Ginebra de cara. E l vejamen y las burlas venían de allá, de Roma. Después, raza de Maquiavelo. Finura, ironía, el enemigo opta por sonreír, por hacerse amigo para terminar queriéndose ahora hacer el amo. E l juego fué tan sutil que hasta el ducho francés cayó en la trampa. París- -que había inventado contra Roma esa nueva Avignon- -se ilusiona y espera que la sangre enferma, vieja, depauperada, pueda rejuvenecerse con leche mítica. E l prudente Le Temps va graduando adjetivos, dosifica venenos y cree haber captado a Mussolini con pequeñas caricias a su vanidad de estadista. Pero resulta que el duce no tiene vanidad, sino orgullo. Orgullo de romano antiguo, que no admite otros dioses que los Lares, n i otros principios que los suyos. Entre los plintos y los arcos imperiales, los dioses de la romanidad piden venganza. Y él también sabe calcular, esperar el. mínimo. Espera el trance fácil. Seismo del Japón. Retirada de Alemania. Fracaso de la Conferencia del Desarme. Henderson, de l a Ceca a la Meca. Ginebra, sin pulso. Y entonces, ahora, cuando l a Sociedad d e N a ciones no puede negarse, cuando no se puede defender, exige de ella que capte, para substituir piedras romanas, los propios fundamentos del fascismo. L a Sociedad de Naciones se funda sobre terilizadas Berlín 7, 9 ríoche. L a s modalidades de aplicación de la ley sobre esterilizaciones serán publicadas mañana en el Monitor oficial. E n adelante podrá ser esterilizada toda, persona que sufra una enfermedad hereditaria, bastando para ello que el médico haga constar este hecho, añadiendo que no se trata de enfermedad pasajera. Esta determinación facultativa acaba de ser aprobada por el Estado. A las personas de edad para las cuales esta operación podría representar un peligro mortal y los niños de menos de once años no podrán ser estrilizados. Del proceso del incendio del ISiaiico y lie rlegío Reichstag Berlín 7, 9 noche. L o s debates del i n cendio del Reichstag han sido registrados desde el comienzo en discos gramofónicos. Se han empleado cerca de siete m i l quinientos discos, que quedarán conservados! en los archivos del Estado. E l texto taquigráfico ha requerido cincuenta y dos volúmenes, que suman un total de más de diez m i l páginas. La protección de los derechos d e guarda entre siis páginas un tesoro para los niños, que se llama E l número del domingo próximo contiene un sumario atrayente: E L C A F E por E l e n a Fortún. LA CIGÜEÑA S O B R E EL M A R por V i e r a Sparza. LOS DOS H E R M A N I T O S Y E L R O S A L p o r Aurelia Ramos. JÜANCHO, EL BOYS C O U T cuento. LOS S E N T I D O S por Ponito. ROENUECES, LADRADOR, historieta. ¿QUE D I B U J A M O S H O Y? PAGINAS D E L MAGO PIRULO Y D E LOS LECTORES ¿Habrá p a p a s que el domingo p r ó x i m o priven a sus hijitos de G E N T E M E N U D A suplemento infantil de compositor Berlín 7, 9 noche. E l ministro de P r o paganda del Reich, Sr. Goebbels, ha recibido a los representantes de varias Sociedades extranjeras para l a protección de los derechos de autor. Dichos representantes expresaron al señor Goebbels el agradecimiento de extender l a ley alemana referente a i la entrega de los derechos de ejecución de las piezas de música. También le expresaron sus deseos de que se introduzcan algunas modificaciones en la aplicación de las leyes alemanas relativas a la protección de los derechos dé compositor. E l Sr. Goebbels prqmetió tomar en consideración esas peticiones. Litvinoff berse sale de Berlín sin hami avistado con ningún nistro Berlín 7, 9 noche. E l señor Litvinoff ha marchado err el expreso de las seis de l a tarde con dirección a Moscú. Durante su Corta permanencia en Berlín el representante soviético no ha conferenciado con nigún miembro del Gobierno alemáni y se ha negado reiteradamente 3 j recibir a ¡os periodistas.
 // Cambio Nodo4-Sevilla