Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A EC SÁBADO 9 D E D I C I E M B R E D E 1933. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 19. EL CASO MAURA EL MINISTRO D E LA GOBERNACIÓN DEL EN DA Don Miguel M a u r a ha caído en una nueva postura. Digámoslo con más exactitud. L o nuevo no es precisamente la postura, que siempre es de arrebato de mal humor y de acometividad. L o que suele cambiar en él con lastimosa frecuencia es el empleo de su condición, el objetivo de sus ímpetus, el blanco de sus ataques. Hasta muy recientemente se contaba con su concurso para la futura situación ministerial, cosa ya de pocos días, pero no le ha dado tiempo a sostenerse en el propósito, y ahora está, entrando en un proceso de oposición arrebatada a la política de que iba a ser puntal, si vale la palabra, para significar un apoyo aunque inconsistente y quebradizo. E l señor M a u r a no quiere figurar en el Gobierno del Sr. L e r r o u x o quizás lo que no ha querido es el encasillado que se le- ofrecía. E l señor Maura, que no ha podido ocupar la presidencia de las Cortes, de l a que seguramente se considera merecedor, tampoco ha querido dar sus votos para que la ocupe el señor Alba, porque no le parece bastante republicano o republicano de l a historia, y de la confianza que, a su juicio, requiere el puesto. Que no tiene el Sr. A l b a hoja de servicios renublicanos, que no es tan republicano como el Sr. M a u r a nadie lo niega. También es verdad que durante l a Dictadura, y sobre todo cuando se hablaba del Gobierno Guadalhorce, el Sr. A l b a no era tan monárquico como el Sr. M a u r a y vayase lo uno por lo otro. Registremos, para seguir el estudio del caso Maura, la última serie de sus actitudes. E n las postrimerías de las Cortes Constituyentes, fué el acusador implacable del Gobierno Azaña, en cuyas manos iba desmoronándose la República; no se dejaba ganar el record en el ataque a los perdedores del régimen y en el augurio de catástrofes. P o r fuera del Parlamento se dedicó a la propaganda, con afán de recoger para su recluta de republicanismo derechista los frutos de la impopularidad azaño- socialista. Nueva actitud y otro empleo de su coraje, cuando vio que la cosecha no podía ser para el Nerón de las clases conservadoras, para el hombre del 11 de mayo, para el que atropello a todos los Ayuntamientos derechistas, para el que ofendió a las provincias vascas, imponiéndoles las Comisiones gestoras indeseables, para el que expulsó al cardenal Segura entre guardias civiles... Entonces empezó a decir, hasta desgañifarse, que el triunfo electoral de las derechas sería la revolución, y no perdió modo n i argumento de asustar a ios electores. Como no se le hizo caso, y las derechas catastróficas iban hora por hora engrandeciendo su conquista, el Sr. M a u r a tuvo que tranquilizarse, y, pensándolo mejor, entró en alianzas electorales con los malditos, y aun los más malditos, con los monárquicos en alguna provincia. Más lia estado conforme en pertenecer a un. Gobierno que sólo podrá v i v i r del. apoyo de las derechas, de las que con su triunfo iban a desatar la revolución y lai catástrofe. E l último gesto, ya se sabe. E l Sr. M a u r a está de míalas, abrochándose l a chaqueta, contra la futura situación y contra las Cortes en que prevalecen las derechas. ¡Conservador que es hasta l a medula! N o hay temeridad en suponer que más o menos pronto sume su acción a la de azañistas y socialistas. Y i s i no lo hace, será por llevarnos la contraria y deslucir el pronóstico de A B C Pero, s i no en esta ocasión, en otra continuará la serie. CUENTA D E LOS BROTES PROVINCIAS COMPLOTí DIVERSAS; ANARCOSINDICALISTA E l señor R i c o A v e l l o añade que el movimiento está dominado p o r el G o b i e r n o E n el pueblo de Prat los afiliados del Sindicato Único yj El matan a un guardia civil y hieren gravemente a o t r o resultando t a m bien muerto uno de los revoltosos. Graves incidentes en Sarria H o s p i t a l e t E n Zaragoza sort agredidas las fuerzas de Asalto. gobernador ordenó el cierre de los espectáculos y establecimientos a las diez de la noche. D e l hallazgo de armas en otras provincias Manifestaciones del minis. tro de la Gobernación Las medidas de previsión a d o p tadas no eran una cosa caprichosa E l ministro de la Gobernación, Sr. Rico Avello, hizo esta madrugada las siguientes declaraciones: -Las previsiones adoptadas la noche de anteayer no han sido n i una cosa caprichosa n i un deseo alarmista, sino que atendían a una realidad que el Gobierno conocía bien y que sirvieron para prestar a España un importante servicio. Los datos, que se pueden hacer y a públicos, demnestran con qué celo y con qué actividad trabajaron todas las autoridades, cooperando brillantemente al éxito logrado. E n Zaragoza también se encontró gran cantidad de explosivos. S e hace fuego contra la G u a r d i a civil y resultan dos guardias heridos E n Zaragoza se produjo un incendio eri una casa, comenzando a oírse en la misma? detonaciones sospechosas. Se encontraron practicando el correspondiente registro, gran cantidad de cartuchos y explosivos, yí al intentar l a fuerza realizar pesquisas en! edificios fronteros a la casa siniestrada, seJ hizo fuego contra la fuerza, resultando dosii guardias heridos. Siguieron los registros, yj en otro lugar se encontró l a fuerza unal caja llena de bombas, en cantidad tan gran- de, que aún no han podido contarse. A l in- tentar detener a un sujeto, éste se defendió, pero logró ser detenido. Se cortó l a línea telefónica con Barcelona, avería que se re- í paró enseguida. H a l l a z g o de gran cantidad de explosivos en Barbasrro. Agresión a Ja G u a r d i a civil. U n extremista muerto y otro herido E n Barbastro se ha descubierto una cantidad extraordinaria de explosivos, merced a l a intervención de la Guardia civil. E n contraron en una zanja 19 bombas revestidas de cemento, de cuatro kilos de peso cada u n a seis de forma cilindrica, de dos k i los dos, de un k i l o dos, de medio k i l o una de hierro, en forma de olla, de ocho kilos de peso; todas con su mecha; 109 cartuchos de pistola, 57 cartuchos de dinamita, dos revólveres, 168 cartuchos de maüser, una caja de municiones de pistola, 82 cargadores de caza, siete cargadores Remington, una tercerola Remington, rollos de mecha, dos bujes de carro, tres kilos de clorato de potasa, 18 fulminantes, una sierra mecánica, tres kilos de trozos de metralla. Todo ello hallado en Jas proximidades de Bazán, a l dar una batida por aquellos alrededores l a Guardia c i vil. Se capturaron a los presuntos autores de la tenencia y ocultación de explosivos, y una pareja de la Guardia civil, divisando por el monte un grupo sospechoso, sé. escondió, y al llegar a las proximidades de la zanja aquellos individuos salió de su escondite y les dio el alto, recibiendo como contestación una descarga. L a Guardia c i v i l repelió la agresión, resultando muerto Alejandro Castan y herido José Trellero, ambos individuos calificados de extremistas. Detuvieron a tres con armas cortas, que tenían huellas de haber, sido, disparadas recientemente. Se siguen practicando detenciones y registros y en la PoMaciósi fcajt kia 9 ílÍáaá. Pfi! 5 PÍeta, Hallazgo de explosivos en otras ciudades E n Logroño fueron halladas tres bombas, practicándose varias detenciones y continuaron el servicio de descubrimiento. A ú n nq me han comunicado ningún resultado. E n Almena, el jefe de la Guardia c i v i l de V i a t o r me dice que han sido halladas cinco bombas cargadas y con mecha, dos de kilo y medip de peso y tres de un- k i l o siete cartuchos de dinamita, nueve metros? de mecha y doce detonadores. Todo se encontraba en una casa de Benahadux. E n Gijón, un capitán de la Guardia c i v i l encontró una bomba de 18 milímetros de alto por once de- ancho, icón un aparato dé relojería. E l artefacto. estaba dispuesto ai estallar a l a s ocho y treinta. También aquíj, se siguen los servicios. Explosión de bombas en B a r c e lona y Santiago E n Barcelona ha existido y existe todavía en estos momentos una gran nerviosidad y acaba de explotar una bomba: cerca; del Gobierno civil, sin desgracias. Se cortaron algunas líneas telefónicas, que se repararon inmediatamente. Las autoridades actúan en estos momentos con gran intensidad y activamente. En Santiago estalló una bomba en u n centro de derechas, dirigiéndose a protestar del hechto a la Comisaría el vocal del T r i bunal dé Garantías D L u i s Castillo y ptro señor. Ambos se insolentaron y maltrataron de palabra al comisario, el cual puso el hecho en conocimiento del juez, quien dispuso la detención de ambos señores. N o he. de olvidar cierta alarma que sg 1 v Lea usted todos los domingos Campeón
 // Cambio Nodo4-Sevilla