Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
IHIR TRAJE SASTRE DE T W E E D M A RRÓN, ADORNADO DE P I Q U R E S BLUSA DE J E R S K V MARRÓN, CINTUKCN MARRÓN Y NARANJA. (MODELO EDMUND COURTOT. D E R E C H A! TROIS QUARTS DE L A NA NEC HA, (MODELO WORTH. Crónica de París. (Dibujos de Carlos S. de Tejada. CARRERAS B A J O EL CIELO GRIS L tiempo está gris, no es bueno ni malo, no hace frío ni calor, es triste y nadie le quiere porque no se sabe cómo vestirse. Hoy es día de carreras brillantes, de carreras elegantes, día para el cual toda mujer tiene previsto lo que se ha de poner; si hiciese hermoso tiempo o francamente detestable; pero, por desgracia, hace un día fastidioso. Muchos rostros se habrán contraído en gesto de disgusto al ver un horizonte agrisado. Pero no se puede evitar y es preciso ir a las carreras. Heme en el hipódromo vistiendo un traje de circunstancias. Y resulta que el cielo gris obscuro había dado a cada una el sentido exacto de cómo debía vestirse, y en lut E gar de ponerse sombreros empenachados, se tocaban con un fieltro, y en ve? de vestidos llamativos, ostentaban colores apagados y lahas confortables. No hace frío; luego es el momento de sacar los trajes sastre; las personas de buen gusto así lo han hecho. Entre ellas he anotado los más interesantes, cuyas descripciones van a continuación. Primero, uno gris hierro; la falda, con pliegues pespunteados en abanico a los dos lados; la chaqueta, con botones plateados, bolsillos de piel de cordero pelado gris claro, globos de la misma piel en la paite superior de las mangas y cuello Méclícis muy alto, que al abrirse descubría un pañuelo J Á
 // Cambio Nodo4-Sevilla