Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A; B C. M A R T E S 12 D E D I C I E M B R E D E 1933. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 24 intento de incendio en una iglesia A las seis de l a tarde unos chicos arrojaron una poca de gasolina a las puertas de la parroquia de San Román, prendiéndole fuego. L o s vecinos del barrio, al ver las llamas, acudieron para apagarlas, consiguiéndolo, mientras otros avisaban al servicio de i n cendios, que acudió como siempre, pero fueron innecesarios sus servicios. L a intentona careció de importancia. E l paro ferroviario Ayer, en parte, se declaró el paro ferroviario, en solidaridad con el movimiento huelguístico planteado en diversos puntos de España por la C. N T E n la estación de M Z A las precauciones adoptadas fueron muchas, estableciéndose severa vigilancia por l a fuerza pública. Como consecuencia de este paro parc i a l el expreso de M a d r i d llegó a la una de l a tarde, conducido por ingenieros de la Compañía, después de haber quedado localizado en L o s Rosales. E l rápido salió con notable retraso, de cerca de una hora, conducido por ingenieros de la Compañía. Los billetes se expendieron a los escasos viajeros sin l a garantía de llegada a sus respectivos destinos. E n l a estación de Andaluces el paro fué más completo y más acentuada la asistencia de viajeros. E n la estación de M Z A fueron detenidos un maquinista y un fogonero, quienes manifestaron que se reincorporarían al trabajo si éste se les garantizaba por la fuerza pública. A s í se hizo, quedando en libertad y la vía quedó expedita. E n ambas estaciones se reaccionó bastante, quedando muchos empleados en la mayor indecisión. Se esperaba que a última hora de ayer el servicio quedaría totalmente restablecido. E l rápido de Madrid llegó anoche con una hora de retraso. E l expreso ascendente salió a su hora normal, con el personal completo. E l movimiento huelguístico comenzó por l a mañana de ayer, a las siete, al salir el tren obrero, siendo detendio por los agentes Figueroa, Acedo y Fernández el obrero N a r ciso Olivares Rasco, que en unión de otros dos coaccionaron a sus compañeros. Los expresados agentes, acompañados del jefe D Manuel Acero, salieron para disuadir al personal de sus propósitos de ir al paro, pudiendo conseguir quedaran las vías expeditas para el paso de trenes. A las dos de la tarde llegó el carreta de Córdoba, que debió llegar a las diez y veinte, que se hallaba detenido en Los Rosales como así el ómnibus de Llerena, que llegó a l a misma hora. E l correo. de Madrid, que tenia señalada su salida a la una y minutos, salió con tres horas de retraso con personal normal. Correo de Huelva, Mérida, rápido Valencia, de Llerena y carreta de Córdoba, todos salieron con normalidad. L a normalidad puede considerarse está restablecida, habiendo vuelto todos a ¡trabajo. concentró la agitación extremista, fué en lá barriada dé Coll Blanc, la Bordeta v en la, vecina ciudad de Hospitalet, que por la parCuando anoche recibió a los periodistas te de Coll Blanc está materialmente unida al el gobernador civil, éste se encontraba con Barcelona. A partir de las ocho de la noche diversos jefes, subalternos y autoridades loya empezó a notarse la presencia de algunos! cales, entre ellas el general de la División grupos de sospechosos, deteniéndose por laj Guardia civil a varios individuos que lleva- y el alcalde. ban pistolas y a uno que era portador dd E l Sr. Díaz Quiñones dio la noticia de- que mm bomba Y a el sábado por la noche seí había estado a visitarle una comisión de obrehabían reunido las autoridades de Hospitaros ferroviarios para decirle que estaban let, adoptándose para la noche de ayer lasj dispuestos a volver al trabajo, pero condiprevisiones que se consideraron oportunas) cionando la vuelta con la libertad de ios dey al efecto se reforzó mucho la vigilancia tenidos. en las calles de aquella barriada. A l cuartel E l gobernador les contestó que mientras de la Guardia civil de Hospitalet fueron no se reintegrasen todos al trabajo no parconducidos en las primeras horas cinco delamentaría con ellos. Así lo hicieron y los tenidos, que se suponen complicados en loa detenidos fueron puestos en libertad. tiroteos y sucesos ocurridos en la noche anAñadió que continuaba recibiendo adheterior. También se detuvo a un individuo, siones y ofrecimientos de entidades y parque ingresó provisionalmente en un calaboticulares y que uno de éstos le había ofrecido zo del Ayuntamiento, en espera de ser enuna casa para albergue de fuerzas en caso tregado mañana al Juzgado correspondiennecesario. te. Hemos hablado con algunas personas da Hospitalet, las cuales convenían en que lai También dijo que le había visitado nna táctica de los anarcosindicalistas es la de comisión de la F E D A con igual objeto distraer; las fuerzas del casco de la poblay que había aprovechado la visita para hación, atrayéndolas hacia las barriadas a fin! cerles presente que dijeran a los. obreros de de desgastar así la resistencia de la fuerza sus fábricas y talleres que a aquellos que no pública. E n l a lista de heridos dada por la se reintegraran al trabajo o dejaran de Prensa- de ayer se dejó de consignar la del asistir con motivo del movimiento sedicioso vigilante de la estación del ferrocarril A n serían dados de baja por orden gubernativa. tonio García Rubio, el cual fué acometido I por unos revoltosos que llevaban una escopeta. Recibió una perdigonada en la espalda, que le produjo lesiones leves. Este individuo tuvo, que ser asistido en el dispenE n la población reinó normalidad sario de las Casas Consistoriales. Adhesiones y ofrecimientos a! a autoridad E n Barcelona el domingo. H a l l a z g o de bombas Barcelona 11, 3 tarde. E l día de ayer transcurrió sin incidentes graves. Toda la población presentaba un aspecto de normalidad. E n las barriadas obreras se advertía, sin embargo, un ambiente de expectación un poco extraño. P o r la noche se volvieron a tomar las precauciones extraordinarias de todos los días, reforzándose extraordinariamente la vigilancia de todas las vías céntricas, colocándose ametralladoras en la plaza de España, servidas por la Guardia civil. A partir de las ocho de la noche se fué restringiendo el tránsito de pacíficos ciudadanos, que hasta entonces había sido el normal y las calles, alrededor de las nueve y media, estaban desiertas. E l gobernador civil dio un nuevo bando, disponiendo que por la noche no se permitieran grupos mayores de dos personas, y atendiendo esto, el vecindario casi pudo decirse que se abstuvo de salir por la noche. Los incidentes surgidos durante el día fueron los siguientes: Unos agentes de Vigilancia encontraron abandonada en la calle de Jaime Giralt una bomba perfectamente construida. Se trata de una granada de mano, que llamó la atención de los agentes, que la recogieron por estar perfectamente elaborada y acabada. E n vista de este hallazgo, acudieron a dicha calle diversos agentes, que practicaron registros en algunas casas inmediatas, pero con resultado infructuoso. E n la fábrica de objetos de escritorio de D Eladio Escofet, instalada en la calle de W a d Ras. número 131, hizo explosión, a primeras horas de la tarde, una bomba de gran potencia, que originó la alarma consiguiente en toda la barriada de Pueblo Nuevo, adonde pertenece dicha casa. E l artefacto fué colocado en l a puerta de la fábrica y al explotar prrancó dicha puerta y causó otros desperfectos importantes. También en un transformador eléctrico de la ralle de los Azores, de l a barriada de Horta, hizo explosión un artefacto, que produjo algunos desperfectos en el transformador aludido. Donde los sucesos adquirieron mayor gravedad, pudiendo decirse que se Los primeros grupos que se advirtieron ayer tarde en l a parte de la barriada de l a Torratxa y Coll Blanch comenzaron a concentrarse y correrse hacia otra barriada qué se llama de Santa Eulalia, un poco más apartada. Alrededor de las ocho y media ya sostuvieron un tiroteo con una pareja de l a Guardia civil que marchaba de servicio. Después el tiroteo se fué generalizando pop algunas otras calles. S i n embargo, Hasta, después de las doce los sucesos no adquirieron mayor gravedad. A esta hora, en lasí diversas calles del barrio de Hostafranch, también comenzaron a verse grupos sospechosos que se corrían hacia Coll Blanch. Entre todos éstos y la fuerza pública sé cruzaron aisladamente algunos disparos. E n la Bordeta un grupo de revoltosos comenzó por obligar a los empleados de la oficina de recaudación de arbitrios a que apagasen las luces y se encerrasen dentro dé la caseta. L o mismo hicieron los revoltosos con otras luces del alumbrado público de aquellas calles, rompiendo las bombillas a golpes. Con esto pretendían envolver en mayor obscuridad aún la barriada, a fin dé poder ajetuar con mayor impunidad. Entre los diversos tiroteos que se produjeron hubo uno muy fuerte en la. calle de Miguel Ángel, donde un grupo de revoltosos asaltó un a l macén de maderas, al que prendió fuego. Afortunadamente, acudieron rápidamente algunos números de guardias de Asalto, que, pusieron en fuga a los revoltosos y consiguieron sofocar el incendio. E n la calle dé Sans, esquina a la de San Marcos, unos i n dividuos se apoderaron de un taxis y obligaron a sus ocupantes a que se marchasen. U n a vez que tuvieron en sus manos el vehículo le prendieron fuego, destruyéndolo. E n la calle de Gayarre, esquina a la del Santo Cristo, la fuerza pública sostuvo un nutrido tiroteo con un grupo de desconocidos, y después de hacerles huir encontró en tierra un revólver con señales de haber sido disparado recientemente. U n tranvía dé la línea de Coll Blanch fué tiroteado por unos individuos apostados en un can- po próximo a aquella barriada. Uno de lus proyectiles hirió ligeramente al conductor daí tranvía. E l guardia eme custodiaba el ve- Paran los panaderos d e l a C N T Anoche, a l a una, dejaron de entrar al trabajo en las panaderías el personal afecto a la C N T. haciéndolo los de la U L S. y familiares. líai producción será la corriente, sí cabe i n tensificada por los panaderos de Alcalá. Puede asegurarse que el consumo está garantizado.
 // Cambio Nodo4-Sevilla