Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
de forma del Madrid. Hasta los medios se desenvuelven muy bien, y Villanueva hace muy buenos servicios de juego. P o r su parte, Quesada cumple discretamente, a pesar de que se carga bastante juego por su ala. ¿Y qué decir de aquella parada imponderable de Zamora, a un shot inmenso de Iraragorri? ¿E s éste el portero en decadencia? Pero el M a d r i d no se mantiene por mucho tiempo en ese plan, y aunque continúa atacando, el juego se nivela, para dar paso franco a un dominio del Athletic. E l segundo goal parece marcar definitivamente el desenlace del match. Y así es, en efecto. E n el segundo tiempo, el Athletic, lejos de perder brío, lo acrecienta, siendo sus avances muy peligrosos. N o obstante, buena parte de juego se desarropa en campo athlético, pero los ataques madrileños ño tienen la profundidad de los de sus rivales. E l Athletic va aumentando sus goals, y esto hace que juegue con mayor serenidad, ater- diendo al ataqué y a la defensa con igual celo. Muguerza destaca mucho, C h i r r i se sitúa en un punto intermedio, e Iraragorri se destapa, jugando enormemente. L a delantera del Athletic tiene de extremo a Cilaurren, que, algo tocado, cambia su puerto con Gerardo. A u n cuando con ello se resiente su conjunto, l a actuación de Gorostiza, Iraragorri y Bata suple cualquier deficiencia. Y van marcando goals. E l M a d r i d está vencido con amplitud. U n destello, de vez en cuando, en la delantera. Los medios, totalmente borrados. Quesada no puede más. Quiíicoces está rendido. Zamora, que ha visto pasar varios goals, no puede ver el quinto y último. E s un rayo. Zamora se asombra, cuando se da cuenta de que Iraragorri ha marcado un goal. U n goal bandera. Todavía el Athletic quería más. E l M a drid está ya desfondado. Y no hay sexto goal por milagro. Veamos cómo han sido los goals: E l primero, del Athletic, al minuto de comenzado el partido, en un pase adelantado de C h i r r i a Bata, con un shot raso de éste junto al poste. A los siete minutos, empata el Madrid, en un córner lanzado por Emjlín y que L u i s Regueiro remata de cabeza, no con mucha limpieza en el procedimiento. A los treinta y nueve minutos, una gran jugada del Athletic tiene final en un gran pase de Bata a C h i r r i y éste tira raso a goal y bate a Zamora. E n el segundo tiempo, a los ocho minutos, Gorostiza, que está imponente, jde codicioso, se desembaraza de varios madrileños y, desde el ángulo del á r e a de penalty, lanza un shot que vale el tercer goal. E l cuarto es producido diez minutos m á s tarde. U n pase de Muguerza a Cilaurren, centro de éste, cabeza de Iraragorri, que despeja muy débilmente Zamora, cayéndose al suelo, y el chatillo, saltando por encima del guardameta del Madrid, logra introducir el balón en la red. E l quinto, y aquí hay que descubrirse, señores, es de Iraragorri. U n shot desde fuera del área, que entra por el ángulo superior, sin que Zamora se entere. Un. goal que vale por todo un partido. Merecen destacarse también, aunque no hayan sido goals, un shot de H i l a r i o que dio en el poste; otro de Iraragorri, mejor aún que el del quinto goal, y que Zamora mandó a comer. U n prodigio de jugada l a de ambos. Otro shot de Regueiro, enviado a comer por Blasco. Y otros varios tiros de Gorostiza, de Cilaurren... un poco menos afinados. E l seleccionador nacional presenció el partido. S i n safas. D o n Amadeo salió, muy. com- placido del match. Y posiblemente, con a l gunas incógnitas menos. ¿Verdad, D A m a deo? -AÑ A L A Equipos. -Athletic: Blasco; Zabala, Castellanosj Cilaurren, Muguerza, Roberto; Gerardo Bilbao, Iraragorri, Bata, C h i r r i y G o rostiza. M a d r i d Z a m o r a Quesada, Quincoces; P Regueiro, Villanueva, L e ó n Eugenio, L Regueiro, Olivares, H i l a r i o y Emilín. debió haber ganado, pues en las postrime, rías del match tuvo para ello excelentes ocasiones, pero no lo ha conseguido. Y ha ter minado el partido con un empate. E l partido ha sido durísimo por parte del Donostia, no habiendo sabido corresponder al Racing. L a actuación de este equipo ha sido el reverso del partido ante el Madrid. Así como en éste triunfó la línea media en el partido de hoy fracasó totalmente. E l Donostia hizo un partido insuperable. Acaso Oviedo, 3; E s p a ñ o l i la delantera bajase un poco, pero las demás Oviedo I I E n el Stadium de Buenavista líneas actuaron incansablemente y conjune! Oviedo batió al Español, por tres a uno. tadas, como hacía falta. Los artilleros se paE l único tanto del Español lo marcó M á r saron bien, pero no remataron. U n buen dequez, en la primera parte. Los tres del Oviebut de Pedrosa, una actuación formidable do fueron obra de L á n g a r a y se consiguiede Cebailos, bien secundado por I l a r d í a maron después del descanso. lísimos los medios, de los que el mejor fué A r b i t r ó Vallana. Télete, y el peor Ibarra, y un partido francamente malo dé los delanteros, de todos; Racing, i D o n o s í i a i desde un extremo hasta el otro. Y un buen arbitraje de Arribas. Santander n Con tiempo frío y lluvioso, estando además el campo encharcadísimo por causa del reciente temporal, se ha Barcelona, 5; Valencia, 2 jugado el match de campeonato de L i g a enBarcelona I K Ganó el Barcelona de motre el Racing y el Donosíia. Arbitró A r r i do claro e indiscutible; pero, ¡qué susto dubas, que estuvo bien, y los equipos se alinearante los primeros veinticinco minutos del ron de la siguiente forma: segundo tiempo! Aquel, respeto al Barcelona P o r el R a c i n g Pedrosa (jugador recienen Las Corts pasó a la historia con aquel temente adquirido, debido a la lesión que Barcelona inolvidable y ningún equipo ahoJ á u r e g u i se produjo en el partido de M a ra le teme. Porque el once azulgrana actual drid) Cebailos, I l a r d í a Ibarra, García, T é es un equipo mediocre, con tres o ctatro lete; Santi, Loredo, Efrein, Ruiz, Cisco, hombres de clase, y. esto ya lo sabe todc el Y por el Donostia: Beristain; Goyenemundo, y, desde luego, no va a ignorarle el che, Lerchundi; Ayestarán, Amadeo, A r a n a Valencia. Pero al saberse llenos de injertos Ortega, Insausti, Aldazábal, Ipiña, Tolete. reservistas en la formación los titulares no H a comenzado jugándose a gran tren. E l tenían confianza en los suplentes y éstos no equipo donostiarra ha puesto en sus lineas se atrevían a exponer sus iniciativas por mieuna rapidez, un brío y un ímpetu insospedo al fracaso. Así el once blanco, sin conjunchados. P o r eso ha dominado y ha obligado to, anduvo a merced del azulgrana durante a emplearse constantemente a la defensa. el primer tiempo, dominado casi siempre y Frente a este dominio, que el equipo racinno batido ya cen rotundidad porque la suerguista con gran trabajo ha ¡podido contrate algunas veces quiso proteger a los valenrrestar, se ha sostenido unos veinte minutos, cianos. Marcó dos goals el Barcelona a los con saques de esquina alternos; pero luego diez y a los treinta minutos, entrados por ha reaccionado el equipo montañés, que se A r n a u y por Vantolrá. Y el Valencia, en los ha impuesto. A los veintiocho minutos, el vestuarios, reaccionó. E l Barcelona le había Racing, admirablemente, en artístico juego desbordado en algunas ocasiones, les había de combinación de cabeza, ha llevado un marcado dos tantos, estuvo a punto de maravance hasta l a meta del portero donostiacar otros y, sin embargo, no había motivos rra. Se ha producido una melée, de gran petrascendentales para abatirse y abandonarse ligro, de tanto, que le ha bastado a R u i z al Barcelona. Se podía perfectamente reaccioaprovechar para meter, por entre las piernas nar y darle! a batalla sin azoramiento ni tede Beristain, y quién iba a decir que el úlmores a una superioridad histórica fantastimo goal de los santanderinos. H a habido mal. Con conjunto ya en el propósito, reapaotros momentos de inquietud frente a la porreció el Valencia y tan firme, recio, brusco, tería donostiarra, pero el mal estado del tesin dejar de ser noble, fué el esfuerzo de torreno y el exceso de preparación de los redos sus elementos que la formación de hommatadores ha hecho inaprovechable ese pebres técnicamente disperses, pero unidos en ligro. Y después de malograrse también aquellos momentos por l a voluntad, e! entuunos tiros de ambos interiores forasteros, siasmo y la fe, estuvo en un tris de darle ha terminado la primera parte. un cambio radical al match, poniéndose enE n el intermedio se ha entregado una cima los que estaban debajo, por obra y gragran placa al ciclista Vicente Irueba. E l cia de una presa de moral en la que se debapúblico le ha ovacionado y le ha obligado tia impotente el Barcelona, que se sentía entre muestras de simpatía a dar la vuelta prisionero y con escaso fondo para manteal campo de juego. ner la ventaja adquirida en el tiempo anteReanudado el juego ha comenzado imporior. E n cuanto se reanudó el juego salió niéndose el equipo racinguista, pero ha frala delantera valenciana impulsada por T o casado completamente l a línea de medios. rredeflot y Cervera- -muchacho éste que nos E n contraste, los donostiarras han tenido un gustó bastante- -a demostrar que e! Barceloempuje arrollador, y se han cansado de dona no tenía línea de medios y defensas para minar y de servir a sus delanteros. E l R a ellos y en breve peloteo un centro de Torrecing ha tirado cuatro saques de esquina, por deflot provocó un barullo que resolvió Ceruno de los de San Sebastián, pero sin pelivera con un buen tiro, marcando goal. A l gro en el remate. Otra vez un balón- -goal poco, otro centro de Torredeflot lo remata seguro- -ha pegado en el larguero. A los Cervera con la cabeza, consiguiendo el emtreinta y cinco minutos sé ha producido una pate. Pero el arbitro vio offside y lo anuló. melée e Ipiña, que ha estado oportuno, ha conseguido el empate. E l Racing ha intenE l juego era muy interesante e igualado, tado desempatar, pero, agotada u línea media resaltando el fondo admirable de los muno lo ha podido conseguir, y su delantera chachos del Valencia, aue mantenían el re además h a estado absolutamente ineficaz. En cambio ha presionado eí Donostia, que sultado indeciso, pues el Barcelona se había desorganizado. Esto, no obstante, en el once
 // Cambio Nodo4-Sevilla