Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M I É R C O L E S 13 D E D I C I E M B R E D E 1933. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 16. 31 y enero del 33. Sus palabras más graveg fueron aquellas de condenación para los discursos de propaganda que han representada una excitación a las clases trabajadoras ea Y labios de. hombres y personalidades responsables, que no midieron el alcance de su manifestaciones. r Discurso razonado y lleno de condenación mereció el aplauso entusiasta de los radicales y de otros grupos afines. Interviú no el Sr. Goicoechea, y con palabra admi- i rabie en un brevísimo discurso logró recogen el pensamiento y el anhelo de las derqchas, representadas en l a Cámara; su afirmación L a s reuniones en la Cámara de que para el restablecimiento del imperio Madrid. Tres notas de interés político de l a ley y del orden público estaba a l lado pudieron recogerse ayer en l a Cámara en del Gobierno, fué subrayada con grandes las reuniones de las minorías radical, naciomuestras de aprobación y asimismo aquella nalista vasca y socialista, que se reunieron otra de que el Gobierno no era en aquel moseparadamente y a horas distintas antes de mento u n Gobierno minoritario, sino que la sesión de l a tarde. detrás de él estaban todos los representantes de España para fortalecer su situación. L a minoría radical fué presidida por el Palabras claras, llenas de lealtad y de sinseñor Iglesias, y luego de acordar los nomE n el salón d e sesiones. E l d e- ceridad, en labios de un adversario del rébres, de los diputados del grupo que debían gimen, pero de profundo sentido conservafigurar en l a comisión de Incompatibilidabate dor. Dirigiéndose a la minoría socialista le des, Sres. Azaróla, Ramos, Valentín, Pérez L o s escaños se poblaron al sonar los timinculpó valientemente por sus predicaciones Águilas y Ochando, examinó l a situación bres. Puede decirse que se hallaban en el excitadoras a l a revolución, a los saqueos, a creada por las últimas perturbaciones sohemiciclo casi todos los diputados electos, lo los crímenes y a las depredaciones, y en u n ciales. que demuestra con cuánta expectación se soberbio apostrofe hizo constar que el odioL a minoría acordó expresar s u más viva esperaba el primer contaqto de las fuerzas 0 reparto de papeles por el que unos predisatisfacción por l a conducta seguida por el políticas representadas en el Parlamento. can y otros realizan los atentados, tiene que Gobierno en l a subversión que ha tenido E n el extracto de l a sesión recogemos con terminar. N o puede pasar inadvertido para perturbada l a vida de España durante unos todo detalle los discursos del presidente del el observador el brusco contraste entre esta días e hizo constar especialísimamente el Cámara y l a Cámara Constituyente. E n ésta orgullo que siente al ver l a actuación de su Consejo y los representantes de las distintas minorías que intervinieron en el debate. los socialistas, envalentonados, no sólo por ¡esclarecido compañero D Diego Martínez Mas puede parecer conveniente subrayar su número, sino por su decisiva influencia Barrios, que en los momentos actuales recialgunos majtices, de los que fué pródigo l a en todos los medios gubernamentales, no be el aplauso y el aliento de España entera breve e interesantísima sesión. consentían el más pequeño ataque. E n el por su labor serena y enérgica en defensa L a pregunta del S r Prieto tuvo un valor Parlamento actual tienen que escuchar las de los postulados de l a democracia y de los puramente táctico: el de conocer l a actitud verdades que se les diga y someterse a l a altos intereses de l a República del Gobierno y de los distintos sectores parcrítica que de sus acciones se hace. E l dislamentarios, especialmente ele derechas, y no curso del S r Goicoechea; sirvió para poner, L a minoría de nacionalistas vascos nomde manifiesto que las coacciones terminaron: bró para l a comisión de Actas al S r L e i- debiendo quedarle dudas respecto a l a serey que las derechas, en cumplimiento del zaola y para l a de Incompatibilidades al se- nidad de aquél y a l a gallarda claridad y a la lealtad con que éstas van a producirse- en mandato de sus electores, están dispuestas a ñor Orns y acordó que este último llevara lo sucesivo. E l presidente del Consejo, con cumplir con su deber. Siguió en el uso de la; la voz en el debate político si se planteaba palabra reposada y serena, con una disciplipalabra el S r G i l Robles. Son característipara hacer presente que el grupo aplaude l a na rígida en iel pensamiento y en su exprecas de su oratoria l a claridad y l a valen- actuafción del Gobierno en los últimos susión, contestó cumplidamente al requerimien- tía. A y e r se superó. M u y ceñido a l debate cesos. to del ex ministro socialista, para decirle el S r G i l Robles buscó los verdaderos pre- Se acordó también que en l a próxima seeme el movimiento subversivo de los pasados cedentes del movimiento subversivo de estos! mana sea entregado el proyecto de Estatuto días ha tenido una verdadera gravedad y días, y los halló en los dirigentes del partido vasco a l a Cámara sin solemnidad de ninuna extraordinaria potencia. DeMina v i r u socialista, que vienen predicando l a revoluguna clase. lencia tal, que no puede compararse con l a ción, y en los Gobiernos anteriores, que han que tuvieron los movimientos de julio del favorecido por cobardía l a actuación de l a L a minoría socialista, después de acordar Confederación Nacional del Trabajo. Por los diputados para l a comisión de Incommiedo a la Confederación esos Gobiernos patibilidades, designó a D Indalecio Prieto dieron de lado a l proyecto de Asociaciones para que interpelara al Gobierno sobre l a Fajas cauch o ¿lama ¡Sin cosque presentó el partido socialista y pos declaración de los estados de prevención y turas! Casa Barca. Francos, 46. egoísmo de éste, que deseaba el monopolio de alarma y sobre l a censura de Prensa en de l a representación obrera en los organislo que se refiere a informaciones parlamendeclaró de l ley tarias. COLISEO E S P A Ñ A mos del trabajo, se P o r eso fuera N Ta h a a otros trabajadores. l a C. podido preparar sus movimientos en l a clanMIÉRCOLES 13 B E DICIEMBRE A n t e s de Ja sesión. L a animación destinidad consentida. L o s autores mateULTIMO DÍA D E JOHN G 1 LBKRT riales habrán sido ellos, pero vosotros sois- -en- -en l o s pasillos los inductores y los autores morales. Desde primera hora se vieron concurridísimos los pasillos. L o s diputados acudieron Todos los sectores de derechas otorgaron! en buen número antes de l a hora fijada al Sr. G i l Robles un aplauso entusiasta. Han para el comienzo de l a sesión y comentaban bía tenido el valor de decir cara a cara y E L JUEVES 14 las últimas noticias tranquilizadoras de l a sin titubeos l o que está hace mucho tiempoí ESTRENO situación social en el país. N o sabían si se- -cié- -en l a conciencia de los españoles. plantearía o no u n debate en relación con el L o s Sres. Martínez de Velasco y conde movimiento subversivo y las opiniones se d i de Rodezno, en nombre de las minorías agravidían en orden a su conveniencia. ria y tradicionalista, -respectivamente, ofreE n un grupo hablaban los señores Goicoecieron su cooperación a l Gobierno en térmi ll! lll! ll! lll! l! li! ll! l! l! lilll! lliil! i chea, conde de Vallellano y Fuentes P i l a nos levantados y dignos, que merecieron con otros parlamentarios y periodistas acer- aplausos de distintos sectores. E l S r Prieto, ca del tema. E l conde de Vallellano decía que en su intervención, debió percibir con claa su juicio una junta de diputados sólo poridad que esta Cámara no es l a anterior, teadría tratar de asuntos que afectaran a l a tro de muchos de sus triunfos. Cuando apavalidez de las actas. E l señor Goicoechea gadamente se dolió de l a enemiga contra el abundaba en igual criterio, pero si el debate socialismo, atribuyéndole concomitancias con Sevilla- Jerez- AIgeci ras llegara a producirse, l a minoría que reprelos revolucionarios anarcosindicalistas y cojj Avenida de la Libertad, 2 í sentaba fijaría su criterio, favorable al apomunistas, no consiguió el asentimiento de sus (Frente a la Catedral) s yo del Gobierno en cuanto tuviera relación amigos. Y cuando usando de sus recursos H Teléfono. 22690 con el prestigio de l a autoridad y el manteoratorios pretendió enardecer los ánimos de nimiento del orden público, LA SITUACIÓN POLÍTICA PARLAMENTARIA U n a jornada interesante y una actitud de las derechas muy b i e n acogida Cuando llegó a l a Cámara el señor G i l Robles le rodearon los informadores. U n o de ellogje. habló de la posibilidad de un debate político sobre el complot anarcosindicalista, y el jefe de l a minoría popular agraria, repuso: -M e parece impertinente que se plantee este debate. í -P e r o ¿intervendrá usted si se produce? -S i así fuera, quizás. Pero repito que no creo que este sea el momento adecuado. Poco después se supo que l a minoría socialista había acordado que el señor Prieto hiciera una pregtanta al Gobierno sobre los estados de prevención y alarma, y ya se tuvo como cosa segura que el debate habría de plantearse. Mientras tanto, el Gobierno se hallaba reunido en su despacho oficial, con el fin de trasladarse a l banco azul cuando l a sesión comenzara. i! 1 1 1