Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Por lo demás, el problema de. los servicios eléctricos, enlazado ya en su origen con el de la disponibilidad de caudal y con el de la caída del agua. Paola, en que es rica la Ciudad Vaticana, se desplazó ulteriormente hacia consideraciones técnicas más complejas en relación con las necesidades de calefacción invernal de los Palacios Apostólicos y de los demás edificios del Estado Vaticano. L a moderna termotecnia permite, en efecto, utilizar de un modo económico, para generación de energía eléctrica, las altas presiones del vapor, cuando se quiere aplicar a usos de calefacción su contenido térmico correspondiente a las bajas presiones. Así nació y se desarrolló industrialmente el tipo de central mixta, generatriz a un mismo tiempo de energía eléctrica y de vapor. L a Ciudad del Vaticano se encontraba en condiciones ideales para el. aprovechamiento de una instalación termoeléctrica, puesto que el grupo más importante de sus edificios se concentra cerca del sitio preelegido para la estación generatriz de calor. Pero había que atender también a la distribución de l a energía eléctrica, conservando la posibilidad de servir la red, en casó necesario, con energía procedente de la red de Roma. Estudia. do este punto en sus detalles, fué resuelto con instalar en el edificio de la Ze cca, en local a propósito, los aparatos de recepción y de medida de la energía producida y de la que eventualmente hubiese que adquirir; E l montaje de la maquinaria y el planeamiento de la instalación se efectuaron con arreglo a los criterios modernos más rigurosos. E l Consistorio semipúblico del 10 de noviembre cerró el ciclo de los Consistorios para la canonización de la beata Bernardetta Soubirous, celebrada el día 8 del corriente, y de la beata Antida Thoüret, que tendrá lugar en el mes de enero próximo. E n el Consistorio semipúblico intervinieron, ejercitando su derecho secular, los arzobispos, obispos, abades tmllius, que ejercen su jurisdicción en un territorio comprendido dentro del radio de doscientas millas a contar desde Roma. E n el Consistorio público, celebrado con toda majestad del rito en el A u l a de las Bendiciones, participaron los cardenales y los altos prelados, Se fundaban muchas esperanzas en estos Consistorios, secreto y público. P o r los ambientes eclesiásticos habían cundido las voces más contradictorias. Se hablaba con i n sistencia de la. casi cierta publicación, por parte del Pontífice, de los nombres de los dos cardenales reservados in pectore. Nada de esto ocurrió, y nada ocurrirá, al menos por ahora. E l aplazamiento del Consistorio, que había de celebrarse en diciembre, para abril, del año 1934, después de la clausura del Año Santo, señalada para el. día 2 de dicho mes, ofrece una ocasión propicia para volver sobre el acontecimiento tan esperado. E l cronista, deja en suspenso la pluma, pero no. da reposo a su mente, muchas veces fantaseadora, pero también a veces profética. LTay nombres que se imponen y que no pueden, ser comunicados, aunque hayan aparecido ya en las columnas de algún periódico... Hasta abril, por lo tanto. Pero, se celebrará entonces el Consistorio? H e ahí una pregunta a la que nadie puede responder. FRANCESCO. T U R C H I Roma, diciembre, 193.3. lil Consistorio pública del 19 de octubre; en- el Aula de las Bendiciones.
 // Cambio Nodo4-Sevilla