Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 16 D E D I C I E M B R E D E 1933. N U M E R O S U E L T O 10 C E N T S UKDACCION: PRADO D E SAN SEBASTIAN DIARIO ILUSTRAD O A Ñ O VI G E SI M O N O V E N O. N U M E R O 9.544 SUSCRIPCIONES X ANUNCIOS, MUÑOZ O L I V E C E R C A N A A T E T U A N S E V I L L A LOS C A T Ó L I C O S Y L A REPÚBLICA Nuestro querido colega El Debate reproduce en su editorial de ayer una tesis y una documentación, que adujo ya no pocas veces, acerca de l a actitud de los católicos ante la República: de cuándo la actitud ha de ser una misma para todos, impuesta por el de- ber, y cuándo puede ser diferente, porque no roza el deber ccmún. Cosas conocidísimas ¡de todos y sin la menor novedad en El Debate. N o debe ser muy grato para el colé- ga el efecto producido por su artículo, los comentarios y las interpretaciones que s u- giere. S i n duda, la oportunidad elegida por el gran diario es la que da un alcance desmedido a esta reiteración con que se ha em- pezado a ver la incorporación de algunas derechas al régimen. Las normas de la Santa Sede y del Episcopado español, reproducidas en el articule de El Debate, sirven para justificar una hipótesis eventual, excluida en absoluto del actual momento político de España. N o sólo pueden los católicos en cualesquiera circunstancias profesar la doctrina republicana, sino también prestar su adhesión activa a l a República en condiciones que ni existen hoy n i tienen siquiera perspectiva de cumplimiento- Cuando queden a salvo los derechos de Dios y de la conciencia cristiana, según las palabras de Su Santidad P í o X I El Debate reconoce que no tal o cual partido, no éste ni aquel Gobierno, sino l a República, todo el régimen, sus instituciones, su Parlamento constituyente, su Constitución, sus leyes fundamentales y el espíritu de su obra de Gobierno se han he- cho incompatibles con la Iglesia católica y se han inspirado en un anticatolicismo casi frenético. Sobre todo eso- persecución movida por el odio contra el Señor y contra su Cristo dice la Encíclica Düectissima Nobis- -ha fulminado el Pontífice dura y terminantemente. del primado y de los obispos- -recomendábanos l a especial atención con- que todo católico debe considerar en esté punto de la opción las circunstancias de lugar y tiempo, el contraste de la teoría y l a experiencia, el caso y la necesidad de cada país Q u i siéramos saber, en la necesidad y en el caso de España, qué razones alegan, y qué ventajas o provechos de l a nación se prometen los que hablan de incorporarse a l a República, y qué novedad ha ocurrido para que -modifiquen su actitud. A la Acción Popular y a su representación parlamentaria se refieren los augurios de evolución republicana, más acentuados desde ayer por el artículo de El Debate. N u trida por monárquicos que han contribuido espléndidamente a sus propagandas, esta organización conservadora nació al proclamarse l a República, llamando R. rebato a las- fuerzas vitales del país. ¿P o r qué, siendo tan accidental entonces como ahora para- sus caudillos la forma de Gobierno, porque l a República era un terrible peligro y el manifiesto de formación lo decía, cuando el peligro se ha hecho realidad aterradora y subsiste, sin enmienda ni vislumbre d é atenuación, el bloque derechista, que nació para combatir la República, va a incorporarse a ella espontáneamente, sin garantías, no sabemos a cuenta de qué esperanzas... Tenemos otro motivo de duda, que sería de reproche si se confirmaran los augurios de evolución. E s t á reciente la victoria electoral en que esta organización ha sacado la mejor parte. ¿L a hubiera obtenido presentándose a las urnas con el propósito de republicanizarse? Insistimos en que esto sería una deslealtad con los electores. A la victoria, que no ha tenido mucho apoyo de republicanos, nadie le ha sacado consecuencias m o n á r q u i c a s pero menos podía tener el i n esperado destino que por parte de la Acción Popular le adjudica el rumor público. nez de Velasco y C i d jefe de la minoría agraria y destacada personalidad de l a misma, respectivamente, habían estado en P a l a cio para conferenciar con el presidente de la República. A partir de ahí, y ya en la Cámara, todos los comentarios giraron alrededor de la posible actitud que adopten en lo sucesivo Jos partidos de Acción Popular A g r a r i a y agrarios, o sean los dos de las derechas que tienen una mayor representación numérica en el Parlamento. D u r ó la sesión de Cortes más que de ordinario, por los incidentes que en ella hubo y que relatamos con detalles en é! extracto, y hacia las nueve y media el Sr. Martínez Barrios abandonó el Congreso para dirigirse al domicilio particular del jefe del Estado. -Voy- -dijo- -a diespachar con Su Excelencia. Llevó a la firma los decretos que fue. ron aprobados en el Consejo de esta mañana. Nada más. -Pero, ¿n o se planteará la crisis esta noche? -N o sé. N o puedo decir nada hasta que hable con el presidente de la República. Véanme ustedes después en la- Presidencia. E n efecto. Los informadores esperaron al Sr. Martínez Barrios en l a Presidencia del Consejo, llegó a las diez y media- y se expresó ante ellos de la siguiente manera: -Poco tengo que decirles. E l Presidente ha firrnado algunos decretos, y, cómo, ya era muy tarde, desistimos de hablar, L o que a ustedes interesa es que mañana, a las diez, iré a Palacio, pa rá seguir la conversación con el Sr. Alcalá Zamora. Y acompañó sus palabras de una expresión tan significativa, que los periodistas ron por descontado que hoy comenzará ls tramitación de la crisis, tan pronto como él S r -M a r t í n e z Barrios abandone la c á m a r a presidencia! ui Condenación que está v i v a mientras lo esté l a obra nefanda; De modo que las normas ineludibles de l a Iglesia, las que se refieren al deber y no a l a acción potestativa, son precisamente las que impiden l a incorporación de católicos a la República. ¿P o r cuánto tiempo? ¿H a y alguna posibilidad perceptible de que se vaya a revocar lo que tan severamente ha condenado, incluso con sanciones canónicas, l a sentencia del Pontífice? ¿H a y en el régimen algún partido que haya negado su voto a lo fundamental de la legislación anticatólica? ¿H a y alguno de quien se esperen rectificaciones de fondo, ni que pase de afirmar meras discrepancias de forma y procedimiento? Pero todavía, cuando los católicos estén como tales católicos en condiciones de avenencia con el régimen, podrán rehusarla lícitamente por, otro título y otras consideraciones. E l acatamiento al Poder constituído es un deber católico y nosotros aun le añadimos otra categoría de moral y derecho natural, que lo exige también de los no católicos; pero la norma que permite l a indiferencia por l a forma de Gobierno no l a impone y nos deja libres en la opción planteada Hy a los españoles para que con Monarquía o c con República, con l a forma preferida o no preferida, prestemos concurso a la defensa í e la Religión y de la sociedad. Y esto- -recuerde bien El Debate l a primera pastoral LA Y S IT U A C I Ó N POLÍTICA PARLAMENTARIA Hoy, a las diez de ía mañana, irá el presidente del Consejo a Palacio, y empezará la tramitación d é l a crisis Una jornada de gran intensidad política Pocas veces se ha ofrecido a l a actividad periodística una jornada de tanta intensidad política como la de ayer. Se preveía el planteamiento de l a crisis total tan pronto como terminara l a sesión de Cortes y el presidente del Consejo conferenciara con el de la República. Y ante la inminencia de un íicontecimienío político que, no por previsto, deja de ser el más importante quizá desde hace mucho tiempo, los partidos políticos empezaron a tomar posiciones, lo mismo en la izquierda que en la derecha. L a primera noticia de interés político sé tuvo por l a mañana, cuando se supo que los Sres. M a r t í- e ha confirmado, pues, nuestra información de ayer. Anoche quedó planteada l a crisis es decir, ratificada, porque durante los pasados días han conferenciado a diario el presidente de la República y el del Consejo, sobre el previsto acontecimiento político y sus trámites. Y a apuntábamos ayer nuestra impresión de que la crisis no sería: declarada hasta l a m a ñ a n a de hoy, cosa, natural; si se tiene en cuenta que abrirla anoche sólo produciría inconveniente y ninguna ventaja. -Y- a p u n tábamos también en nuestra- información él temor de que se intentara- frustrar de cualquier modo v por cualquier medió la solución Lerroux. E l dia- de ayer fué en este extremo bastante aleccionador. Los elementos políticos que no se resignan al apartamiento decretado por la opinión pública, ayudados por el jefe conservador Sr. Maura, se movieron con gran actividad para impedir, si ello era posible, la formación de un Gobierno presidido por el jefe de los radicales. Hasta llegó a decirse que el partido socialista iría, a partir del próximo lunes, a un paro pacífico, si ese Gobierno se formaba. Desde luego, esos elementos, y probablemente el mismo Sr. Maura, habrán de aconsejar en las consultas un Gobierno de concentración republicana, orientado hacia la izquierda, porque entienden que ese Ministerio lograría más votos en. la Cámara que el G o bierno centro, orientado hacia la derecha. líof parece probable que este consejo se siga por el Poder moderador, ya que sería tanto co-
 // Cambio Nodo4-Sevilla