Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO 16 D E D I C I E M B R E D E 1933. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 19. CON MOTIVO D E L A DISCUSIÓN D E LAS ACTAS D E GRANADA SE PROMOVIERON AYER EN LA C Á M A R A A C A L O R A D O S INCIDENTES Otros cincuenta y cuatro diputados proclamados. Impugnación de Jos socialistas al dictamen sobre Jas actas de Granada. El incidente de los señores Prieto y Pérez Madrigal. E! ministro de la Gobernación declara reiteradamente que las elecciones han sido un ejemplo de imparcialidad. Se alude al túnel de los enlaces y el señor Prieto interviene con airadas palabras. E l dictamen, pendiente de votación. La sesión de ayer tarde Se abre la sesión a las cuatro y veinte, bajo la presidencia del Sr. Alba. E l ministro de la Gobernación torna asiento en el banco azul. Se da lectura de un dictamen de la comisión de Incompatibilidades, admitiendo el ejercicio de! cargo a 54 diputados. (Durante la lectura entran en el salón el jefe del Gobierno, los ministros de la Guerra, Agricultura e Industria y Comercio. Actas de Granada Se pone a discusión este dictamen, en el cual la Comisión propone la validez de la elección y la proclamación de los diputados propuestos por la Junta del Censo. Contra el dictamen, los socialistas presentaron voto particular, en el cual proponen se invaliden las actas de cuatro secciones. E l Sr. P R A T socialista, diputado de la Comisión, pide la nulidad de las elecciones y retira el voto particular. El Sr. LAMÓNEDA, socialista, consume un turno en contra del dictamen, para decir- que las elecciones de Granada se parecieron a las de otras capitales, esto es, levantando todas las pasiones contra los socialistas que fueron solos a la lucha. Es decir, solos, no- -dice- sino en compañía del proletariado. En las derechas: Y nosotros. E l Sr. J I M É N E Z A S U A grita: ¡A callarse! (Risas generales. El. Sr. L A M O N E D A habla de un elector que votó con candidatura abierta a Calvo Sotelo. E l Sr. ALBIÑANA: Demostrando su buen gusto. E l Sr. L A M O N E D A Su buen gusto monárquico. Voces en las derechas: ¡Claro! E l Sr. PÉREZ M A D R I G A L También entre vosotros hay monárquicos. E l Sr. L A M O N E D A En nuestra minoría, ninguno. E l Sr. P É R E Z M A D R I G A L Por lo menos uno. ¿Lo digo? E l Sr. L A M O N E D A Dígalo. E l Sr. PÉREZ M A D R I G A L L a señora doña Matilde de Torres, colaboradora de Delgado Barr eto. (Rumores y aplausos de los radicales. E l Sr. L A M O N E D A censura al. gobernador Sr. Asensi Maestre, que, según el orador, favoreció á la derecha y que fué cabo del Somatén. Se refiere a una carta del secretario del partido radical en Granada, en la que preguntaba a sus correligionarios si necesitaban delegados gubernativos y Guardia civil. (Rumórese Proclamación de diputados El MINISTRO DE L A GOBERNACIÓN No se ha nombrado un solo delegado gubernativo. E l- Sr. P R I E T O Su señoría no se ha enterado de nada. E l Sr. PÉREZ M A D R I G A L Pero, ¿quién firma esa carta? E l Sr. L A M O N E D A Y a lo dije. E l se cretario del Comité radical y fué dirigida al Comité del partido en Lujar. E l Sñ P É R E Z M A D R I G A L ¿Y quién era ese señor? ¿Era acaso funcionario público? E l S L A M O N E D A prosigue y es. requerido por la presidencia para terminar. Habla de que la eleqción se pareció a la toma de Granada) por la cantidad de fuerza pública que allí se reunió. Cita varios pueblos, en los cuales las derechas poseían armas. (Protestas de radicales y derechas. (El Sr. Cambó asiste a 1 a sesión) Habla del pistolerismo de las derechas y ftj abucheado. Protesta de la conducta de alcaldes y de la Guardia civil, que cogieron las actas y se las llevaron. (Nuevas protestas. Pide que se nombre juez especial para depurar los sucesos de Salobreña y Motril. Lee unos datos, en los cuales aparece qut fueron regaladas veinte pesetas a dos guardias civiles. Continúa su discurso entre protestas y h abla de unas elecciones conservadoras hechas por el Sr. Goicoechea en época de la Monarquía, que no fueron tan escandalosas como las de Granada y para ello cita el caso de Coria, cuya elección anuló la Cámara. E l Sr. S A N Z B L A N C O radical, dice que el Sr. Lamoneda sólo ha reflejado lamentaciones de los que en Granada fueron justamente vencidos. L a elección por Granada fué un modelo. (Protestas de los socialistas. f Después dice que va a usar un término del propio D. Fernando de los Ríos, quien afirmó ante el gobernador que la elección había sido un modelo de sinceridad. E l Sr. D E L O S RÍOS interrumpe, diciendo que a las cinco y media de la tarde acudió al despacho el gobernador para quejarse de lo que ocurría en Motril y se refirió a la sinceridad de las elecciones, pero refiriéndose solamente a las de la capital. E l Sr. B L A N C O Pues no puede admitirse que se reconozca la sinceridad cuando se gana y se abomine de lo que ocurre cuando se pierde. (Muy bien. Respecto de la carta del secretario del partido radical, dice que se trata de un no ble y querido correligionario, que escribió una carta en uso de su perfecto derecho, pero como no se designó ni un solo delegado gubernativo no hay para qué hablar del caso. La señora L E J A R R A C A ¿Y la Guardia civil? E l Sr. S A N Z B L A N C O Ha sido un modelo de imparcialidad y de sacrificio. E l Sr. A L V A R E Z ÁNGULO interrum pe, atacando a la Guardia civil, provocan do las protestas de la Cámara. E l P R E S I D E N T E No nos favorezca tan pronto su señoría con las galas de su ingenio. E l Sr. S A N Z B L A N C O Fueron enviados 98 guardias civiles, que tuvieron qua atender a multitud de desórdenes y así ocurrió en varios pueblos que cita y aprueba de que eran necesarios para proteger la vida é intereses de los ciudadanos. Es que don Fernando de los Ríos llamó angustiosamente al Gobierno civil para que le fuera enviada fuerza pública. (Grandes aplausos. E l Sr. D E L O S RÍOS protesta, diciendo que eso es una falsedad. E l Sr. S A N Z B L A N C O Y o respeto mucho al Sr. De los Ríos, pero aquí es solo un diputado cómo yo. (Nuevos rumores y escándalo. Responde a la imputación hecha por el señor Lamoneda de que votó en candidatura abierta a D. José Calvo Sotelo, diciendo que oportunamente explicó en la Prensa esta apreciación, aparte de que puede haceijuso de su derecho. E l P R E S I D E N T E L a señora de la Torre, aludida en el debate, tiene la palabra. L a señora D E L A T O R R E dice que el señor Pérez Madrigal la ha aludido. E l Sr. PÉREZ M A D R I G A L ¡Gran admirador de su señoría! (Risas. E l Sr. P R I E T O ¡Mamarracho! E l Sr. PÉREZ M A D R I G A L replica durante un buen rato. Un gran escándalo impide que prosiga la discusión. E l Sr. PÉREZ M A D R I G A L grita, dirigiéndose al Sr. Prieto: ¡Ingeniero, ingeniero, a Hollywood! E l Sr. P R I E T O contesta: ¡Qué le echen, un mendrugo, a ver si se calla! E l P R E S I D E N T E reclama orden. E l Sr. PÉREZ M A D R I G A L Es que me ha llamado mamarracho y he querido llamarle ingeniero. No hay más. Es un héroe de la ingeniería y de la revolución. (Nuevas protestas de los socialistas y escándalo. E l Sr. P R I E T O vuelve a llamar mamarracho al Sr. Pérez Madrigal, apoyado pon el Sr. Menéndez, que grita desaforadamente. E l Sr. PÉREZ M A D R I G A L jalea al señor Menéndez, gritándole: ¡O l e ole! E l Sr. R O Y O V I L L A N O V A ¿Pero no se habían disuelto las Cortes Constituyentes? (Risas. L a señora M A T I L D E D E L A T O R R E justifica sus colaboraciones en La Nación, diciendo que lo hizo en tiempos anteriores a la República para ganarse el sustento. Gran escándalo Fajas cauchodama ¡Sin costuras! Casa Barea. Francos, 46. Para facilitar la adquisición de localidades, con motivo de las exhibiciones de É recomendamos a nuestros favorecedores se provean de los billetes con la mayor antelación. Hasta el domingo inclusive, funciones numeradas, celebrándose en continua a partir del lunes. olise España
 // Cambio Nodo4-Sevilla