Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS Q U E HICIERON GRANDE A ESPAÑA Un frailecito genial. Era un fraile franciscano cincuentón, enjuto, austero, muy procer en la estatura, de rostro muy aguileno, de frente muy despejada y de carácter muy recio. Era un alma de humildades en la flacura de un cuerpo que én sayal de paño burdo tiene a dicha verse envuelto; y era como gerifalte que remonta el pensamiento de la alcántara del claustro a la excelsitud del cielo. Cuéntase que en la Salceda hubo de decir un lego: -Su Reverencia es un santo, ¡pero tiene mucho genio t a gran ¡Reina de Castilla- -bendigamos su recuerdo- -en el fraile franciscano halla, confesor tan recto, de tan estrecha conciencia y de tan noble consejo que sabe alzar al humilde y hacer humilde al soberbio. Por petición de la Reina, a Prelado de Toledo ha promovido el Pontífice al frailecito discreto. ESTOS SON MIS TOOERES CUADRO DE MANZANO Rechaza el fraile las bulas y, al partirse a su convento, muestra voluntad tan firme y rubores tan sinceros que, entre gozo y pesadumbre, dice Isabel sonriendo; -M i buen padre franciscano tiene genio, ¡mucho genio! Descalzo y a pie camina para visitar conventos, para corregir abusos y derogar privilegios. Descalzo y a pie camina el Prelado de Toledo. Se quejan los reformados y claman tascando el freno: -En verdad que Su Itustrísima tiene genio, ¡muy mal genio! E 1 Cardenal- Arzobispo, que es acero y blande acero, conquista de Oran la plaza, tras combate muy sangriento. Y luego, cuando los nobles van a pedirle, soberbios, los poderes que le asisten para gobernar el Reino, el frailecito, que guarda cédula de nombramiento, abre un balcón y les dice: -Si la razón y el derecho no valen como poderes... ved mis poderes i son éstos! Y muestra un tercio formado junto a unas bocas de fuego: lombardas y culebrinas con robustos bombarderos. Y refunfuñan los nobles retirándose coléricos: ¡Un genio de mil demonios tiene este fraile en su cuerpo! Era un genio el frailecito con los poderes genio; y era prudencia y justicia, y socorredor del pueblo, y ensanchador de la Patria, y fundador del Colegio que en Alcalá del Henares para la Ciencia fué templo. Corazón de amor a España y alma con luces de cielo era el sabio frailecito: el gran Cardenal Cisneros. L Í. R B L A N C O- B E L M O N T E
 // Cambio Nodo4-Sevilla