Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. D O M I N G O 17 D E D I C I E M B R E D E 1933. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 39. INFORMACIONES Y NOTICIAS DEL EXTRANJERO Boletín del día. A B C en París. L o s japoneses en el N o r o e s t e de China. E l señor V e l a s c o presidente de Ja República del E c u a d o r Extensas conversaciones del ministro de N e g o c i o s Extranjeros checoeslovaco. N o t i c i a s breves. ARGENTINA L o s envíos de dinero al extranjero Buenos Aires 16, 9 noche. E l Gobierna ha firmado un decreto por el que queda abo- lida la ley que imponía una contribución a las remesas de dinero argentino al extranjero, puesta en vigor el mes de septiembre pasado. -Associated Press. 1 CUBA U n a bomba produce daños en ía capital L a Habana 16, 12, noche. L a Policía ha llevado a cabo un registro en una fábrica en la que se construían clandestinamente bombas. H a sido deteñido un ingeniero de nacionalidad austríaca. E n l a avenida de la Industria ha estallado una bomba, que ha producido grandes daños. Ante el Palacio Presidencial han desfilado 60.000 personas, aclamando al Presidente, Sr. Grau San Martín, por el decreto en que se dispone que trabajen en las Empresas un cincuenta por ciento, como mínimun, de obreros indígenas. P a r a protestar contra este decreto, qué debe entrar en vigor, e l próximo lunes, los Sindicatos obreros organizan la huelga general. 7 BOLETÍN Las D E L DÍA conversaciones diplomáticas y la revisión Tiene razón Bainvüle desde el punto de vista de los partidarios del slatu quo al decir que las conversaciones pueden dar el menor resultado favorable, puesto que Ale nuuiia pide la revisión de los tratados y los vencedores 110 pueden consentirla. Ciertamente puede haber conversaciones con los eneniigos de ayer, pero siempre, a base de los tratados. El descontento de los vencedores es natural y Bainvüle admite que quince años después de la firma del Tratado de Viena (después de las guerras napoleónicas) o. del Tratado de Francfort (después de la guerra jranco prusiana) todos los franceses hubieran dicho que la abolición de dichos tratados, era necesaria para que Francia se sintiera satisfecha. Lo que reclama Alemania no es, pues, nada escandaloso. Se trata Simplemente de la imposibilidad de contentar; a la ves a los vencedores y los vencidos. Alguien tiene que pagar los vidrios rotos. Ahora bien, la historia ha demostrado que existían tratados cuyo mantenimiento, a pesar de las circunstancias cambiadas ponían, en peligro la tranquilidad del Contra esta morosidad del Parlamento ha mundo. Para evitar que los tratados virsonado y cundido una nueva voz de alarma, tualmente caducados sólo puedan ser moditanto, más autorizado, cuanto que quién la ficados por un- nuevo conflicto armado el Estatuto de lá Sociedad de Naciones (ar- profiere- -el ex ministro Flandin- -ha apoyado al Gabinete Chautemps y a sus antecesotículo 19) prevé la revisión por medios pares, aportándoles los votos de los diputados cíficos, pero prescribiendo la unanimidad lo del centro. Pero Flandin no sé hace ilusioque es imposible, puesto que siempre habrá nes. S i n lo teórico discrepa de Tardieu, un voto en contra de la revisión, cuando mesu antiguo presidente, en lo ideológico y carnos un voto: el del país, a cuya costa se dinal se solidariza con él. Bien que Tardieu realizará leí modificación. Siendo así es practique l a política de lo peor y Flandin como si el artículo 19 no existiera y por prefiera el mal menor Ambos trasueñan esta rosón quiere Mussolini reformar la constitución de la Liga de Naciones. Mus- 1 un: mismo horizonte. E n nombre de la democracia parlamentaria, piden la reforma del solini está convencido de que la paz úniParlamento; en nombre de la libertad, el camente puede, ser asegurada mediante la robustecimiento del Poder ejecutivo; en revisión de ciertas disposiciones de los tranombre de la República, el vefo a la dictatados. La opinión de Francia y de sus ami- -dura de los Sindicatos. Sólo mediante la gos es precisamente la contraria. Hace dos olías cifamos Ü; declaración de. Titulésco: reforma del Estado- -ha discurrido esta tarde en una sala de conferencias el ex minis La revisión significa una nueva guerra y tro de Hacienda- -pueden asegurarse las eco si se quiere evitada es menester oponerse nomías indispensables. Pero un francés diga la revisión En contra de los revisionistas, no de serlo convendrá en que sólo ello aboFrancia está organizando el bloque de los lirá- los odiosos excesos del Estado, cuyos partidarios del statu quo Más abajo puintervencionismos son, a la vez, injustos, i n blicamos las declaraciones hechas por Paul útiles y ruinosos. Tanto más cuanto que el Boncour en presencia de Benes después de Estado necesita controlarse a sí mismo, puesla amplia conversación que han sostenido to que si por un lado reviste apariencias los dos ministros de Negocios Extranjeros. tiránicas, por otro, en virtud del régimen Dentro de poco Boncour emprenderá un parlamentario, demasiado confinado en la viaje a Varsovia, cuya importancia en estos forja de las mayorías electorales, abdica momentos salta la vista. Pafece que Alecontinuamente su Poder ejecutivo. D e ahí, mania se inquieta ante la perspectiva de. un esas figuras de tiranía impuestas al ciudanuevo cerco que se intenta formar alrededano: Sindicatos, funcionarios, intermediador de, ella y va a revivir: la política de rios y espe orladores. -D A R A N A S Eduardo VIL 1! como Sarraut a una de las familias patricias de la tercera República, Camilo Chautemps recuerda, por su sangre fría inalterable, por su corrección pródiga, por su cortesía mundana, y en fin y sobre todo, por su energía, vigilante y profunda, a D. Eduardo Dato. Posee, sin embargo, una cualidad política que en el prohombre español no alumbró nunca Í E l arte de l a palabra. Dato persuadía en la intriga y en la intimidad; pero se empequeñecía y desdibujaba en el hemiciclo parlamentario. Chautemps no sólo convenció a los diputados en un excelente discurso que votaran ios proyectos financieros, sino que acaba de inducir al Senado, en diálogos p r i vados, en conversaciones de gabinete y de pasillos, para que mañana lunes secunden Ta iniciativa de la Cámara. Chautemps podía repetir aquella célebre frase idónea, síntesis de una lejana legislatura madrileña: Gobernamos en paz. Vísperas de la guerra de. hoy, fué aquélla paz. E l pan que ahora amase o requise Chautemps será hambre de mañana. Pues n i las economías, por, el mismo Gobierno cifradas, cubrirán más de la mitad del déficit, que asciende a unos siete m i l m i llones, n i los proyectos para el año 1934 serán examinados y promulgados a su hora, ni a la Tesorería le queda otra solución que la de convocar un vasto empréstito; CHINA L o s japoneses en el N o r o e s t e del país Peiping 16. U n a columna de tropas dé Manchukuo y Japón, principalmente de Caballería, salió de Delonor, traspasó la Gran Muralla por las proximidades de Tussinkon y continuó hacia Iung er. E l propósi: as esta marcha no es conocido. E l go a m a d o r de Chahar, S r Chenghíen, ha enviado uní telegrama urgente ai- ministro de la Guerra, pidiéndole instrucciones e informándole que las tropas chinas se han retirado para evitar un choque con las japonesas. -United Press. D e r r o t a de Jas tropas comunistas Shanghai 16, 5 tarde. El general Luí Pino W o u uno de los jefes más conocidos del movimiento, ha sido muerto durante un combate habido entre las, tropas comunistas y las tropas gubernamentales, combate que ha durado más de tres días. Este combate ha tenido lugar en la proyinciá de Kiáng- Si y en el combate las fuer- zas gubernamentales estaban mandadas por el general Ch iang K a i Chek. Además del general L u Pino W o u han perecido más de cinco mil soldados del Ejército rojo y han sido hechos prisioneros dentro del cuartel general diez, miembros del Consejo comunista, entre los cuales figura el presidente del partk o. Las tropas gubernamentales se han apoderado también de uña enorme cantidad dé, municiones. 1 ECUADOR E l señor V e l a s c o presidente de Ja República Guayaquil 16, ó tarde. E l candidato de lá Coalición señor José María Velasco Ibarra ha sido elegido presidente de la República del Ecuador en las elecciones celebradas ayer. Obtuvo 42.291 votos. E l candidato socialista Carlos Zambrano logró 9.730 y el comunista Ricardo Paredes, 4.72. -Uúiicd Prcs, A. B C E N PARÍS Personalidad de Chautemps. E l crecido déficit. L a reforma del Estado París 17, 2 madrugada. (Crónica teleiónica de nuestro redactor. Perteneciente c a n s e a i Jiña! mere, en anunceos