Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
v. ü u m i w u ü 17 un JJlCiifiMBRE D E 1933. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 40. FRANCIA Acuerdos del Oficio del V i n o hibición París 16, 10 noche. (De nuestro redactor corresponsal. Simultanea al levantamiento de l a prohibición en Norteamérica, se ha celebrado en el ministerio de Negocios Extranjeros, bajo la presidencia del diputado M r Barthe, una reunión del Comité Director del Office Internacional del V i n o N o fueron ajenos a l a promulgación de aquella medida los esfuerzos realizados por el Office, donde figuran tantos y tan calificados países vitícolas, que ellos por sí sólo representan el 95- por 100 de l a producción mundial. Representa a España el ingeniero director de los Servicios Agronómicos de la Diputación de Madrid, D L u i s García de los Salmones, conde de Sierragorda, y por el Instituto Nacional del V i n o su secretario general, D L u i s Ciro, que es también jefe de sección en el ministerio de Agricultura. Leyó el director del Office, monsieur Donarche, l a adhesión definitiva a l mencionado organismo de Italia y Bulgaria. Tratáronse, entre otros temas, de los resultados de a Conferencia de Londres, en Ip que a la gestión del vino se refiere y de l a celebración de una Fiesta del Racimo anual (que en Italia ha hecho triplicar el consumo) y de la reunión en el otoño próximo de un Congreso del Racimo, que se celebrará en Rabat. Trátase así de abrir un mercado en Marruecos, tradicionalmente cerrado al consumo del vino, en virtud de la ley coránica. L o s íelegados- españoles tienen excelentes i m presiones en lo que concierne a la acogida gue el nuevo régimen norteamericano dispensará a los vinos españoles (Montüla, Rioja, Jerez, Prioratos, Mancha, etc. -D ARANAS. cias actuales de las relaciones diplomáticas Esta visita ha facilitado l a realización de una labor útil y no dirigida contra nadie; el Sr. Benes dedica toda su atención, así como el Gobierno francés, a la política dé colaboración internacional, y no hay, por tanto, motivo para pensar que su visita tenga otro sentido que esa. colaboración ínter nacional. A l llegar a este punto el señor Boncour, en su declaración, el señor Benes asintió, diciendo: Estoy de acuerdó E l señor B o n cour continuó insistiendo en que la visita del señor Benes ha sido una visita oficial, como la que él hará pronto a Praga. E n efecto, asintió nuevamente el señor Benes. 1 ante el levantamiento de la p r o- Extensas conversaciones del m i nistro de N e g o c i o s Extranjeros checoeslovaco París 16, 10 noche. A l terminar el a l muerzo ofrecido por el presidente de l a R e pública, señor Lebrum, estuvieron conversando en el Elíseo los Sres. Benes y Chautemps. Luego el Sr. Benes estuvo en el Instituto de Francia con objeto de asistir a una sesión celebrada en su honor. E l S r Ber. es volvió al ministerio de Negocios Extranjeros, y entonces el Sr. Boncour recibió a ios representantes de l a Prensa, a quienes hizo en presencia del ministro de Negocios E x tranjeros checoeslovaco unas declaraciones. E l S r Boncour dijo, entre otras cosas, a los representantes de la Prensa y ante el señor Benes lo siguiente: Acuerdo completo con Francia Nuestras ideas se encuentran de perfecto acuerdo, puesto que, juntos ambos, vamos a exponerla el conjunto de nuestras conversaciones, que han sido extensas y profundas. E l Sr. Boncour recordó que el S r Benes sostuvo dos entrevistas con el Sr. Chautemps y que él mismo tuvo minuciosamente al señor Chautemps al corriente de sus conversaciones con el S r Benes. A l hablar con m i gran amigo el señor Benes, era el pensamiento del presidente del Consejo el que le exponía, como si fuera el mío propio. L a visita del Sr. Benes es una visita amistosa y está justificada por las relaciones afectuosas que existen entre F r a n cia y Checoeslovaquia, dadas las circunstanx E l señor Boncour añadió que han estudiado a fondo los distintos problemas actuales. Recordó que el señor Benes estuvo presente en l a fundación de la Sociedad de Naciones, y que él mismo había trabajado largos años en la Sociedad de Naciones al lado del señor Benes. E l ministro de Negocios Extranjeros francés añadió: E s natural, pues, que l a primera cuestión que hayamos examinado haya sido la de l a Sociedad de Naciones lo que determinadas personas llaman crisis actual de l a Sociedad de Naciones, y las reformas que eventualmente podrían sernos propuestas Estamos de acuerdo- -añadió el señor B o n cour- -en pensar que el mejor servicio que puede prestarse a l a Sociedad de Naciones ante todo es afirmar nuestra adhesión i n quebrantable a dicha Institución. Tenemos el hondo convencimiento de que si l a dejáramos desaparecer o debilitar, se derrumbaría todo el edificio de la paz, todavía frágil, pero que es el único que existe, y al que desde hace años nos hemos esforzado en cons- Adhesión a lá Sociedad de Naciones OJA D E AFEITAR PAQtfEFE DE 1 HOJAS, PTAS. 4 íLOJft SUELTA, 0.40 EL ÉXITO DEFINITIVO DE LOS ACEROS TOLEDANOS LA H O J A M A S fINA os; MUNDO i R 0. P. Ü. Í LO 5 J A C LO NA l E a Ai. M 3 D RI B B A R TL O NA
 // Cambio Nodo4-Sevilla