Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES ig D E DICIEMBRE D K 19 ¿3. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. PAG. 3. DEL PASADO M O V I M I E N T O Actuación de Jos T r i b u n a Jes de U r g e n c i a E l d o m i n g o se celebraron las v i s tas de varias causas Madrid 18, 10 noche. E n l a mañana del domingo se reunió en la Audiencia el Tribunal, que- preside D Francisco Fabié, para juzgar a Juan Manuel Muñoz, Bonifacio Ruiz y Tomás Alonso G i l a quienes el fiscal acusó del reparto de hojas atentatorias a l régimen republicano. L a Sala, de acuerdo con l a solicitud del abogado defensor, Sr. Servet (D Carlos) impuso a los procesados un año de destierro. L a misma pena se impuso a Pablo García Barroso y Jesús Sánchez Hernández, a quienes en el juicio que se celebró a continuación se acusaba también del delito, de reparto de hojas revolucionarias. Después compareció Jesús Sánchez Muñoz, acusado de l a rotura de un escaparate: y L e mes Martín San Juan, director de Mundo Obrero, a, quien. se atribuía un artículo, p u blicado en dicho diario. Sánchez Muñoz fué condenado a una. multa, que, por insolvencia; del acusado, se traducirá a cincuenta días de prisión. E l director. de Mundo. Obrero fué absuelto por el Tribunal. P o r último fueron, juzgados, por telenda de explosivos, un muchacho: de dieciocho años, llamado Federico Bayo Iragorri, y su madre, Carmen Iragorri, detenidos en l a casa número 9 de l a cafle de Antonio López, donde, según pudo comprobar l a Policía en el correspondiente registro, guardaban en u n saco dieciocho bombas, una caja de fulminantes y tres: paquetes para confeccionar líquidos inflamables. E l fiscal solicitó para Federico seis años de prisión menor, y cinco años de prisión para Carmen Iragorri. L a sentencia fué de acuerdo con esta petición. A N A R C O S I N DI C A L J S T A informes oficíales. Actuación de los T r i b u n a l e s de U r g e n c i a E l d o mingo se celebraron las vistas de varias causas en M a d r i d E J gobernador de C ó r d o b a los presidentes de la A u d i e n c i a y de la D i p u t a ción y algunos diputados visitan Bujalance para hacer una c o m p r o bación de los pasados hechos. E n otras p r o v i n c i a s Informes oficiales E l ministro de la G o b e r n a c i ó n hace un relato de l o o c u r r i d o en Bujalance M a d r i d 18, 6 tarde. A l recibir en l a madrugada del lunes a los periodistas el ministro de la Gobernación, les hizo las siguientes manifestaciones: -E n t r e los resúmenes facilitados por los gobernadores civiles y de los cuales les doy cúeuís, he de exponer a ustedes nuevos hallazgos realizados, merced a las investigaciones de l a fuerza pública. E n San Sebastián- -agregó- -se han encontrado varias pistolas, diez bombas de forma cilindrica; siete petardos y. dos medios cartuchos de dinamita. E n Pasajes se cogieron 76 paquetes de dinamita y 14 rollos de ronel de la Guardia civil desde Bujalance que ya ha publicado la Prensa con cierta nebulosidad, expuesta, como es natural, a confusiones, voy a relatarles, añadió el ministro, l a referencia oficial, que es la siguiente: E l día 14, por la noche, el teniente coronel de l a Guardia civil desde Bujalance, recibió un aviso del comandante de dicho instituto, destacado en Porcuna, participando la detención de dos sujetos sospechosos que procedían del primero de dichos puntos. Inmediatamente ordenó el comandante que el teniente de l a Guardia c i v i l Sr. Pérez L e a l se encargase de la conducción de los detenidos, saliendo, éste a cumplimentar las órdenes, a las dos y cuarenta y cinco, acompañado de cuatro números. Convinieron el teniente y el capitán Rodríguez A u s t r i a que se encontrarían en el cruce de ias carretearas de Porcuna a Bujalance, para evitar que en l a noche, al regresar los grupos, continuara el tiroteo a las fuerzas. Estas se encontraron sobre las cinco y treinta de la tarde, con el secretario de la C. N T. detenido, en unión de otros, y cuatro números d ela Benemérita que los custodiaban. A l llegar los detenidos al kilómetro 64, fueron súbitamente sorprendidos por varios disparos de pistola, hechos por individuos parapetados en unas trincheras del camino. E l conductor del camión en que iban los aprehendidos hizo un viraje rápido hacia l a izquierda, y en aquel momento uno de aquéllos, según manifiesta el capitán, debió de hacer saltar durante el camino las esposas, 11 a ¡madas lazo de latón y aprovechó l a confusión al sonar los disparos, adelantándose y dando un golpe al conductor. U n o de los guardias que iba en lo alto de la camioneta quiso cogerle, apoyando su hombro derecho en el testero del vehículo. Los otros que iban en la camioneta saltaron de ésta y aprovechando la obscuridad se fugaron. Dióse l a orden de fuego, pero el capitán proKÍDÍÓ que se dieran batidas, para evitar que hubiera bajas, dada la obscuridad reinante. A diez metros del camión se hizo fuego contra la Benemérita, no pudiendo capturar a los tres fugitivos. E l citado capitán, con el resto de la fuerza, regresó al cuartel de B u jalance, dando cuenta del suceso al coronel, quien 91- denó que se establecieran puestos como escuchas en un terreno que, por cierto, es muy abrupto. E n l a madrugada del día 16 fuerzas de caballería y guardias en camión salieron a reconocer el terreno. A las ocho y media el teniente coronel encontró muertos a dos de los fugitivos, faltando ej tercero. Conocido el suceso, salieron, el, fiscal civil y el juez militar, los cuales ordenaron que nadie. se acercara a los cadáveres. También acudieron el juez de Instrucción, el, fiscal de- la- A u diencia, el médico de l a Cuenca Hidrográfica correspondiente a l a zona, varios. señores, el médico forense y el fotógrafo de B u jalance. Se vio que uno de los cadáveres se hallaba en posición paralela a l a Carretera, en decúbito supino, esposado y con heridas en el pecho. A ocho metros aproximadamente, se encontraba el otro cadáver, en decúbito promo, sin esposa, presentando una herida con orificio de entrada por el occipital, el brazo izquierdo descubierto y el derecho apretado hacia el cuerpo, como en un supremo esfuerzo para quitarse las esposas. Tanto el forense, como los demás que se hallaban presentes pudieron ver que una manga de l a chaqueta aparecía rota. Practicado un reconocimiento, hacia el Sur, fueron hallados una pistola L a Roucher de dos cañones, con señales de haberse disparado con ella cargándola nuevamente, y en el cargador derecho un proyectil machacado, sin explotar un revglver Smith y tres cartuchos y otro también sin disparar. E n t r e ambos cadáveres fué encontrado un candado intacto. E l juez instructor y los asistentes comprobaron que no había habido extralimitaciones por parte de la fuerza, a la que no se había permitido disparar, n i dar órdenes en ese sentido para evitar falsas interpretaciones. Los diputados por l a provincia acompañaron a las autoridades las diligencias de reconocimiento, y se tiene por tanto l a absoluta seguridad de que el suceso se ha desarrollado en la forma expuesta. E n el lugar del suceso estuvieron también el fiscal de l a República y un coronel de l a Benemérita, acompañados del diputado don Hermenegildo Casas, presidente de l a Diputación provincial de Sevilla, y D. Adolfo M o reno Quesada. H e de añadir- -prosiguió d i ciendo el ministro- que dada l a extensión del movimiento, los fugitivos tirotearon aisladamente, y para evitar bajas a partir de fes seis de la tarde quedaron suspendidas las d i ligencias, y nada más, señores. Creo que con no narrado no caben leyendas. Las vistas de ayer P o r insultos a unos oficiales de l a Cárcel Modelo, fueron juzgados esta mañana tres individuos, a quienes defendió el letrado señor Castillo. E l Tribunal absolvió a uno de ellos, cuya culpabilidad no se demostró, e impuso a los otros dos procesados l a pena de dos meses y un día de arresto. P o r ejercer coacción durante los días del movimiento anarcosindicalista fueron juzgados dos muchachos, a quienes se impuso por el Tribunal una pena de multa, y también se juzgó a una mujer llamada Áurea D o mínguez, en cuyo domicilio se halló un revólver que, según manifestó l a procesada, había pertenecido a un familiar suyo, fallecido hace muchos años. E l Sr. Zubillaga, a quien correspondió en turno de oficio la. defensa de esta. causa, logró que su patrocinada fuese absuelta. E n las vistas que se celebraron por la tarde fueron absueltos por el Tribunal de U r gencia Antonio Riojano y otro, a quienes se imputaron el delito de desorden público. E n este juicio informó el letrado Sr. Junquera. A Ángel Bacalandres, a quien defendía el Sr. Magro- se le redujo por l a Sala la pena que el fiscal solicitaba a dos meses de arresto. Se le acusó del delito detenencia ilícita de armas. L a información gráfica leí presente número continúa U n a condena del T r i b u n a l de U r gencia de S e v i l l a p o r tenencia de armas Hallándose Sevilla en estado de prevención durante los pasados sucesos revolucionarics fué detenido Antonio Bosch. a auien en la penúltima página.
 // Cambio Nodo4-Sevilla