Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 19 D E D I C I E M B R E D E 1933. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G se le intervino una pistola, sin que el U ¿Tíecio tuviese licencia para su uso. Ante el Tribunal de Urgencia compareció ayer Antonio, acusado por el fiscal de ilícita tenencia de armas, por lo que solicitaba pena de cuatro meses y un d í a de prisión con las accesorias correspondientes. E l letrado Sr. Damenéch pedía en sus conclusiones provisionales l a absolución; pero como el procesado declaró en el acto de l a vista que efectivamente poseía el arma s i n autorización alguna, hubo de conformarse, con las conclusiones del fiscal, elevadas a definitivas. L a Sala falló de acuerdo. Condenados por tenencia de armas Valencia 18, 4 tarde. Esta m a ñ a n a se constituyó de nuevo el Tribunal de Urgencia. V i o en primer término un juicio contra Manuel P l á que el d í a 10 del actual, en las inmediaciones del Molino de Noumoles, iba con u n grupo, a l que l a Guardia civil dio el. alto. L o s individuos que integraban dicho grupo se dieron a l a fuga, y fué detenido el encartado, a quien se le ocupó una pistola. Después se vio otro juicio contra Antonio Gómez, que el mismo día, en u n cacheo, se le encontró una pistola, y en último t é r m i no se vio otro juicio contra Manuel V á r e l a y Cleto Conde, que en los cacheos verificados en Grao se les ocupó un arma de fuego a cada uno. E l fiscal solicitó para todos ellos lia pena de dos años de prisión, y l a Sala dictó sentencia en l a forma siguiente: A l Antonio Gómez, un a ñ o a J o s é Várela, seis meses de prisión menor, y u n a ñ o a Cleto Conde, En Córdoba El gooernador de Córdoba, Jos presidentes de la Audiencia y de Ja Diputación y algunos diputados visitan Bujalance para hacer una comprobación de los pasados hechos S e r e c o n s t i t u y e el suceso e n ei lugar d o n d e se e v a d i e r o n dos i n d i v i d u o s q u e más taTde a p a r e c i e r o n muertos Córdoba 18, 5 tarde. E l gobernador de Córdoba, D Mariana Jiménez Díaz, acompañado del presidente de l a Diputación, señor Troyano; presidente de l a Audiencia, Sr. M i h u r a diputados a Cortes Sres. Fernández Marcos, Montero Tirado, Navajas, Moreno y Casas; coronel inspector de l a Guardia civil, D Evaristo P e ñ a l v e r comandante de l a Benemérita S r Baraiba y capit á n S r Ponce de León, estuvieron en B u jalance para hacer una comprobación de los sucesos pasados en l a semana anterior. E l alcalde de dicho pueblo, D Cristóbal Girón, dio cuenta al gobernador de l a tranquilidad que existía en el mismo, de que todos los obreros y obreras habían salido al campo para emplearse en las faenas de recolección de aceituna. Manifestaciones del gobernador. H a y que salir a! paso d e r u m o r e s i n f u n d a d o s E l gobernador, ante las demás autoridades v diputados y juez militar, D Manuel Sagrado, reunidos en el despacho de! a A l caldía, dijo que el objeto de la visita a B u jalance obedecía a salir a l paso de los r u mores infundados relacionados con los sucesos. Debe resplandecer la verdad en sus menores detalles, y para realizar esta visita de inspección o comprobación he citado a. los señores diputados, representantes de Córdo- ba en el Parlamento, y a las autoridades. tante estuvo comunicando con las autoridaNadie m á s que yo ha de estar interesado en des gubernativas sin abandonar su puesto e que los señores que me acompañan examiinformándolas de cuanto ocurría. nen sobre el propio terreno cuanto ha ocurrido en Bujalance, tanto por los informes L o que dice e l alcalde de Bujalance de l a autoridad local como por los testigos A requerimiento del gobernador el alcalde; que, sin duda, han de confirmar l a veracide Bujalance hizo ante todos una relación dad de los hechos. detallada de los sucesos, desde su comienzo. L a Guardia civil procedió en forma tal, D i j o que se dio cuenta al recorrer las calles que elogios sólo merece una actuación tan abnegada y tan llena de cumplimiento del la noche del día n de l a importancia del movimiento y de su carácter revolucionario, deber como l a suya. L a tragedia desarrollada comunicándolo al gobernador. L a lluvia to en Bujalance es una página m á s de sacrifirrencial dificultaba todo auxilio posible. L o s cio para el benemérito Instituto. elementos revolucionarios entraban en las H i z o el gobernador un elogio meritísimo casas de los que no tenían nada que ver con del jefe de Telégrafos, D Juan Begue Caslos sucesos por los corrales, y desde los baltro, que en l a noche del día 11, cuando los sucesos graves vio rodeada l a casa por los cones y tejados hacían fuego sobre l a Guarrevoltosos con ánimo de asaltarla, y no obs- dia civil, aprovechando l a obscuridad de la noche. E n una de las casas de familia pudiente entraron los revoltosos por el corral y se apoderaron de todo el edificio, para hacer frente a l a Benemérita, teniendo los dueños que refugiarse en un sótano, aterrados por el ruido de los disparos, y los lamentos de loa heridos. Elogió a los tenientes de la B e nemérita señores Gómez Corta y Rubia, por la serenidad con que procedieron en los moLa Gaceta de! día 16 de este mes, en la mentos m á s difíciles. D i j o que en vista de Iá gravedad, ordenó que los guardias municipágina 1879, publica una orden del ministerio de Trabajo y Previsión, en cuyo aparpales se hicieran fuerte en el Ayuntamientado 3. se obliga a las entidades asegurato, y allí se quedó con ellos, observando doras de accidentes del trabajo al cumplique los guardias rurales no habían aparemiento de lo dispuesto en la orden ministerial do 11 de marzo de este mismo año cido en l a Alcaldía, ordenando l a suspensión sobre tiempo de validez de los suplementos en sus cargos. Pudo observarse que al frenexpedidos a las pólizas que ya estaban conte del primer grupo que apareció para asalcertadas en 1. de abril último, o sea cuando tar el Ayuntamiento iba Antonio M i l l a muy entró en vigor la nueva ley, disponiéndose conocido por sus ideas revolucionarias, y, que en consecuencia se den por terminadas e: i 31 de diciembre actual las obligacionas que llevaba en l a mano una pistola ametrallanucidas de dichos suplementos. dora los guardias municipales repelieron la Además, en el apartado 4. de la misma agresión, disparando sus pistolas. E l alcalde disposición se obliga a las sociedades aseelogió a los guardias que también se dedicaguradoras a que pregunten por escrito a ron a recoger a los heridos, dándose el caso todos sus asegurados actuales (sin hacer de que los revoltosos tirotearan a un autodistinción de fecha, ni vencimiento que tengan convenido) si aceptan la continuación móvil que iba con una cruz roja. de su póliza para el próximo año, o si, por Se ha confirmado, añadió el alcalde, que! el contrario, recaban su derecho para conel cadáver de Damiana Navarro fué levancertar el seguro con otra entidad autorizada tado 24 horas después, porque en l a calle Por consiguiente, esta disposición deja a donde estaba no cesó el tiroteo, siendo i m los patronos actualmente asegurados, tanposible hacer diligencias judiciales. E s t á to si venían ya estándolo antes de abril pa- mujer no fué muerta por l a fuerza públisado y le arreglaron su póliza mediante un ca, pues el cadáver presentaba heridas de suplemento, como si no habían estado nunbala de escopeta. Y s e g ú n s e afirma los reca asegurados y concertaron una póliza después de la nueva ley, en plena libertad para volucionarios fueron a buscar a un sobrino que puedan dar por terminadas sus pólide ella para que se incorporara al movimienzas en 31 de diciembre actual. to, y como l a mujer se opusiera, dispararon La C T A. MUTUALIDAD SEVILLANA D E ACCIDENTES D E L TRABAJO, al dar sobre ella. E l sobrino quiso proteger el cuerpo de su t í a y recibió un tiro de perdigocuenta a los comerciantes, industriales y agricultores de Sevilla de tan justa disponada. Se llama Antonio Olalla Navarro. sición, advierte a todos la conveniencia do Elogió el alcalde l a actuación del juez m i que aprovechen esta oportunidad que la ley litar, S r Sagrado, y terminó diciendo que l a les brinda para quedar libres de sus comGuardia civil había cumplido con su deber, promisos actuales e ingresar en la Mutualidad, con lo cual participarán de las vensin crueldades, limitándose a defender sus tajas económicas y de todo orden que ello vidas y a restablecer el orden, no habiéndose significa, y contribuirán, además, a formar maltratado a nadie, ni producido n i n g ú n una gran institución mutua de seguros, que hecho de sangre fría. será por el esfuerzo de todos, una magnífica obra auténticamente sevillana, adminisInformaciones de los d i p u t a d o s trada y regida siempre por los propios asegurados, que no persigue lucro alguno. Los diputados a Cortes recogieron más! La Mutualidad informará, sin compromidetalles de los sucesos por boca de testigos so alguno, a cuantos lo deseen, encargánpresenciales, confirmándose que los hijos de dose de obtener la rescinsión de sus póliIldefonso Coca intervinieron en el movizas con arreglo a la Orden citada, y asegimiento. L o s revolucionarios fueron dueños rará a todos, desde 1. de enero próximo, sn que contará con un magnífico servicio médel pueblo desde las ocho de l a m a ñ a n a hasdico, dirigido por eminente cirujano de Seta las seis de l a tarde del día; 12, dándose villa, y a cargo de prestigiosos especialisel caso de entrar en una tienda de cotas de nv. estra ciudad. mestibles, diciendo al dueño que les facilitaNuestro personal acudirá a domicilio de ra artículos a cuantos llegaran, y dinero, porquien lo requiera, para dar los informes que había triunfado el movimiento revolunecesarios, siendo conveniente que cuanto cionario. N o obstante haber bombardeado l a antes, dentro del mes actual, sean hechas las peticinnes de rescinsión, para lo que se fuerza algunas casas para desalojar, no ha facilitarán oportunos impresos. habido n i n g ú n herido a consecuencia de d i Por C. I. A. MUTUALIDAD SEVILLANA cho procedimiento, pues la Benemérita proD E SEGUROS D E ACCIDENTES D E L curaba no hacer víctimas, y sí sólo obligar TRABAJO, E l Consejo de Aárainisiracióti. a los revolucionarios a entregarse. consiOficinas: Tetuán, 23. -Teléfono 27.553.