Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M I É R C O L E S 20 D E D I C I E M B R E D E 1933. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 19. LA SESIÓN D E AYER E N L A CÁMARA narquía se hundió más qué por el empuje revolucionario, por defección de los partidos y el abandono de las instituciones en que se apoyaba. Fué en aquel momento en que se desataron las pasiones revolucionarias, y, surgimos nosotros. V i m o s el advenimiento del régimen con temor y dolor, pero una vez establecido el hecho, fuimos al acatamiento del Poder público sin ofrecer dificultades. E l señor A L B I Ñ A N A ¿Y por qué no se dijo- eso en l a campaña electoral? E l señor. G I L R O B L E S Ruego al señor Albiñana moderación en sus manifestaciones, que puedan dar lugar a que no él sino fracciones que le siguen, puedan dificultan algo que es perdurable, y que si, faltara, no sería de nuestro grupo la responsabilidad, (Aplausos. P a r a nosotros, los católicos, el Poder viene de Dios, sean cualesquiera las manos que lo encarnen, y desde el primer, momento prestamos nuestro acatamiento, aunque enl nuestras filas hubiera hombres que tuvieraru que recoger su propio corazón, rechazando ataques e insidias ¡de uno u otro campó, pues) hasta del nuestro vinieron los. mordiscos. Cumplimos con los deberes de nuestra conciencia, fieles a nuestro convencimiento. Continuamos en esta actitud hasta en instantes; supremos y dolorosos, que se interpusieron en nuestro camino. Derrotados en casi todas las circunscripciones, vinimos l a vez pasada un puñado de hombres, que, no obstante traíamos el deseo de colaborar, que se puede prestar sin adhesión servil al vencedor, y ¡así, con una oposición noble y desinteresada, buscábase el aplastamiento de las fuerzas de la derecha, empujándonos a l a desesperación y a l a lucha fuera de l a ley, 8 r 1 EL SEÑOR LERROUX LEYÓ AYER E NL A CÁMARA L A DECLARACIÓN MINISTERIAL E l señor G i l R o b l e s ofrece su a p o y o al señor L e r r o u x y expresa su decisión de tomar el P o d e r si fracasan Jos G o b i e r n o s de centro. S i se identifica el concepto de República c o n los de socialismo y sectarismo el pueblo votará contra el régimen- -añade el o r a d o r- M i e n tras tanto, un crédito d e confianza al G o b i e r n o B r e v e intervención del marqués de E s t e l l a E l señor Albiñana, contra el señor Azaña. E l señor Prieto ataca al partido radical p o r gobernar c o n Jos votos de Ja derecha. E l acta del señor Sánchez A l b o r n o z muy discutida. el Parlamento proveerá. L a pa- pública reclama el desarme de l a rebeldía. Así, pues, la libre fabricación de armas y l a lenidad d i A las cuatro y veinticinco abre l a sesión las leyes que permiten su empleo, er. tán clael señor A l b a mando a los deberes del gobernante, que nosL a Cámara presenta el aspecto de los otros hemos de cumplir. S i s e n t í -d k e- -grandes acontecimientos. L a s tribunas de señores diputados, el amor al país, preparaos invitados atestadas, y los escaños totalmente al trabajo, interviniendo urgentemente en a ocupados. elaboración del Presupuesto, que habrá de E l señor Azaña toma asiento por primara proseguir una política de nivelación. HaLrá vez en l a actual legislatura en un escaño i n que acometer otra política del campo, en s mediato n los de los socialistas, a l lado del transportes, en el problema ferrovhrio, etc. señor Bello. que conduzca a l restablecimiento del crédito Los fotógrafos tiran algunas placas. público. P a r a esta obra, no basta un partido, E l banco azul es ocupado por los trece m i ni una clase, sino l a cooperación de todos. nistros. L a política hidráulica, l a de obras públicas E l señor Cambó se halla también presendeben ser ordenadas científicamente, atente, y, según su costumbre tradicional, hace diendo a la urgencia en l a necesidad, sin darecortes y pajaritas de papel. ñar los intereses legítimos. También se p; oU n secretario lee l a designación del nuepone el Gobierno estudiar el problema de vo Gobierno y l a comunicación del presiden- los españoles residentes fuera de E s p? para traer esa inmensa fuerza nacional. E n te de l a República a las Cortes. lo económico, l a reforma agraria tendrá el impulso necesario para que sus beneficios o L a declaración ministerial efectos los sientan los propietarios y los braceros. E n lo militar, recogeremos el espí- jtu E l presidente del C O N S E J O manifiesta reformador de lo legislado, adaptándolo a l a que el Gobierno h a tomado el acuerdo cíe realidad, a fin de buscar simpatías cae se conque se dé cuenta de l a declaración del G o- viertan en adhesiones. E n lo religioso, un bierno por escrito. alto en el camino, con respeto a l a concien E l P R E S I D E N T E no ye ningún inconcia de los ciudadanos, para evit? r un mal c veniente en ello. protesta que pueide causar perturbaciones E l presidente del C O N S E J O sube a la a l a vida del país. Deseamos facilitar paz, tribuna y lee. justicia y trabajo, sin ambición de conserDespués de saludar a l a Cámara, dice q e var el Poder un minuto más de lo necesario. el Gobierno está formado por hombres de buena voluntad, modestos o inmodestos, no E n tal momento es de esperar que se haimporta ¡pero dispuestos al sacrificio. Les brán organizado los dos extremos de la políha traído a l Gobierno l a confianza del presi- tica española: L a izquierda y la. derecha. dente de la República, después de unas d i c Con lo cual todos caminaremos en pro del ciones sincerísimas S u historia prueba su progreso de España. (Aplausos en los radicales. air. or al régimen, a l que viene sirviendo hasta en sus errores. Cada ministro tiene en l a vida pública una Discurso del señor G i l R o b l e s significación, pero muchos en este Gobierno E l señor G I L R O B L E S justifica el dereno tienen otra que l a de liberaos y demócho de prioridad que le lleva a usar de lá ¡cratas, qus quieren reconciliar a todos los e- oañoles. Respetarán l a Constitución v r o palabra en este momento. Dice que la M o se someterán a otra autoridad que l a de as Cortes. Misión de este Gobernó sera restablecer l a paz moral, y l a autoridad y i a ey n i se quebrantarán, n i doblarán en sus m a n í s H a n sufrido hasta el sacrificio por e triunfo de l a República, que no será privilegio para nadie. L a voz en demanda de l a amnist a inicia hoy una importante ret i n o en el Gobierno el, eco de un proyecto de baja, en todos los géneros, ley, pero en estos momentos en que acaban solemnizando las próximas de ocurrir los conocidos atentados el G o bierno, por ahora, no tomará J ¿iniciat -a navidades. de esa amnistía, que habrá de ser condiebnada. reaüzación de modelos de invierno. E l Gobierno corregná situaciot. es c r- i das por algunas leyes, con su pofstad r? íchapíneros, 1 al 9 tnettísffia, y dc- ade este Poder no filcancr. La sesión de ayer tarde 1 Pero no quisimos prestarnos a esa maniobra. Desde el primer momento aceptamos la desgracia con ánimo sereno, rectificando los errores cometidos por las derechas, y, mientras las izquierdas sólo utilizaban sus rencores y sus afanes de venganza, nosotros fuimos a buscar al pueblo, seguros de encontrar en él todos, los factores morales necesarios. (Aplausos. Cien veces nos hemos levantado, en las Constituyentes para anunciar lo que después ha ocurrido, y nuestra voz era acogida despectivamente por los que detentaban el P o der. L a s elecciones del 3 de septiembre fueron el anuncio, claro de lo sucedido. TVÍSI veces se repitió l a prueba. N o puede venir, ahora el coro de despechados a l a Cámara para nublar l a enorme victoria. (M u y bien. Las diversas coaliciones en que hemos ido a l a lucha electoral no nos permiten sacar, más consecuencias sino que el pueblo ha votado ahora no contra el régimen, sino contra lo que significaron las Cortes Constituyentes. ¡A h! pero si no se rectifica, s i se identifica con l a República en el porvenir el socialismo y el sectarismo, no dudéis que, admitida esta hipótesis, el pueblo votará contra l a República, contra el régimen. (Grandes aplausos de Acción Popular, agrarios, monárquicos y extrema derecha. Los momentos actuales no eran propicios para que ejercitáramos una política de i derechas. D e no pensar así, hubiéramos aceptado todas las responsabilidades. Respecto, a l programa, no necesitábamos sino presentar, el contrario al de las Cortes Constituyentes. (M u y bien. E s que creemos, que nuestro espíritu no está preparado para el Poder, pues es preciso dar tiempo a que las pasiones desaparezcan, y no quede deseo de venganza. (M u y bien. Grandes aplausos. Queremos hacer l a obra santa que reclama- España, sin acordarnos de persecuciones, pues en, el momento de nuestra trlória mejor, quisiéramos para nosotros haber sido las víctimas, que no gemir bajo l a acusación de verdugos. (Grandes aplausos. N o queremos contubernios secretos, y por, eso venimos al Parlamenta a hablar en p 2 na Cámara
 // Cambio Nodo4-Sevilla