Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
teria. Sigúese de aquí que el objeto principal de los criaderos es, por el momento, l a venta de animales seleccionados para constituir otros centros de producción, lo que representará durante algunos años, según el propio Beaune, un buen negocio para los primeros criadores. Llegada l a hora de l a venta de pieles, creemos que el mejor sistema es l a reunión de grandes lotes, clasificadas por el tamaño, calidad, etc. esto hecho, habremos de enviarlas a las entidades comerciales o industriales que tengan por finalidad su compra. Desde el momento en que en España haya unos cuantos criadores entusiastas y de buena voluntad, habremos de seguir el alto ejemplo que estamos recibiendo de l a Asociación de Cunicultores. Y con respecto al porvenir de estas explotaciones, que tanto beneficiarán a la economía rural, que, dada l a gran rusticidad del ragondín, su adaptación a todos los climas, la calidad, precio y demanda de su piel, el éxito es seguro. ¿A cómo se pagan las pieles de estos animales? -Depende del tamaño y de la clase, pero el precio corriente de Una piel de mediana calidad es actualmente de 50, 75 y 100 pesetas, llegando a cotizarse hasta a 300. ¿De dónde importaron los primeros para i n i c i a r l a explotación? -D e distintos criaderos franceses. ¿Qué régimen de alimentación y baño les conviene mejor? -L a alimentación de estos animales es como l a del conejo, si bien, en general, come algo menos, y a causa de su temperancia puede suministrársele de una sola vez, a la tarde, por ejemplo, su ración diaria. Come hierba, col, remolacha, zanahoria, lechuga, tubérculos, frutas, cortezas, ramas de árboles, etc. conociéndose en l a brillantez del pelo l a alimentación buena y abundante. L o qué sí necesitan es agua fresca y limpia, siendo preferible agua corriente. Lavan casi siempre en ella sus alimentos, y sus pieles son tanto más pobladas y mejores cuánto más fresca y abundante es el agua de que disfrutan. N o obstante, también se crían en jaulas con bañera, en las que se renueva el agua frecuentemente, y este procedimiento es, a nuestro juicio, el llamado a llevar el ragondín a. todos los corrales, patios y jardines, porque además es un animal que, aunque salvaje, se hace sociable y sé familiariza, sobre todo con las per so- ñas que l o cuidan, hasta el punto de coger el alimento en l a mano del que se lo ofrece, trepar por su cuerpo o permanecer tranquilo en su regazo. E s también muy rústico y soporta bien los transportes. ¿O f r e c e Galicia alguna característica ventajosa para l a aclimatación y cría de estos roedores? -Esta región s. e presta para l a crianza del rag cmdpi por sus aguas, frescas y puras, por l a facilidad de apropiarse alimentos en calidad y economía y por las muchas sombras que son convenientes para evitar l a decoloración de las pieles en las explotaciones al aire libré, pero algunas de estas condiciones, si bien n o en tan alto grado, las reúnen otras regiones españolas. ¿Cuánto vale una pareja de adultos y cuánto puede producir de rendimiento anual? -V a l e de 800 a goo pesetas, y el rendimiento anual depende de l a calidad de los ejemplares y del coste de su alimentación, según el lugar en que se críen. Calculando seis crías por parto (generalmente no baja de cinco y llega hasta ocho) y dos partos por año, (en realidad son cinco partos cada dos años) serán 12 crías anuales, y vendidas a los seis meses solamente a 600 pesetas l a pareja para, reproductores, que á esa edad es cuando empiezan a procrear darían un total de 3.600 pesetas, y, deduciendo de éstas los gastos de alimentación y otros, siempre quedaría un buen margen de utilidad. que esta medida radical ocasiona siempre. Nosotros creemos que en el terreno del aprovechamiento industrial del plátano las LAS CANARIOS Canarias pudieran encontrar una importante válvula de salida y escape. Creemos que en este terreno industrial debe hacerse algo, Industrias derivadas del plátano debe, por lo merics, intentarse algo. Del plátano se pueden obtener- algunos productos Las crecientes dificultades con que tropie- muy estimables, tales como el plátano en za l a venta del plátano en los mercados de conserva y seco, l a harina de plátano, que, Europa, a causa de l a crisis mundial, y l a mezclada con l a de trigo, produce u n pan baja de precios experimentada por el fruto, exquisito de excelentes cualidades; el vino nos ha hecho pensar en una cuestión de i n- de plátano, que se produce en algunos paíterés vital para Canarias, cuya Prensa, si ses dé América; licores de plátano, de delibien la ha apuntado y estudiado de vez en cioso gusto; chocolates y confites. E s cosa vez, no lo ha hecho con el cariño y l a atende hacer un estudio serio de todas éstas, vión grande que en nuestra opinión se meClaro es que no se nos escapan las difirece. N o s referimos a l a posible industriacultades c o n que habría de tropezar esta lización de Canarias, a la posible creación en Canarias de pequeños núcleos industria- industrialización. U n a de ellas, que recordamos ahora, depende del. mism ¿Gobierno les que utilicen en una elaboración indusespañol, que grava los azúcares introducitrial sus productos agrícolas, principalmente dos en Canarias con unos arbitrios ad vae l plátano, y en menor escala el tomate. Como hasta el pasado año todavía alcan- loran injustos, que representan un valor superior por cada cien kilos que el costo zaba el plátano canario un buen precio en de éstos sobre el muelle de L a s Palmas, o los mercados europeos, los canarios, siguienSanta C r u z de Tenerife. C o n las industrias do l a tendencia del camino más fácil y c ó derivadas del plátano, Canarias consumiría modo, se han limitado a exportar sus plátacantidades muy elevadas de azúcar, siendo nos frescos a Europa. Esto nos parece muy por eso su desgravación una medida de gran natural. Tratar de invertir capitales en producciones industriales de resultados econó- necesidad. Otra medida que indudablemente facilitaría el desarrollo de las industrias esta micos dudosos y aleatorios, constituyendo el negocio simple de. lá exportación una fuente también en manos del Gobierno, y. consiste saneada de. ingresos, se hubiese estimado, en, l a resolución definitiva. y rá- pida de, los con razón, como. una locura. Pero ahora, que proyectos de zonas francas en las dos capitales de las dos provincias canarias... las cosas, han variado completamente, qvie Pero ante todo lo que importa es Trae los el negocio de l a exportación no deja l a m i elementos interesados se d e n- c u e n t a c l a r a tad de los beneficios; de antes y que l a condel futuro y tengan l a voluntad- necesaria tracción de los precios llegó a exceder en y l a inteligencia precisa para llegar á a l este mismo verano el tope del. costo normal de producción, y a no, parece descabellada- canzarlo. L a s islas Canarias están hoy amenazadas de ruina y miseria, a causa de esta, esta idea del aprovechamiento industrial del crisis del plátano; -pero los primeros que plátano, para muchos elementos productores no deben dormirse son los propios interedespiertos que hasta estiman. con razón, que todo lo que se haga en éste sentido es una sados, los canarios mismos. Que estudien sus problemas, que les busquen soluciones medida de elemental prudencia y previsión con l a serenidad de las personas razonables, certera. que n i el Gobierno español n i los españoles E n efecto, ya hoy estamos todos de acuerpeninsulares podemos dejar abandonadas a do sobre el hecho inevitable de que el mernuestras hermosas islas. cado francés, que consume actualmente más INTERESES AGRÍCO- 5 1 del 50 por 100 de nuestra producción, corre riesgo cuando las colonias francesas lleguen á bastarse por sí solas para abastecer a su metrópoli. A h o r a bien, perdido este mercado, perdido ya el de. Inglaterra, casi completamente, y á punto de perderse también, el de Alemania por las medidas hitlerianas, ¿qué nos queda, pues? España consume actualmente un 25 por 100 aproximadamente, y, a toda presión y a bajos precios, podrá consumir todo lo más otro 25. por. 100. ¿Qué harán entonces las Canarias con el otro 50 por 100 restante, constituido por unos dos millones doscientos cincuenta, m i l bultos? Sólo caben una de estas tres soluciones: o buscar nuevos mercados de defensa en países pequeños, lo cual debe intentarse, pero que, sin duda, en caso de dar buenos resultados, no podrá en manera alguna absorber ese elevado porcentaje de exportación; o utilizar parte de éste para. algunas elaboraciones industriales derivadas; o substituir el cultivo, con todas las pérdidas y ruinas JOSÉ M A T E O DÍAZ PLAGAS D E L CAMPO Revista agropecuaria. Publicación mensual ilustrada. Suplemento quincenal de mercados. Resolución gratuita de consultas. Número de muestra gratis. Suscripción anual, 18 ptas. C A B A L L E R O D E G R A C I A 24 MOSTELLE eamstituyefit ideal oor- o 5o r unitivo fací? asimilación. FRANCISCO L E A L I N S U A Con este títido acaba de publicar l a Sec- citó tercera de l a Dirección general de Agricultura, al frente de l a cuál se halla el distinguido ingeniero D Francisco Bajo Mateos, u n bien editado volumen con pro- fusión de fotografías, gráficos y cuadrosnuméricos, para divulgar entre los agricultores los beneficios que pueden recibir de los servicios fitopotqlógicos. Detalla este notable trabajo, en el que colaboran prestigiosos agrónomos, los antecedentes legislativos y actividades de aquel servicio. T r a t a también de su organización actual y seguidamente resume las investigaciones y experiencias que ha efectuado. Particularmente interesante resulta l a lectura del resumen estadístico de reconocimiento de productos agrícolas para su exportación a l extranjero, que es l a salvaguardia primordial del comercio exterior de productos agrícolas. Agrios, patatas, frutos secos, plátanos y tomates, son objeto por parte de las Secciones Agronómicas de especial inspección, y l a magnitud de; tal trabajo se pone de manifiesto en l a publicación de referencia. Como apéndice de alto valor documental ofrece las principales disposiciones vigentes sobre plagas, las medidas adoptadas para impedir l a entrada en España de ciertos parásitos, una lista de insectos, hongos y bacterias, contra los que nuestro país demanda especial protección, y un interesante informe sobre la Conferencia Internacional de l a doriphora.