Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 23 D E D I C I E M B R E D E 1933. N U M E R O S U E L T O 10 C E N T S DIARIO I L U S T R A D O A Ñ O VI G E S IMO N O V E N O NUMERO 9.551 AtEDACOION; PRADO D E SAN SEBASTIAN. SUSCRIPCIONES g ANUNCIOS, MUÑOZ OLIVE, CERCANA A TETUAN, SEVILLA La concesión de la amnistía no es precisamente un problema político. Es un anhelo nacional que el país entero desea como único medio de lograr la pacificación de los espíritus. Y o comprenda perfectamente que el Gobierno sienta ciertos escrúpulos para tomar la iniciativa, que las altas responsabilidades que pesan sobre el Sr. Lerroux susciten en su ánimo el temor de que un arranque generoso de las Cortes pueda convertirse en un aliento a la impunidad. Comprendo también que despierte sospechas en ciertos sectores de la Cámara el recordar que la amnistía figuraba como uno de los extremos del programa electoral de la Unión de Derechas. A mí me importa, sin embargo, recordar a los que tal recelo abrigan que, o no leen periódicos, o no se han enterado de que la amnistía ha sido también solicitada en tonos apremiantes por las extremas izquierdas, según ha podido advertir cualquier lector asiduo de la Prensa comunista y sindicalista 1 LA AMNISTÍA LA Y S 1 T U A C ION POLÍTICA PARLAMENTARIA Ante la próxima constitución, del Parlamento se dibujan los grandes problemas políticos que van a discutirse Intensidad política Y para todos pido yo la amnistía: para los de la derecha y para los de la izquierda; para todos los delincuentes políticos. Esa es precisamente la diferencia entre la delincuencia política y la delincuencia común. E l delincuente común (colocándonos prov sionalmente y con un propósito puramente polémico en el terreno de la antropología criminal) es un hombre anormal, inadaptado, en quien predominan los estímulos egoístas sobre los altruistas. E l delincuente político es precisamente lo contrario. es un hombre equivocdo, quizá, noblemente; exaltado por la pasión política, que, sacrificando su egoísmo y su conveniencia privada, se lanza a propagandas revolucionarias o a verdaderas vías de hecho para cambiar y sustituir el régimen político o el régimen social. L a amnistía debe abarcar, pues, a todos los delincuentes políticos que por la derecha o por la izquierda han atacado al régimen republicano. L a amnistía concedida por oportunidad es en los Gobiernos una prueba de fortaleza y es el medio más eficaz de defender un régimen, sembrando gratitudes, que pueden ser luego simpatías y pueden convertirse mañana en adhesión. Pero la amnistía, repito, no puede otorgarse a los que con disfraz de delincuencia política han cometido crímenes vulgares. E l monárquico que ha dado muerte a un agente de la autoridad es un homicida o un asesino. E l sindicalista que ha matado a un guardia civil, o que con motivo, o con ocasión, o con pretexto de reivindicaciones sociales, o de actuaciones revolucionarias, ha cometido un delito común, no deja de ser un criminal, cualesquiera que sean sus ideas políticas: Estos ejemplos demuestran que es fácil distinguir lái delincuencia política de la delincuencia común; que no es imposible graduar la extensión y límites de la amnistía; que na es difícil distinguir el perdón de la impunidad, y que una ley de Amnistía sería más eficaz para defender al Gobierno y al régimen que la célebre ley de Defensa de la República. -ANTONIO R O Y O V I L L A N O V A La información gráfica Sel presente número continúa en la penúltima página. Madrid. Como ocurre frecuentemente, la intensidad política se desplaza del salón de sesiones a los, pasillos, cuando en aquél se plantean asuntos de trámite, y ayer soló se ocupó la Cámara de proclamaciones de diputados, aprobación de actas y discusión de las de Pontevedra. Los. comentarios se refirieron a la situación política y a las dificultades que sur jen y estaban previstas; pero que, de todos modos, retienen la atención expectante de los diputados. En primer término se habló mucho de una comida, a la que habían asistido los señores Lerroux y Martínez Barrios y algunos miembros de la minoría radical, que no se muestran muy conformes con el rumbo actual del Gobierno. No fué posible obtener referencias de lo que se trató en esa comida, pero es posible que durante ella se examinara la situación, y en vista de las cuestioLa minoría Popular Agraria se nes que muy pronto han de solicitar el voto en la Cámara. propone examinar Jos expedientes Constituido el Congreso han de tomar esde importación de trigo extranjero tado parlamentario problemas de giran enAnoche, bajo la presidencia del señor G i l vergadura, y sobre los cuales las opiniones aparecen dispares. Quizá él primero de ellos Robles, se reunió la minoría Popular Agraria. E l objetó principal de la reunión fué essea el de la amnistía. tudiar la constitución dé las Comisiones gesi E l Sr. Royo Villanová tiene el propósito totas provinciales y aprobar diversas fírV de presentar una proposición de ley para muías que llevarán al Gobierno. que el Congreso se pronuncie a favor de esa La minoría acordó que medida política. E l Sr. Royo solicitará las misma lleve, las gestiones el presidente de la ¡con el firmas de los agrarios, de Acción Popular, sin perjuicio de plantear en caso Gobierno, de monárquicos y tradicionalistas y de los el problema en el salón de sesiones. necesario De igual republicanos independientes. Casi simultáun señor neamente con éste se ha de presentar otn modo, la minoría aprobó en laruego del inmeCarrascal, Cámara, asuntó, de importancia. Nos referimos al voto diatamemte que planteará de su constitución, sobre el proparticular que ha de presentar el ex minis- blema de importación de trigos. tro D. Abilio Calderón en el de prórroga del presupuesto. E l Sr. Calderón entiende La comisión de Actas se revota- que, sin mengua de las disposiciones constitucionales, se puede y se debe: legalizar lá y acuerda la capacidad del señor situación del Clero. Es cierto que el presuMacla puesto para estas atenciones termina el día En la tarde de ayer se reunió la comisión 31 de este año. Es decir, que a partir del día primero de enero del próximo año, los sacer- de Actas, y uno de los asuntos que examinó dotes no cobrarán nada del Estado. E l señor fué el de la capacidad del Sí. Maciá. Como Calderón, juzgando que esto envuelve una se sabe, la Comisión tenía acordada ya ia notoria injusticia, porque los sacerdotes- incapacidad del presidente efe la Generalidad crearon su situación personal al amparo de catalana para el cargo de diputado de las Cortes de la República. tina ley civil, se debe, pues, consignar en el Ayer se volvió de este acuerdo y votacapítulo de Clases Pasivas o de Obligacioron unidos socialistas y radicales, excepto nes a extinguir, la cantidad suficiente para abonar a los sacerdotes afectados por la ley el Sr. Pérez Madrigal. votada en las Cortes Constituyentes las dos Comentando lo ocurrido decía el señor terceras, partes de los emolumentos que dis- Royo Villanová que él había, anunciado en putaban. En cambio, todos los sacerdotes la Comisión un voto particular. que hayan ingresado o ingresen después de- -Es verdaderamente curioso lo ocurríla promulgación, de aquella ley. no tendrán d o- -d i j e- Resulta que la; Comisión ha de- relación alguna con el Estado. Claro es ue este voto particular del Sr. Calderón ha de contar con la ayuda de todas las. minorías de derechas y aun de ciertos sectores republicanos que protestaron en aquella ocasión del rigor, con que sé trataron a los miembros del Clero. También, y como derivaciones de acuerdos adoptados por la minoría popular agraria, se han de iniciar en la Cámara dos debates, de importancia, uno sobre política ferroviaria, que desarrollará el Sr. Villalonga, y otro, sobre política triguera e importaciones dé trigos exóticos que se hicieron en los últimos tiempos y que mantendrá el diputado popular agrario Sr. Carrascal. No hay para qué subrayar la importancia de estos dos debates. E n el primero se ha de examinar hasta sus últimas consecuencias el plan de enlaces ferroviarios que empezó a ejecutar el Gobierno republicano- socialista del Sr. -Azara. E n el segundo se estudiarán los quebrantos que para la economía nacional significaren Ciertas disposiciones de don Marcelino Domingo. Por si esto fuera poco, en orden a la trascendencia de la inmediata etapa política, hay que pensar que el Estatuto vasco puede dar lugar a empeñadísimas discusiones, mucho más después de la actitud adoptada por ios Ayuntamientos de Álava, contrarios a la concesión del Estatuto presentado al Gobierno, y el Sr. Royo Villanová se propone examinar las disposiciones del Sr. Barnés en orden al régimen autonómico de la enseñanza en Cataluña. Y hemos de consignar, también que alrededor de las actas obtenidas por D. José Calvo Sotelo se ha de polarizar una empeñada lucha.
 // Cambio Nodo4-Sevilla